jueves, 18 de agosto de 2016

El punto G del examen MIR...


... es el "punto" de habilidad del examinador para ajustar o calibrar los parámetros de dificultad y discriminación de cada pregunta al conjunto de examinados, de tal manera que su resultado sea una distribución en forma de arco carpanel.

¿Qué es el arco carpanel? 

Aquel que distribuye las cargas mediante tres o más circunferencias tangentes siendo los radios extremos iguales y el central o centrales mayores que los de los extremos, consiguiendo una distribución de cargas simétrica y platicúrtica. 

Los modelos son siempre intentos de aproximar la realidad a una planificación previa. Ese es el arte y parte del examinador, conseguir el punto G del examen MIR, aquel que se encuentra en la dirección y sentido del radio de la circunferencia central y mayor con las proyecciones de los puntos tangentes de la circunferencia mayor con las circunferencias menores y extremas. El número de circunferencias tangentes, o quiebros de la pendiente, es siempre impar y simétrico a un lado y otro del radio de la circunferencia mayor igualando media y mediana en la misma dirección del radio de la misma.

El punto G del examen MIR es aquel que consigue la "paz social" de la distribución de los examinados, es decir, el que adecua el coste del nº de orden en el examen al esfuerzo realizado durante la preparación (puntuación verdadera más aleatoriedad). Justo aquel que proporciona el "orgasmo mírico" en los examinados porque hace coincidir la distribución de nº de orden con la distribución de respuestas netas de examen de forma aproximada. Esa es la discriminación perfecta que los iguala.

Veamos unos ejemplos dibujados geométricamente en plano, con sus puntos de tangencia y sus radios, y un ejemplo en una construcción en la que los encofradores hubieron de construir antes de colocar las piedras previamente talladas conforme al dibujo del mismo.







Ahora veamos la realidad de la distribución MIR de los últimos quince años y comparemos, fijémonos sobretodo en los cuatro últimos e intenta compararlos con el arco de la convocatoria 2009, el más carpanel de todos:


1 comentario:

  1. Ojala el ministerio le diera tantas vueltas al examen para que la distribución fuera lo mas gaussiana posible... pero yo creo que ponen un examen improvisando en muchas ocasiones y si se forman apelotonamientos pues ya se encargara el baremos de desempatar... Que gana el ministerio haciendo una prueba mas justa y proporcionada? Al ministerio le da igual los opositores. En mi opinión.

    ResponderEliminar