lunes, 3 de diciembre de 2018

La mutación del MIR...

... 







Nota.- Las plazas adjudicadas por especialistas y recirculantes han ido disminuyendo paulatinamente desde cifras superiores al 20 % al 5 % del último año (>20%-17%-14%-12%-10%-8%-6%-5%), como consecuencia de la disminución de su demanda y de la presión selectiva del aumento de recién egresados y de la obligación de renunciar previamente a la plaza para poder recircular y de no poder elegir otra vez la misma especialidad.

Este año están inscritos como mínimo 1.870 entre especialistas y recirculantes, de los que 1.308 se presentaron en su día como españoles y 562 como extranjeros (es posible que algunos de estos ya se les haya concedido la nacionalidad), pero si sigue la tendencia de adjudicación de plazas del subconjunto no llegarían al 5 % del total de plazas adjudicadas. 

Junto a ese ajuste del número de plazas adjudicadas por el subconjunto, producto de la presión selectiva del aumento de recién egresados, se ha producido otro ajuste en las plazas adjudicadas al subconjunto total de presentados como extranjeros. 

Por la cabeza, cuello y tronco de la distribución se ha conseguido con el ajuste del cupo al 4 % y por la cola de la distribución se ha conseguido con la nota de corte, de tal manera que el conjunto total de plazas adjudicadas al subconjunto de todos los presentados como extranjeros, afectado o no por el cupo, ya está por debajo del 10 % del total de las adjudicadas. 

Si bien no se pueden sumar ambos tantos por cientos de plazas adjudicadas por los dos subconjuntos de especialistas y recirculantes, y de presentados como extranjeros, porque en uno y otro hay presentados como españoles y como extranjeros, ambos tantos por ciento sumados estarían ya por debajo del 15 % de las plazas adjudicadas, quedando teóricamente el 85 % de la oferta para el Grupo testigo (GT), recién egresados que se presentan en su curso a la prueba, y para los repetidores no especialistas y recirculantes. 

Los ajustes mencionados son producto de la presión selectiva de los recién egresados, especialmente del aumento del subconjunto de recién egresados con baremos académicos de notable, sobre el resto de subconjuntos, consecuencia de la modulación del numerus clausus, y del resto de modulaciones, nota de corte y % del cupo, y la obligación de renunciar a la plaza para poder recircular sin haber terminado la especialidad elegida, junto a la de no poder volver a elegir la misma especialidad a los ya especialistas. 

No he descrito que hay una serie de circunstancias ligadas al subconjunto de inscritos que rotan que hacen que sus resultados medianos sean inferiores al de los recién egresados. No solo es la edad y el baremo académico sino otras circunstancias que hacen que su preparación no sea igual. Al igual que también influye la procedencia universitaria, y no solo entre universidades no españolas y españolas sino entre estas últimas también, especialmente si estudiamos la relación baremo académico y nº de orden.

El MIR mutó desde la convocatoria 2001 a la 2009 por la falta de demanda española recién egresada frente al aumento de la oferta de plazas, consecuencia del boom económico y de no haber ajustado el numerus clausus en 1995/2000. Ese desequilibrio disparó la demanda exterior de forma exponencial facilitada también por la liberación de la afección del cupo a los visa de estudios durante tres años y a la creación de un segundo llamamiento por quedar plazas sin cubrir en el primero que desapareció con la unificación de todas las pruebas. 

En lo peor del ciclo, y lo mejor para algunos, se llegaron a adjudicar plazas con notas de examen negativas o incluso dejando sin rellenar la plantilla de respuestas del examen con un cero. 

Consecuencia de ese desbarajuste se tomaron medidas de urgencia en la DTQ del RD de formación 183/2008 que se han ido implementado posteriormente conforme se veía necesario para adaptarse a las circunstancias de cada momento. 

Así a partir de la convocatoria 2010 vuelve a mutar pero al revés como consecuencia de las modulaciones decididas como reacción al fenómeno (aumento del numerus clausus, obligación de renunciar a la plaza para recircular, establecimiento de la nota de corte en 2008 primero con la necesidad de obtener nota positiva para poder optar a elegir plaza y en 2012 fijando el 30 % de la MDME y a partir de 2013 el 35 % de la misma, siguiendo con la modificación del cupo del 10 % al 8 % y 4 % del total de las plazas, además de la eliminación del segundo llamamiento)

En esta segunda mutación los recién egresados de universidades españolas con baremo académico de sobresaliente permanecen prácticamente estables. Proporcionalmente el subconjunto que más aumenta son los egresados con baremos académicos de notable, seguidos de los aprobados que suponen el mayor valor absoluto de todos ellos y los que más sufren las consecuencias de la nueva mutación, especialmente dentro del subconjunto de los recién egresados los de más edad por las circunstancias ligadas a la misma. 

La consecuencia de ello, especialmente en las últimas convocatorias, es la presión selectiva del  subconjunto baremos académicos de notable sobre el resto, son los causantes de las "hombreras" de la parte derecha de la distribución que se observan en la última gráfica de la entrada.

El MIR es cada vez más joven y más español como consecuencia de las modulaciones implementadas (aumento del numerus clausus, establecimiento de la nota de corte para poder optar a elegir plaza, reducción del % del cupo, obligación de renunciar a la plaza previamente a poder recircular, no poder elegir la misma especialidad para los que recirculan como especialistas)

Al ser el MIR una prueba de ordenación para elegir plaza en la que el grupo GT no tiene ventaja legal al resto, ha sido la circunstancia de que obtienen mejores resultados la que se ha aprovechado para orientar la dirección y sentido de las modulaciones. 

No se ha cambiado la Ley pero sí los reglamentos que la regulan. La prueba sigue siendo de libre concurrencia pero como son las notas de examen y de baremo las que se convierten en nº de orden para optar a elegir plaza la presión selectiva de los GT les da ventaja. Pero produce dos inconvenientes, no es así en todos los casos y además cuantas mejores notas de examen haya en los intervalos de cabeza y cuello de la distribución de resultados más apelotonamiento de examinados se produce en la primera parte de la distribución formando una "hombrera" en la misma, tal y como indica la última gráfica.

Esa hombrera está formada por los sobresalientes y notables recién egresados que ocupan una buena parte de los primeros 3000-3500 nº de orden desplazando hacia atrás a buena parte de los nº de orden del resto de los presentados. 

La demanda universitaria exterior, sea cual sea en todos y cada uno de sus subconjuntos afectados o no por cupo, está controlada por la nota de corte en la cola de la distribución y por el % del cupo en su cabeza, cuello y tronco. 

Esa ha sido la mutación del MIR, el aumento de la presión selectiva de una mayor y mejor demanda recién egresada española que ha determinado que sean necesarias más respuestas netas cada año para obtener el mismo nº de orden con el que se eligen las plazas. 

Eso se puso de manifiesto, especialmente, hace dos años, en la convocatoria 2016/2017 con una mediana de 126,00 netas. Pero viene de atrás, paso a paso desde la convocatoria 2011/2012 según muestran todas las gráficas superiores y la tabla y gráfica que siguen.

En el MIR no todos los que se presentan son recién egresados, hay un índice de rotación altísimo. Este año supera el 41 % sumando especialistas, recirculantes y repetidores entre la demanda interior y exterior, tal como se puede ver aquí. En total de los 16.259 inscritos, los que rotan de ellos son como mínimo 6.701 que suponen el 41,21 %. De esa cifra 1.870 serían ya especialistas y recirculantes (1.308 españoles, el 69,95 %, y 562 extranjeros, el 30,05 %). Serían repetidores del año anterior que no eligieron plaza, por las razones que fueran (no pudieron o no quisieron) 4.831, y de ellos se habrían inscrito como españoles 3.137, el 64,93 %, y 1.694 como extranjeros, el 35,07 %.

En cuanto a la dificultad del examen, para sujetar la "hombrera" de la primera parte de la distribución de resultados, el año pasado el examinador aumentó la misma con algunas preguntas sorpresa para el estándar de lo preguntado habitualmente en el examen, consiguiendo rebajar la mediana de netas de 126,00 a 117,67 lo que supone una diferencia de - 8,33 netas. 

¿Qué pasará este año... mutará también el contenido del examen pero de otra manera que el anterior?




PD.- Para ver con mayor claridad cada tablón haz clik con el botón izquierdo encima del mismo, una vez se ha hecho más grande pon el ratón encima y aprieta el botón derecho del ratón. En el cuadro de diálogo que te sale haz clik en el que dice Abrir imagen en una pestaña nueva. Una vez se ha abierto una pestaña nueva en la parte superior, ábrela y pon el ratón encima. Te saldrá el signo (+) que significa lupa para aumentar el tamaño del tablón, haz clik con el botón izquierdo y tendrás mucho más legible el contenido del mismo.

5 comentarios:

  1. Hola, D. José María,
    Por favor, podría usted hacer el gráfico de “La mutación de la prueba MIR en los últimos años, evolución de la diferencia de plazas ofertadas y Grupo testigo (GT)” teniendo en cuenta el númerus clausus en vez de la estimación de los presentados al examen?
    Muchas gracias de antemano.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1.- No conozco ninguna serie histórica estadística oficial del numerus clausus. lo que no significa que no exista.

      2.- La matrícula efectiva del curso de ingreso no coincide necesariamente con el numerus clausus, y no siempre es mayor, a veces es menor en alguna facultad.

      3.- Desde el curso de ingreso hasta el curso de egreso hay salidas y entradas por traslados y por abandonos. Por lo tanto la cifra de egresados no coincide con la del numerus clausus.

      4.- Por otra parte las estadísticas oficiales del nº de egresados del Ministerio de Educación se publican con al menos dos años de retraso y desconozco si contemplan el dato hasta 31 de diciembre, lo que invalidaría su comparación para la cifra de inscritos en el MIR cuyo plaza finaliza a finales de septiembre y a veces a principio de octubre.

      5.- Lo comentado en los puntos superiores es la razón por la que he puesto el registro oficial del Ministerio de Sanidad de los recién egresados en los últimos cuatro años. Los años más atrás desde la convocatoria 2001 están estimados aplicando el mismo % de diferencia que el primero de la serie conocida respecto del nº de egresados publicados por el Ministerio de Educación, exactamente el 93,77 %, es decir, de 5571 egresados en el curso 2014/2015, según Educación, se presentaron al MIR en su convocatoria 5224, según Sanidad, es decir, 5224 son el 93,77 % de 5571, pues bien, ese % es el que he utilizado para estimar el nº de egresados presentados al MIR desde curso hasta la convocatoria 2001

      Final.- Si encuentras una serie histórica del numerus clausus oficial, más allá de algunos años sueltos, te agradeceré me indiques la fuente en un comentario. Un servidor no tiene más allá de una estimación recopilada desde el curso 2001/2002 hasta el curso 2018/2019 ambos inclusive, y que te voy a poner aquí:

      4.371 4.359 4.359 4.343 4.343 4.726 5.032 5.871 6.244 6.813 6.919 6.941 6.967 6.889 6.857 6.877 6.995 7.042

      Esta serie la puedes ver en el tablón "actualizado" que figura en esta entrada publicada recientemente en el blog y cuyos egresados (no necesariamente los mismos por las razones expresadas), han tenido y tendrán un decalaje de seis años si van a curso por año, que tampoco esa condición se cumple necesariamente.

      Esa y no otra ha sido la razón de que utilice los datos de lo que llamo Grupo testigo (GT) que parten de las cifras de los últimos cuatro MIRes publicadas por el Ministerio de Sanidad.

      Aquí va el link a la entrada Actualización del tablón del numerus clausus...
      ... y otros datos, oficiales, estimados y derivados...

      -Última edición del tablón 03/12/2018.-

      https://gangasmir.blogspot.com/2018/11/actualizacion-del-tablon-del-numerus.html

      Eliminar
  2. Qué gráficos más buenos. El MIR cada vez es más español.. y a la vez, estos españoles cada vez vamos mejor preparados (hay algunas academias con las que ya puedes empezar a estudiar en 4º el MIR!!!!!). Esperemos que este año mantengan la línea del anterior, con preguntas atípicas, para intentar frenar esa curva a la derecha.
    Un saludo Gangas!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5/12/18 0:02

    El MIR está cogiendo este rumbo porque quienes se encargan de redactar las preguntas no hacen su trabajo. Es muy sencillo abrir el cuadernillo de años anteriores y modificar cuatro palabras de otra pregunta. Pero eso nos lleva a la situación actual en la que, a pesar de que la medicina es ifininta, todas las preguntas del MIR resultan "esperables". Esto sirve para calmar a los aspirantes y para calmar a las academias pero, no nos engañemos, hacen flaco favor al objetivo del examen que es ordenar con criterio. Con el critero de que va primero quien sabe mas medicina. Y eso, actualmente, no se cumple completamente pues parece que se valora el haber estudiado examenes previos y, sobre todo, se pondera enormemente el azar como consecuencia del desplazamiento de la distribución hacia netas cada vez más alta.
    Espero que quienes tienen la responsabidad sepan devolver el rumbo a esta prueba.
    Un saludo y muchas gracias por tu regreso, Gangas.

    ResponderEliminar
  4. gracias José María,impresionante sus trabajos para este blog. Muy agradecido por su labor desinterasada.

    ResponderEliminar