domingo, 8 de julio de 2018

Ponderador...



Adenda.- Herramienta para determinar a priori la dificultad deseable de un examen en función de la esperanza de participación de presentados al examen por los diferentes subconjuntos y sus históricos de resultados. En la tabla se presenta un ejemplo para discriminar o separar la primera parte de la distribución más que la segunda en el próximo MIR. ¿Por qué disminuyo a priori la mediana de 126 respuestas netas a 116?

Para tratar de acercarla más que los últimos cuatro años a la dificultad que rebajaría la hombrera que se ve en la gráfica última para tratar de acercarla a la geometría de un arco carpanel.



Arco carpanel

¿Por qué una distribución de resultados del ejercicio de examen en arco carpanel? 

Porque es la que más se aproxima en el reparto de respuestas netas con el reparto de nº de orden.  Es decir, reparte las cargas (resultados en netas) simétricamente. El reparto de los nº de orden, por naturaleza, es siempre normal y simétrico porque van de uno en uno.

¿Qué persigues con eso?

Que la distribución de resultados sea tan simétrica como la de los nº de orden. Es decir, que la media, mediana y moda de las respuestas netas sean el punto central de la distribución como en el arco carpanel, y que el espacio intercuartílico (P75-P25) sea igualmente simétrico.

Y eso ¿cómo se consigue?

Apretando la dificultad del examen fundamentalmente a los que mayor conocimiento tienen. Más para la primera parte de la distribución que para la segunda. Especialmente necesario cuando los que se presentan al examen doblan al nº ofertado de plazas.

Pliego de descargos.- Construir una pregunta difícil y no susceptible de ser anulada es muy difícil. Que además tenga un buen índice de discriminación todavía lo es más. No solo por el concepto adecuado de la pregunta sino por la calidad y equilibrio adecuado de los distractores. 

Esa es la servidumbre de una prueba que un día determinó que se pudiera sacar el cuadernillo del ejercicio por lo examinados y por tanto publicitar el banco de preguntas puestas en exámenes anteriores. Lo que obliga a encargar preguntas y preguntas nuevas para poder poner en el examen al menos la mitad de las mismas. No necesariamente en el año que han sido redactadas y no necesariamente conforme fueron redactadas. 

De las preguntas que presentan conceptos repetidos el examinador dispone del comportamiento histórico de las mismas por parte de los examinados pero de las nuevas no tiene ninguna referencia del mismo.

Aún acertando el 90 % de las preguntas cuyos conceptos ya fueron preguntados, que es mucho, tendrías suficiente para obtener un buen nº de orden, caso de presentarse 2:1, por lo que has de sumar de las nuevas. Pero sin descuidar sumar el 90 % de las repetidas porque cada fallo en esas discrimina más que los de las nuevas.

El examen MIR en realidad no es más difícil. Lo que es más difícil es obtener buen nº de orden con las mismas netas. ¿Por qué?... porque los buenos exámenes se apelotonan cada vez más en los hombros de las distribución. La madre del cordero está en comprender que cada examen de esos, que distan poco unos de otros, se convierte en un nº de orden para elegir que distan la unidad unos de otros. Cuantos más haya en los hombros más echan para atrás a los del tronco.

Construir preguntas de buena calidad y difíciles para que discriminen equitativamente a los notables recién egresados, que son los que han aumentado en mayor proporción y son también los que se sitúan en mayor proporción en los hombros de la distribución, es una tarea de titanes.

En las convocatorias M2009 y M2010, en las que todavía no habían llegado las nuevas hornadas de notables recién egresados, la dificultad que incluyó en el examen el examinador surtió sus efectos pero a partir de las convocatorias siguientes cada vez ha sido más difícil conseguirlo. Especialmente en las cinco últimas. La última, en color fucsia, ha conseguido retroceder la mediana en 10 netas, que es mucho, pero se quedó corta. Aún así mejoró los nº de orden con las mismas netas que el año anterior. El año del tsunami en los nº de orden.


No hay comentarios:

Publicar un comentario