lunes, 25 de julio de 2016

La prueba del nueve del "huevo de Colón"...


... o lo que es lo mismo... tratando de buscar una aproximación cuantitativa a las consecuencias de adelantar el examen... con un "cuasi-experimento" de "exámenes paralelos"... vamos a ello...


La prueba cuantitativa del "cuasi-experimento" de "exámenes paralelos"...

y debajo la "rematadera1" y la "rematadera2" de la prueba gráfica de los resultados del "cuasi-experimento" para que "entre por los ojos". 

Están elegidas "adrede" las del examen de la convocatoria 2013/2014 por "cantar" que ha sido el de mayor "calidad" de los últimos siete años para discriminar entre los diferentes subconjuntos de examinados que se presentaron en esa convocatoria. "Canto" que ya se había adelantado con otros parámetros calculados y publicados en el blog en su día.


La medición al inicio de la preparación


La medición al final de la preparación

Adenda a los resultados del "cuasi-experimento".-

De como la preparación y entrenamiento del formato promedia la dificultad de las preguntas del mismo y mejora la discriminación no solo en sus valores absolutos y relativos sino también en la correlación de ambas variables.

Corolario final.- 

¿Qué tal si hacemos el análisis métrico (al menos la TCT primero y la TRI después) de toda la población?... ¿nos atrevemos?... medir para conocer... medir para mejorar...

¿Cómo sería si después de hacerlo con toda la población lo hacemos por subconjuntos, saldría lo mismo para el "grupo control o testigo" que para el resto? 

Decanos, si os ponéis de acuerdo los interesados para hacer un "chiquiMIR" para entrar en Medicina, primero tendréis que decidir un formato eficiente y posible, así que me temo que sería un examen tipo test. No es quedará más remedio que medir para conocer y medir para mejorar. No hay otro camino posible. Mira por donde así son las cosas. No hay nada mejor para integrar a alguien que aquella que le obliga a recorrer el camino.

El "grupo control o testigo", recién egresados en universidades españolas que se presentan al examen en la convocatoria de su curso final...


... al hilo del "grupo control o testigo" y su cuantificación esperada para este año (5.819 dato estimado por un servidor)...

Por primera vez en la historia del MIR llevaremos tres años en que el "grupo control o testigo" ande rozando el 50 % de los que se presentan al examen... nunca en su historia llegó a ese %.

La convocatoria pasada fueron 5.541 según el MSSSI, es decir, el 49,35 % entre 11.227 examinados.

La anterior fueron 5.224 según el MSSSI, es decir, el 51,01 % entre 10.241 examinados.

Esto es así por primera vez en la historia del MIR, siempre fue menor por dar opción a presentarse a todos los médicos generales de promociones anteriores hasta las doble convocatoria del 2000.

Eso pilló desprevenidos a los responsables de adaptar el numerus clausus a la nueva situación que coincidió además con los años de alegrías del boom económico y demográfico.

Cuando hablo de "grupo control o testigo" me refiero a grupo "normativo", no en el sentido de legislar específicamente sobre el mismo, sino de "normativizar" sus referencias estadísticas. ¿por qué?

Por hacer "norma" el referenciar los análisis de la prueba a este dato al margen del resto de subconjuntos, ya que de lo contrario el resto de referencias nos "engañan" a todos.

El MIR "esconde" muchos MIRes y el "grupo control o testigo" ya supone el 50 % de examinados.

domingo, 24 de julio de 2016

Reflexiones al hilo del artículo de la entrada anterior...

Índice de cuestiones que se proponen para la reflexión

1.- El procedimiento del conocimiento en general

1.1.- El conocimiento por procedimientos deductivos

1.2.- El conocimiento por procedimientos inductivos

2.- La naturaleza de la prueba

2.1.- Acreditar u ordenar. Consecuencias derivadas de su naturaleza.

3.- La organización y gestión de la prueba, una derivación de su naturaleza.

3.1.- La Comisión Calificadora, composición y funciones.

3.2.- Los técnicos de la prueba como instrumento profesionalizado al servicio de la C.C.

3.3.- El instrumento de medida y su adecuación a la naturaleza de la prueba.

3.4.- El qué medir, el cómo medir, el resultado de la medición.

4.- El examen al examen. Consumo interno y externo. Antecedentes conocidos.

4.1.- El análisis del qué medir. Su origen, el contenido académico los programas de formación de las diferentes facultades de Medicina. El contenido de las preguntas y su adecuación a la naturaleza de la prueba.

4.2.- El análisis del cómo medir. El contenido formal de la redacción de las preguntas y de las respuestas y su adecuación a la naturaleza de la prueba.

4.3.- El análisis de los resultados y su adecuación a la naturaleza de la prueba.

5.- El artículo referenciado como análisis de los resultados anonimizados de las preguntas del examen y del conjunto del examen, a través del análisis de una muestra de corrección postMIR.

5.1.- El sesgo de corrección de las muestras de corrección postMIR.

6.- El análisis del resultado de las preguntas y la necesidad de extenderlo al total de las preguntas, anuladas y no anuladas, y al total de los examinados como superación del sesgo de corrección postMIR.

6.1.- El análisis de la dificultad de las preguntas

La dificultad es una medida de proporción del conocimiento general y convenimos en su adaptación específica a la prueba con una escala que va de -0,33 a 1,00. Aquellas preguntas que no acierta ninguno de los examinados obtendrían un índice de dificultad de -0,33 y aquellas que aciertan todos obtendrían un índice de dificultad de +1,00. Decimos que esta escala está adaptada a la prueba porque la prueba puntúa con 1,00 a las preguntas acertadas y con -0,33 a las falladas. Obviamente las preguntas que acierten todos no aportan nada al examen e igualmente al revés. Entre los dos extremos de la escala se moverán todas las preguntas cuyo promedio determinará la dificultad del examen. La capacidad para medir el rasgo latente tiene que ver con la calibración previa de la dificultad de las preguntas del examen.

6.2.- El análisis de la discriminación de las preguntas

Como la prueba mide el rasgo latente del conocimiento general convenimos en que la probabilidad general de acertar una pregunta se correlacionará con la medición del conocimiento general mostrado en el resto de preguntas, y ello será la causa de la discriminación de los que más conocimiento han mostrado respecto de los que menos, y por tanto causa de su ordenación.

Del párrafo anterior se deduce que mediremos la discriminación con un coeficiente de correlación adaptado a la especificidad de la prueba, es decir, de la correlación existente entre una variable dicotómica, la pregunta a estudiar que se acierta o se falla, con una variable cuantitativa, el resto de preguntas falladas y/o acertadas en su valor ponderado.

La escala de la discriminación irá desde valores negativos a valores positivos. Los valores negativos serán sensores avisadoras para su propuesta de anulación por no adecuarse a la naturaleza de la prueba. Los valores positivos pero cercanos a 0,0 serán sensores que nos indicarán la conveniencia de estudiar otras variables de la pregunta como la correlación con el índice de dificultad y en función de ese ese y otros parámetros decidir sobre la conveniencia de su anulación. Entre los dos extremos de la escala se moverán todas las preguntas cuyo promedio determinará la discriminación del examen. La capacidad para discriminar de las preguntas del examen tiene que ver con la calibración previa de la discriminación de las preguntas del examen.

7.- El análisis del resultado del examen como promedio del resultado de las preguntas. La teoría de los grandes números y el porqué de la necesidad de realizar el análisis al examen desde los resultados de las preguntas y no desde el resultado final del examen.

8.- El porqué del análisis del resultado de las preguntas. La necesidad de presentar y justificar una propuesta de anulación de las preguntas inservibles para ordenar mejor a los examinados en el proceso de ordenación teniendo en cuenta la naturaleza de la prueba.

9.- Reflexiones sobre la dificultad y la discriminación de las preguntas del examen

9.1.- La naturaleza de la dificultad como proporción y la naturaleza de la discriminación como correlación. Su dependencia de la calibración previa de las preguntas por parte del examinador, y su dependencia posterior según el conocimiento de los examinados.

9.2.- Los instrumentos de medida de la dificultad y discriminación. La teoría clásica de los test (TCT) y la teoría de respuesta al ítem (TRI)

9.3.- De la conveniencia de conocer los resultados de medición de esas variables a lo largo del proceso de preparación y del examen final. Reflexiones sobre sus diferencias. Aproximación a la medición de la puntuación verdadera de los examinados a través del instrumento de medida. Reflexiones sobre la variabilidad de los resultados de medición, la aleatoriedad, y la puntuación verdadera. Errores de medición debidos al instrumento de medida y errores de medición debidos a la aleatoriedad. Acotado y disminución de los mismos.

9.4.- La TCT y la TRI como instrumentos de mejora del banco de preguntas del examen. La caracterización de las preguntas como instrumento de calibración de las mismas. El acotado de la dificultad y la discriminación de las preguntas del examen como instrumento necesario y conveniente de adaptación a la frontera del conocimiento de los examinados. La frontera del conocimiento de los examinados como pendiente máxima de la función de probabilidad de cada pregunta. La pendiente máxima de la función de probabilidad de cada pregunta como función de información de la pregunta. La función de información del examen como resultante promedio de las funciones de información de cada pregunta del examen. La propuesta de preguntas anulables una cuestión de correlación entre variables. Preguntas de dificultad y facilidad extrema, discriminaciones negativas, y pendientes negativas de la función de probabilidad. La correlación entre la probabilidad de acertar una pregunta y el resultado obtenido en el resto de preguntas. La calidad de una pregunta en función de esa correlación.

10.- Reflexiones sobre la libre concurrencia y los diferentes subconjuntos de partícipes. Su influencia en el resultado de la prueba y en el análisis de la misma.

10.1.- El grupo control o testigo, que el imaginario popular contempla como grupo normativo sin serlo, los recién egresados de universidades españolas que se presentan al examen en la convocatoria de su curso final. Su historia y la necesidad de su cuantificación y del análisis de sus resultados como instrumento de referencia para la medición de la dificultad y discriminación del examen a través del análisis de sus preguntas por subconjuntos de examinados.

10.2.- El resto de subconjuntos que se presentan al examen.

10.3.- El porqué del análisis por subconjuntos, variables predictoras de comportamiento y nº de orden.

11.- Reflexiones finales 

Las servidumbres de la prueba. Evolución histórica de la demanda procedente de las universidades españolas, subconjuntos y causas de su cuantificación. Las consecuencias de la evolución de la demanda de las universidades españolas sobre la demanda total. Las modulaciones, anteriores y posteriores al examen, como un intento de solución para adecuar la demanda de los diferentes subconjuntos de partícipes a la oferta. La cuantificación del grupo control o testigo, y su seguimiento, como instrumento para intentar acercarse al equilibrio entre la oferta de plazas de formación y la demanda procedente de las universidades españolas. Las ventajas de que sea el MSSSI el tenedor y garante de ese dato y su medición. La bondad y/o maldad de la oferta de plazas de formación como instrumento de medición de las necesidades de especialistas en el mercado laboral de la profesión médica. Población y renta disponible como instrumentos de medición de las necesidades de médicos. La coincidencia o no de las pendientes del aumento de la población y de la renta disponible en España con las pendientes del aumento y/o disminución de la oferta de plazas de formación especializada.

jueves, 21 de julio de 2016

El examen al examen MIR 2015/2016...



FEM 2016; 19 (04): 217-226
El examen al examen MIR 2015. Aproximación a la validez estructural a través de la teoría clásica de los tests
J. BaladrónJ. CurbeloF. Sánchez-LasherasJ.M. Romeo-LadreroT. VillacampaA. Fernández-Somoano
Descargar PDF

PD.- Artículo dedicado a todos los examinados anonimizados que forman parte de la muestra de la población que corrigió el examen en los servicios postMIR. A la espera de los datos de toda la población de examinados (11.227) para que los resultados del examen al examen tengan la consistencia de los datos de pertenecer a toda la población examinada, evitando así el sesgo de corrección.

martes, 12 de julio de 2016

Las notas de corte de Medicina, curso 2016/2017...




Si estás interesado en entrar en Medicina puedes obtener información sobre el proceso de admisión, notas de corte y matriculación en el  foro casimedicos. También aquí


Actualizada a 25/07/2016
Primeros y sucesivos cortes del proceso, diferencias entre el primero y último conocido 


Los primeros cortes, y sus diferencias, últimos siete años


Los últimos cortes y sus diferencias, últimos seis años, el actual queda pendiente


El resumen de los seis últimos años y sus estadísticos.
Diferencias entre primeros y últimos cortes.

Adenda.- La multiinscripción en el distrito de referencia, y en aquellos otros con menor nota de corte que la de referencia personal el curso anterior, hace que el Sistema de admisión y matriculación funcione casi como si de un conjunto de vasos comunicantes se tratara, lo que lleva a que suban más las notas de corte de la cola del Sistema o "cortes finales" que las de cabeza siguiendo la curva asintótica de rendimiento académico.

Sistema que al no funcionar con una lista única de inscripción prevalente hace que haya que casar la oferta y la demanda de forma individual en cada distrito universitario o incluso en algunos casos en cada facultad. 

Los distritos no se comunican entre sí por sus bases de datos, haciendo que los vasos comunicantes funcionen tan lentos que la casación de la oferta y demanda, para los que no logran matricularse en julio y septiembre, dure hasta diciembre en algún caso. Una parte de la demanda casa cuando las clases ya han comenzado con lo que eso significa de responsabilidad.

Debido a ello algunos distritos, para adelantar su cierre de matrícula a tiempo, aplican un índice de caída empírico mayor o menor según sea su atrevimiento a pillarse los dedos por tener que admitir a más demanda que oferta. Es decir, llaman a más interesados que plazas en el primer llamamiento por tener la certeza de que una parte de su demanda, por el fenómeno de la multiinscripción, encontrará plaza en otros distritos de mayor preferencia. No todos aplican índice de caída no todos lo hacen en el mismo grado.

Este es el máximo ejemplo de modernidad, y es mucho, que algunas universidades españolas han desarrollado en lugar de llegar a acuerdos con el resto de distritos en su mal entendida autonomía. En el intento de llegar a acuerdos todo el mundo se llama a andana. No es difícil señalar a los responsables últimos, MECD, CCAA, CRUE, Rectores, Decanos y CEEM. Entre todos la tenían y ella sola se murió.

Sí sí, todos vosotros que os rebotáis la pelota un año y otro diciendo yo dije esto, lo otro y lo de más allá, a mí que me registren. Un año más con la misma cantinela.

Total que lo que querrían evitar unos y otros aunque no lo digan no lo consiguen. Una vez más el sur inicia su camino hacia el norte. Un camino de ida y de vuelta para una parte de la multiinscripción desde el distrito multiinscrito hacia el distrito de su mayor preferencia u otros intermedios, otra parte no podrá o no querrá volver y por fin otra morirá en el empeño. Otros marcharán al extranjero a cumplir el sueño y de ellos unos volverán antes de terminar por alguna de las múltiples gateras y otros volverán cuando terminen con motivo de hacer el MIR. Todo sistema de presión encuentra sus válvulas de escape.

Un comportamiento repetitivo un año y otro. Así se casa la oferta y la demanda en el Sistema. A pedal. Felicidades a los responsables, que por supuesto no se sentirán como tales, y así dormirán tranquilos echando la culpa a otros. 



Dos ejemplos de numerus clausus, matrícula efectiva, y demanda en 1ª opción

domingo, 10 de julio de 2016

¿Compensa preparar el examen?...


La nube de puntos azules del zócalo de la tabla representa la desviación típica de los resultados de los simulacros durante la preparación y entrenamiento incluido el examen MIR como último simulacro. Es consecuencia de la variabilidad más la aleatoriedad. La suma de ambas es la incertidumbre en la que se maneja la expresión del conocimiento durante la preparación y el día del examen. La incertidumbre es contestar dudando. La expresión del conocimiento general se realiza el día del simulacro y el día del examen. Ese es el rasgo latente que se juzga. Tiene como fin ordenar a los aspirantes de forma prevalente para elegir especialidad y centro de formación entre las y los que se ofertan. Esa ordenación se produce con "normas" contenidas en las Bases de la convocatoria. Las facultades de Medicina han debido decidir previamente con "criterio" quien reúne los conocimientos y habilidades mínimas para ser facultado como médico. El "criterio" es un mínimo de conocimientos y habilidades generales establecido previamente que se debe de superar.

................................................................


MIR 2015/2016


MIR 2015/2016

Algún día, los que pintan bastos en las pruebas, se verán obligados a desagregar los resultados del "grupo control o testigo" como referencia matriz de la prueba. Independientemente de que la pruebas sean de libre concurrencia y solo haya un listado de oferta de plazas, solo un examen, solo una lista de resultados y de nº de orden, y solo un único llamamiento en función del nº de orden para los Actos de Asignación de Plazas. 

Hoy por hoy es el "grupo control o testigo" el que justifica la prueba. La misma nada tiene que ver con las pruebas hasta la convocatoria del año 2.000. No se trata solo de desagregar los resultados de los que se presentan como españoles (8.442) de los que se presentan como extranjeros (2.785). No, no es suficiente con eso para tener conocimiento de los resultados de la prueba y sus causas. 

Si se quiere tener conocimiento de los resultados de la prueba y de sus causas, se hace necesario desagregar los resultados más característicos del subconjunto principal, no solo por el número sino por sus circunstancias, el "grupo control o testigo", que son los recién egresados de universidades españolas que se presentan en la convocatoria del año en que finalizan el grado y por tanto su promoción. En el último MIR (5.541 en la gráfica + 1.114 de la promoción anterior + 1.346 de promociones anteriores + 441 que son egresados en universidades extranjeras de los que la mayoría, supuestamente, son latinos con doble nacionalidad)

Esta propuesta, si se quiere tomar así, está justificada por el contenido de las tablas de la entrada anterior. Tablas que han sido publicadas por el propio MSSSI en el apartado correspondiente de la página web de la convocatoria, Resumen general de la convocatoria.

Si se cumpliera con la propuesta podríamos ver el gradiente de la correlación entre la "mochila de partida" (baremo académico y su significado, edad, y universidad de procedencia), además del resultado en los diferentes subconjuntos de los presentados como españoles. 

Desagregar el "grupo de control o testigo" permitiría centrar el foco de atención en el mismo, quedando claro para los medios y los interesados cuantos son los recién egresados en universidades españolas que se presentan al MIR, sin menoscabar la libre concurrencia de otros subconjuntos. Incluso sus estadísticos serían la referencia clave para el examinador. 

Además permitiría disponer de mayor y mejor información para que todos los interesados en la prueba pudieran tomar decisiones, con mayor y mejor criterio, y menor incertidumbre.



MIR 2015/2016

sábado, 9 de julio de 2016

La libre concurrencia en el MIR, por procedencia y edad...

... para desmitificar y aclarar ante los medios e interesados que todos los que se presentan al MIR cada año no son recién egresados de universidades españolas, a los que denomino "grupo control o testigo", que conviene desagregar para cualquier tipo de referencia, sea de número de presentados o sea de resultado de examen y nº de orden. 

Es decir, no llega a la mitad de presentados al MIR cada año los que son recién egresados de las universidades españolas. 

He aquí los datos publicados por el MSSSI con posterioridad a la realización de la prueba para general y especial conocimiento de unos y otros. Medios, interesados y  especialmente aquellos que difunden otras cifras al tun tun.


En el MIR 2015/2016 el "grupo control o testigo", recién egresados de universidades españolas presentados al MIR en la convocatoria de su último curso, fue de 5.541 presentados para 6.097 plazas ofertadas (una ratio de 0,91 por plaza). El total presentado entre repetidores, recirculantes, especialistas y extranjeros fue de 11.226 (una ratio de 1,84 por plaza). 

Si dividimos el "grupo control o testigo" por edad vemos que los menores de 25 años (4.017), a curso por año, su afección por la nota de corte fue del 0,8% y en el resto del "grupo control o testigo" (5.541-4.017=1.524) la afección de la nota de corte fue del 8,2%. La media de esas dos afecciones fue del 4,1%, frente a la del resto de tramos de edad superiores mucho mayor.

En el curso 2009/2010 correspondiente a la promoción 2009/2015 se matricularon en las facultades de Medicina españolas 6.487 alumnos, dato publicado por el MECD, con un numerus clausus de 6.229 plazas (+258 + 4,14%). 

Si restamos de 6.487 de matrícula efectiva 5.541 recién egresados presentados, "grupo control o testigo", tenemos una diferencia de 946 con los matriculados en primer curso que supone el 14,58 % menos. En esos parámetros estarían englobadas las bajas y altas a lo largo de la carrera, los que no terminaron el último curso a tiempo de inscribirse al MIR, y los que decidieron no presentarse al MIR en su curso por la causa que fuera.


En los 1.114 egresados en el curso anterior que se presentaron estarían incluidos algunos de los que no se presentaron en su curso, repetidores que no eligieron plaza, y repetidores que habiendo elegido renunciaron a la plaza, por la causa que fuera, para poder presentarse por segunda vez. 


En el MIR 2014/2015 el "grupo control o testigo", recién egresados de universidades españolas presentados al MIR en la convocatoria de su último curso, fue de 5.224 presentados para 6.079 plazas ofertadas (una ratio de 0,86 por plaza). El total presentado entre repetidores, recirculantes, especialistas y extranjeros fue de 10.799 presentados (ratio 1,78 por plaza).

Si dividimos el "grupo control o testigo" por edad vemos que los menores de 25 años (3.660), a curso por año, su afección por la nota de corte fue del 1,7% y en el resto del "grupo control o testigo" (5.224-3.660=1.564) la afección de la nota de corte fue del 9,5%. La media de esas dos afecciones fue del 5%, frente a la del resto de tramos de edad superiores mucho mayor.

En el curso 2008/2009 correspondiente a la promoción 2008/2014 tuvo un numerus clausus de 5.791 plazas desconociendo la matrícula efectiva en las facultades de Medicina españolas. Si estimamos igual que en el siguiente (+4,14%) hubiera sido de 6.031 alumnos frente a un "grupo control o testigo" presentado a su MIR de 5.224 que suponen 807 menos, que correspondería con el 13,38% menos. En esos parámetros estarían englobadas las bajas y altas a lo largo de la carrera, los que no terminaron el último curso a tiempo de inscribirse al MIR, y los que decidieron no presentarse al MIR en su curso por la causa que fuera.

En los 654 egresados en el curso anterior que se presentaron estarían incluidos algunos de los que no se presentaron en su curso, repetidores que no eligieron plaza, y repetidores que habiendo elegido renunciaron a la plaza, por la causa que fuera, para poder presentarse por segunda vez. 

..............................................................................................................

El curso anterior 2007/2008 el numerus clausus fue de 5.032 y la matrícula efectiva fue de 5.198 alumnos. Se presentaron al MIR 2013/2014 un "grupo de control o testigo" sin determinar oficialmente por el MSSSI de la promoción 2007/2013 en libre concurrencia con otros médicos hasta un total de 10.241 procedentes de universidades españolas y extranjeras. 

El curso anterior 2006/2007 el numerus clausus fue de 4.726 y la matrícula efectiva fue de 4.910 alumnos. Se presentaron al MIR 2012/2013 un "grupo de control o testigo" sin determinar oficialmente por el MSSSI de la promoción 2007/2013 en libre concurrencia con otros médicos hasta un total de 11.771 procedentes de universidades españolas y extranjeras.

El curso anterior 2005/2006 el numerus clausus fue de 4.343 y la matrícula efectiva fue de 4.638 alumnos. Se presentaron al MIR 2011/2012 un "grupo de control o testigo" sin determinar oficialmente por el MSSSI de la promoción 2007/2013 en libre concurrencia con otros médicos hasta un total de 11.906 procedentes de universidades españolas y extranjeras.

El curso anterior 2004/2005 el numerus clausus fue de 4.343 y la matrícula efectiva fue de 4.464 alumnos. Se presentaron al MIR 2010/2011 un "grupo de control o testigo" sin determinar oficialmente por el MSSSI de la promoción 2007/2013 en libre concurrencia con otros médicos hasta un total de 11.625 procedentes de universidades españolas y extranjeras.

El curso anterior 2003/2004 el numerus clausus fue de 4.359 y la matrícula efectiva fue de 4.483 alumnos. Se presentaron al MIR 2009/2010 un "grupo de control o testigo" sin determinar oficialmente por el MSSSI de la promoción 2007/2013 en libre concurrencia con otros médicos hasta un total de 11.436 procedentes de universidades españolas y extranjeras.

viernes, 8 de julio de 2016

Los efectos del cambio de base del baremo en la prueba...








Adenda de conclusiones.- 

A título general cuanto más bajo sea el baremo académico mayor será el % de ganancia en la prueba con el cambio de base que proponen los decanos y el CEEM.

A título particular cuanto peor sea el examen y más bajo el baremo académico mayor será el % de ganancia con el cambio de base que proponen los decanos y el CEEM.

Los efectos serían, al igual que el cambio de 5 opciones a 4 manteniendo el valor de las acertadas y de las falladas, en detrimento de la variable discriminación. 

Siendo mayor la subida en la cola de la distribución de los resultados finales que en el centro y en el centro mayor que en el tronco y en el tronco mayor que en los hombros.

Téngase en cuenta que he repartido el valor del examen siguiendo un gradiente de probabilidad general, en función de la correlación existente entre baremo y resultado, y no los posibles valores de examen individuales en los que habría que calcular el efecto para cada caso.

Si hubiera mantenido constante el valor del examen en los seis ejemplos los % de mejora todavía serían mayores, tanto más cuanto más bajo fuera el baremo académico.

Simulación anticipada 2...

... de las fases del procedimiento selectivo de la prueba MIR 2016/2017 para el acceso a plazas de formación sanitaria especializada de médicos internos residentes, a partir de los datos de la simulación anticipada 1 anterior...


1ª Simulación anticipada (08/07/2016) de las fases de la prueba MIR 2016/2017


Las fases del procedimiento del año anterior para comparar

martes, 5 de julio de 2016

Simulación anticipada 1...

... del resultado del proceso de selección de las próximas pruebas de formación sanitaria especializada...


Adenda a la tabla.-

La tabla está compuesta de dos cuerpos. El cuerpo inferior contiene los datos de todo el proceso de las pruebas de selección del procedimiento administrativo del año pasado 2015/2016.

El cuerpo superior es un "ceteris paribus" del inferior con los siguientes convenios:

1.- En lo referido a la columna Plazas, tintada en gris, los datos son un intento de simulación aproximada de la oferta desagrada por profesiones de la oferta total filtrada de las propuesta de las CCAA y algún dato filtrado por la prensa a cachos por especialidad.

2.- En lo referido a la columna Pliego, tintada en marrón claro, son la simulación que el propio MSSSI se ve obligado a hacer con antelación para poder gestionar las pruebas. Tanto para contratar los trabajos externos de parte del proceso, como para gestionar los internos hasta que se produzca el listado de inscritos a las mismas.

3.- El ceteris paribus realizado significa que he mantenido constantes todas las variables en el caso del resto de profesiones manteniendo incluso el nº de inscritos a pesar del ajuste realizado por el MSSSI, a la baja en el Pliego, de la inscripción probable.

En el caso de Medicina no ha sido así respecto de los probables inscritos, pero sí manteniendo el resto de variables constantes. El propio MSSSI entiende, en el Pliego, que aumentará la demanda, pero entiendo que ese ajuste contiene, por un lado la desviación que hubo el año pasado y por otro el aumento esperado para este año de recién egresados respecto del anterior (+ 310; que se quedaría en + 278 presentados al examen). Ver 2ª tabla de la entrada.

Así pues he simulado a mi aire una cifra de 13.350 inscritos (+ 310 recién egresados que el curso anterior + 106 otros = + 416 inscritos más, dato derivado) y a partir de ella mantengo constantes el resto de variables, como si el proceso se fuera a comportar igual que el año anterior, para poder comparar el uno con el otro. Igual igual será difícil que se comporte aunque lo pretendiera el examinador. 

Reproducir literalmente un comportamiento puede ser un deseo pero la realidad siempre encuentra matices para diferenciarse dentro de unos intervalos. Por ejemplo la pirita cristaliza en forma de cubo sin embargo en la realidad veremos formas así o incluso menos puras:




La ventaja es que la realidad la podemos modelar, en eso consiste simular, reproducir comportamientos que se aproximarán a la realidad sin llegar a ser exactamente igual.

PD.- En el MIR, como en la vida, todo es posible pero no igualmente probable. 

Con la simulación he jugado a aproximarme alrededor de la diana, puntuación verdadera o esperanza matemática, de lo que previsiblemente ocurriría si tiro muchas veces con el arco. Ver la entrada Fluir

El MIR es el resultado de un conjunto de comportamientos, el primero de ellos la mochila que traen más o menos cargada los aspirantes del paso por sus facultades, ahí consta no solo lo que les han enseñado sino lo que ellos han aprovechado por su capacidad, por su actitud y hábito de estudio, en definitiva por su capacidad y esfuerzo. Aquellos que piensan que esa mochila la han cargado otros les recomiendo que repasen lo que dice la ley de los grandes números.

En el MIR la correlación entre baremo y resultado del examen no es absoluta porque existe mucho ruido de fondo, es decir, otras variables que perturban esa correlación, y esa es la causa y no otra de que no se pueda ordenar por baremo académico y mantener esa ordenación de por vida. Si se pudiera mantener las pruebas serían un despilfarro de tiempo y dinero, tal y como se puede ver en la gráfica de abajo.

Después del comportamiento previo de los aspirantes, que denomino mochila, está el comportamiento del examinador, que ya tendrá pergeñado el examen próximo. Ese comportamiento es la clave de la esperanza matemática del resto de comportamientos. Si fuera un veleta, si se comportara como una veleta se irían al traste las pruebas. Así de sencillo. 

Además esa es la característica más genuina de las pruebas, ese comportamiento se ha adaptado como un guante a la naturaleza de la materia a evaluar para que no haga falta temario. La contrapartida es que aproximadamente la mitad de los conceptos generales, que no el texto de las preguntas, se repetirán. La otra mitad serán conceptos y preguntas nuevos debido a la amplitud y cambios permanentes en la materia y a un deseo de comportamiento necesario para conseguir discriminar, separar, a la diezmilésima entre más de 10.000 presentados al examen. Aún así se dan 20-30-40 empates por intervalo decimal de respuestas netas que los méritos académicos se encargan desempatar.

Ese comportamiento genuino de las pruebas, a las cuales se han de adaptar los examinadores para conseguir ese comportamiento, lo facilita la amplia base de datos de preguntas ya calibradas, y otras encargadas sin calibrar. La tarea del examinador será decidir y elaborar las unas y las otras para conseguir el propósito de las pruebas, que no es otro que ordenar para elegir plaza a los aspirantes en libre concurrencia- Este año aproximadamente la mitad serán recién egresados. Una mitad de la otra mitad aproximadamente serán repetidores y recirculantes, tal vez también por mitades, y la otra mitad aproximadamente será demanda extranjera, de ella la mitad aproximadamente estará afectada por el cupo y la otra mitad no. 

El arte del examinador es calibrar las preguntas nuevas y darles forma definitiva, además de redactar de nuevo las ya calibradas por los resultados que tuvieron en pruebas anteriores.

Los otros dos comportamientos no son menos importantes, el de los preparadores y el de los preparandos. Estos dos comportamientos son dos adaptaciones, el primero se ha de adaptar al del examinador y el segundo al de los preparadores. Al final cada uno recibe su parte como esperanza matemática acogida a la ley de los grandes números que es la que gobierna todo el proceso. La variabilidad de los resultados depende fundamentalmente de la actitud y del control emocional de los preparandos. La aleatoriedad se reduce tanto más cuanto más se mantiene a raya el conjunto de circunstancias personales, horarias y diarias, que influyen negativamente en la preparación.

Por último hacer hincapié en el entrenamiento necesario por el formato de la prueba. Leer, comprender, subrayar lo destacable, y contestar generalmente con incertidumbre, a pregunta por minuto. Anotar en libreta los fallos  y repasarlos diariamente hasta que los taches por pasar a ser acertados. Priorizar las materias más preguntadas frente a las menos preguntadas, priorizar lo que no se sabe frente a lo que se sabe, aumentar la velocidad de respuesta de las preguntas, reproducir las mismas condiciones que el examen. Una carrera de fondo de siete meses que hace que el conjunto de comportamientos convenga al conjunto de interesados. 



sábado, 2 de julio de 2016

Simulación de la oferta de plazas...



Adenda a la tabla.- Quince años de realidad y uno de ilusión por confirmar. 

La he elaborado de madrugada el día de mi cumpleaños y la subo por un comentario recibido en otra entrada en el que me preguntaban la oferta por especialidades. 

No están confirmadas las plazas de ninguna especialidad salvo las de Escuela que serán, tal y como aparecen en la tabla, cero (0) por segundo año consecutivo. 

Del resto unas cifras pueden ser mas creíbles que otras. La lista en la que aparecen está por ahí rondando pero no ha caído en mis manos.

Supongo que quien ha dejado una prueba de que la tiene irá soltando la información poco a poco, con cuentagotas, así le dará para muchos días. Así son las cosas y me ahorro el calificativo. En cuanto tenga acceso a la propuesta de las CCAA la retocaré.

Es vergonzoso que en este país la información pública no se distribuya públicamente, y no solo eso sino que quien tiene acceso a la misma la oculta, y peor aún, la oculta torticeramente. Por ejemplo, ¿saben los decanos cuántos alumnos se gradúan cada año en sus facultades?, ¿vds qué creen?, ¿por qué en las noticias de los actos de graduación de la mayoría de las facultades no figuran los que se gradúan?, ¿acaso no podrían publicarlo en esas mismas noticias?, ¿por qué no lo hacen?, ¿por qué luego dicen que salen 7.000 graduados para justificar el "tijeretazo" al numerus clausus del que andan obsesionados?

¿Tampoco saben cuántos recién egresados en sus facultades se presentaron al examen MIR?

Según el MSSSI el año pasado fueron 5.541 (-1.459) y el anterior 5.224 (-1.776)

¿De donde salen esas diferencias del 26,33 % y el 33,99 % respectivamente con los 7.000?

¿Acaso los suspenden y no se pueden presentar al examen?

¿Acaso son bajas a lo largo de la carrera?

¿Acaso se han ido todos a otros países a hacer la especialidad?

¿Acaso simple y llanamente la cifra de 7.000 no es verdad?

¿Si no es verdad qué es lo que pretenden con su insistencia en repetirla como un mantra?

Lo primero que ha hecho su nuevo presidente ha sido mentar esa cifra "mágica", que repiten unos y otros como un mantra desde hace años sin justificarla.

Nadie como ellos para saber cuantos se gradúan exactamente cada año, en sus facultades están los papeles que lo justificarían.

¿Por qué no lo dicen? 

¿Por qué hablan de 7.000 si ellos saben que no se gradúan 7.000?

¿Acaso se gradúan todos los que se matriculan?

Es cierto que algún año de los últimos se han llegado a matricular 7.000 e incluso más, pero curiosamente tampoco lo publican.

Ellos saben exactamente las altas y bajas y no las publican. Hace años, con bastante retraso, el MECD publicaba los egresados y al menos servía para actualizar los datos a posteriori, pero desde hace ya varios años no publica ese dato, salvo error por mi parte. Los decanos saben mejor que nadie ese datos, saben también las plazas que convocan y las que matriculan. No solo eso, saben las bajas y altas que se producen en los diferentes cursos, de donde vienen y a donde van. De cada una de sus facultades lo saben todo pero casi ninguna de sus facultades publica nada y ni siquiera lo comparten entre ellos. 

Por supuesto luego le piden al MSSSI un registro y se quedan tan panchos. Lo hacen acompañados del resto de "pastores" como si con ellos no fuera nada de nada el asunto que aquí se cuenta.

Eso sí, ellos siguen con el mantra de 7.000 

¿Por qué?

¿Para justificar la obsesión de las tijeras?

¿Acaso piensan que los que pretenden estudiar Medicina son tontos de remate porque quieren estudiar una profesión en la que nunca tendrán empleo de por vida y necesitan quien les indique el camino contrario para que no cometan tal error?

¿No se sienten responsables de que se hayan homologado más de 60.000 títulos extranjeros, tantos como ellos han expedido en el mismo tiempo?

¿Acaso los que homologaron sus títulos venían a un mercado saturado de producción de médicos, y como también son tontos de remate simplemente querían gastar tiempo y dinero sin esperar nada a cambio?

¿Quién mejor que ustedes para conocer las proyecciones de egresados cada año hasta los seis, y claman que hace falta un registro cuando el que ellos tienen no lo publican?

¿Acaso no hacen proyecciones de egresados con los números de matrícula en 1º y altas y bajas de restantes cursos?

¿No tienen un órgano que los aglutina y concentra esa información, o acaso ni siquiera comparten los datos de cada facultad en ese órgano?

El pico mayor de egresados será dentro de un par de años y no llegará a esa cifra de 7.000 ni de coña, y a partir de ahí desciende ligeramente hasta estabilizarse.

¿Si tan interesados están en meterle las tijeras al numerus clausus por qué no publican las cifras que tienen de egresados en lugar de mentar el 7.000?

¿Cuál es la fuente originaria de esa cifra de 7.000 que repiten todos los que portan tijeras en su imaginación y discurso como si fuera un mantra?

No les van a la zaga algunos periodistas que les hacen el "rendibú" a todas horas para rellenar papel.

¿Quién les pasa los listados de marras?

Listados que han tenido que salir de alguna institución pública de las que participan en la reunión en que la comparten coordinada por el MSSSI y que por tanto no se deben de filtrar sino publicar directamente, no solo para evitar el espectáculo deplorable del goteo, sino por respeto a los ciudadanos interesados en la cuestión, es decir, a más de 10.000 preparandos, su familias y sus preparadores.

¿Acaso no te das cuenta que esos listados se escriben en un formato estándar, igual todos los años?

¿Acaso no te das cuenta que si publicas un trozo de listado cortado lo lógico es pensar que lo tienes completo?

¿A qué juegas, acaso a darlo por entregas para que dure y dure con un corta y pega?

¿Ese es el interés de informar a más de 10.000 futuros lectores que esperan esos listados como el santo advenimiento?

Aquí hay una prueba en la que no solo se ha borrado con típex el contenido que fuera en la parte baja a la derecha. Pero lo peor es que se le pegado un tijeretazo al resto del documento que contenía las demás profesiones sanitarias y sus especialidades, las plazas acreditadas, las ofertadas el año pasado, las propuestas formales de las Comisiones nacionales de la especialidad y las de las CCAA:



¿Quieren más pruebas de lo que digo?

Veamos ese formato estándar en el listado de plazas propuestas para la convocatoria 2013/2014 y saquen los lectores las conclusiones oportunas:

¿De donde salen estos listados?

¿Por qué se filtran y no se publican donde corresponda?




Luego se les llenará la boca a unos y a otros hablando de deontología profesional.

Mientras sigan hablando de 7.000 y el MSSSI publicando otra cifra diferente con los que se presentan en su año aquí estaré para señalar la una y las otras, hasta que se igualen... 

Si en mi caso se cumpliera la esperanza matemática (probabilidad) de vida aún me quedarían 17 años.

PD.- Estas son las del año pasado, alguien les hizo una foto y de ahí pasaron de mano en mano. ¿No sería más fácil publicarlas a título informativo en la web del MSSSI?



viernes, 1 de julio de 2016

Si antes hablo... antes cantan...

... esta mañana de madrugada preparaba la entrada anterior El capotillo de San Fermín... que estaba preparada para una cosa y ha terminado en otra.

Pues bien, si antes hablo antes cantan... ya ha tenido lugar la reunión de la Comisión Técnica Delegada de Recursos Humanos del SNS y ya hay oferta de plazas previa a la del Plenario que tendrá lugar en la primera quincena de septiembre antes de la firma de la Convocatoria con las Bases y los Anexos de la oferta de plazas.

Así rezaba el año pasado el primer párrafo de la Convocatoria:

"La Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud, de acuerdo con lo previsto en el artículo 22.5 de la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias, teniendo en cuenta las peticiones de las comunidades autónomas y previos los informes que se citan en dicho artículo, ha fijado la propuesta de oferta de plazas en formación sanitaria especializada, a incluir en la convocatoria de pruebas selectivas 2015 para iniciar la formación en el año 2016."

Plazas al alza en la próxima Convocatoria, ese es el resumen de la noticia. 


A la espera de la filtración de la oferta por especialidades y a ojo de buen cubero, tal y como justificaba en la entrada anterior, la oferta de plazas para médicos podría andar alrededor de las 6.330 para la próxima convocatoria que frente a 6.097 supondría un aumento del 3,8 % respecto del año pasado.


Si la oferta quedara en 6.330 plazas la cosa podría pintar +/- así:


Nota.- Denomino "grupo control o testigo" a los médicos recién egresados en universidades españolas que se presentan en su año al examen MIR. Los datos de las celdas tintadas en rojo son datos publicados por el MSSSI y/o derivados de datos publicados por el MSSSI. Los datos de las celdas tintadas en azul son datos derivados de los anteriores. Los datos de las celdas tintadas en negro son datos simulados y/o derivados de los anteriores y de otros. Los datos de las celdas tintadas en gris son datos publicados por el MSSSI y/o el MECD.

El capotillo de San Fermín...

... esta entrada estaba programada con antelación porque me había ido de viaje. Mañana día 2 me caen 68 años y antes de San Fermín os pongo unas líneas de reflexiones al hilo de la actualidad.

Esta entrada preparada previamente no tenía otra intención que subir la gráfica que supuestamente el MSSSI publicaría alrededor de San Fermín sobre el resultado del pasado MIR por universidades. 

Ese que algunos esperan como el "santo advenimiento". He recibido correos solicitando que lo adelante, tal es el "poder" que algunos me auguran. 

Es obvio que no lo tengo, pero me he adelantado a poner cuatro letras porque, no se si fue ayer o anteayer, el asunto es que el MSSSI se ha lavado la cara y ha hecho un cambio de diseño en la web específica para Formación Sanitaria Especializada.

En esa página hay un subencabezado con cuatro apartados, el segundo se refiere a la Convocatoria actual y el cuarto se refiere a Datos y Exámenes anteriores entre otros.

Pues bien, en ese apartado figura un subapartado referido a, Resumen General de la Convocatoria, en el que estaban accesibles los informes de los análisis de cada una de las pruebas para el acceso a la formación sanitaria especializada realizados por el MSSSI desde la convocatoria de 2012 inclusive.

Parece ser que el "capotillo de San Fermín", a  pesar de estar dentro de la novena ya que faltan solo seis días para el 7 de julio, no ha estado al quite del administrador de la página. ¿Porqué?

Por que han desaparecido de la página web todos los Informes de análisis publicados hasta ahora de las convocatorias 2012-2013-2014-2015 ¿por arte de magia o por otra cosa?

Faltaban de publicar todavía, de la convocatoria pasada 2015 (examen 2016), los análisis de las pruebas de las diferentes profesiones sanitarias referidos a los examinados por universidades, esos que algunos esperan como el "santo advenimiento". Los que expresan el % de exalumnos, por universidad, que entraron en el grupo fuerte-medio-débil siguiendo la regla de Ebel (P73, grupo fuerte;espacio percentílico entre ambos, grupo medio;P27, grupo débil). 

Pero hay más cosas, en la cocina del MSSSI los funcionarios del mismo suelen dejar precocinado y envasado al vacío el contenido de la próxima Convocatoria antes de irse de vacaciones. Es decir, las Bases de la misma y la Oferta de plazas. 

Pues bien, ya han preparado algunas viandas del próximo MIR, por ejemplo ya hay empresas preparando ofertas para optar a algunos de los trabajos que se subcontratan. 

Más ejemplos, está previsto en el procedimiento recibir las propuestas previas sobre la oferta de plazas que están reglamentadas. La de las CCAA (6.480), que son las que pagan las plazas y por tanto las que "cortan el bacalao", y las de las diferentes Sociedades de especialidades (6.659) que son meramente recomendaciones ya que no pagan la oferta de plazasEn algún caso esas recomendaciones son contradictorias entre sí, unas piden que se oferten "pocas" de su especialidad y otras piden que se oferten "todas" las acreditadas. Son diferentes interpretaciones, y no creo que a ninguno de los que están en la "pomada" se le escapen las intenciones de unas y otras.

¿Coinciden esas cifras de oferta con las 6.000 auguradas por aquellos que en base a esas 6.000 auguradas justifican el "tijeretazo" al numerus clausus?

Pues no, una vez más se quedan cortos en la oferta que ellos "ven" y largos en su "visión" de los egresados que se presentarán al MIR, esa de 7.000 que algunos han dejado ya de decir y que alguno todavía repite. Ni 6.000 de oferta ni 7.000 de recién egresados.

El año pasado se ofertaron 6.098 plazas que terminaron quedando en 6.097 y este año las CCAA, que son las pagan las plazas, están diciendo que quieren ofertar 6.480 de las que habría que descontar unas 150 para otras profesiones que optan a especialidades de Laboratorio.

Por lo tanto estaríamos hablando de alrededor de 6.330 plazas frente a 6.097 del año pasado que supondría un aumento de alrededor del 3,8 % respecto del año anterior. Los recién egresados que se presenten al MIR rondarán los 5.819 si no fallan mis cuentas. 

Así que ya tenemos contraste, 6.000-7.000 (en esa diferencia están los 1.000 que justifican que se quedarían sin especializar y que por tanto hay que darle uso a las "tijeras". Una contradicción más, suplicando por entrar y en cuanto entran suplicando para que no entren más) y 6.330-5.819 que dejan margen para el continuo teórico grado-postgrado. El año pasado las 6.000-7.000 fueron en realidad, según datos del MSSSI, 6.097-5.541 y el año anterior 6.079-5.224

El contenido del párrafo anterior es el precio de mi independencia y el precio de su silencio. Leche condensada de más de diez años de trabajo y de discurso. 

La Comisión de Recursos Humanos del SNS rematará la faena en dos fases, una primera antes de las vacaciones y la segunda en septiembre cuando se reúne el Plenario previo a la firma de la Convocatoria en la primera quincena de septiembre antes de su publicación en el BOE en la segunda. No obstante la última palabra en la oferta de plazas la tiene el MSSSI desde que se modificó la LOPS para que así fuera. En el hipotético caso de que hubiera discrepancia ¿cómo se repartirían las plazas de la discordia por CCAA y quién las pagaría?

Volvamos al sendero, ¿hay algún cambio previsto para la próxima convocatoria ya en ciernes?

Por el momento no se ha lanzado al "aire" ningún globo con algún cambio en el formato del examen (nº de preguntas, nº de respuestas por pregunta, valor de las respuestas válidas y erróneas, ni en los % de las modulaciones de la nota de corte y del cupo)

Por lo tanto, salvo anuncio posterior a esta entrada, un servidor espera 278 recién egresados en universidades españolas más presentados al examen, es decir, 5.819 frente a 5.541 el año pasado y 5.224 el anterior. El cupo podrían llegar a 253 plazas caso de confirmarse una oferta de 6.330 plazas y una modulación del 4 % del total de las plazas ofertadas.

El año pasado se presentaron al examen 11.227 médicos de los que 8.001 provenían de universidades españolas (5.541 recién egresados en universidades españolas o "grupo control o testigo" y un resto compuesto de 1.114 egresados el año anterior y un cajón de sastre de 1.346 de egresados en años anteriores), y 144 que provenían de universidades comunitarias y 3.082 que provenían de universidades no comunitarias.

El año pasado fueron admitidos como afectados por el cupo 1.404 médicos (713 con visa de estudios y 691 con intención de venir a examinarse directamente desde sus países). Por fin se presentaron al examen 1.214 (677+537), pasaron la nota de corte general del 35 % de la MDME 884 (517+637) y los 244 que pasaron el cupo terminaron en el nº de orden 4.272 teniendo el último de ellos un baremo académico de 2,2000 y obtuvo 125,00 respuestas netas en el examen. 

Como no todos los que superaron el cupo se presentaron a elegir plaza por la causa que fuera (25 no comparecieron) el cupo de 244 plazas siguió corriendo, terminando en el nº de orden 4.547 con un baremo académico de 1,5000 y 126,33 respuestas netas en el examen. 

De los 244 que eligieron plaza, 162 se habían preparado el MIR en España con visa de estudios (SIT 4), y 82 se habían preparado el MIR en sus países de origen (SIT 5)