domingo, 13 de septiembre de 2015

A buen entendedor...


... a modo de resumen de la entrada anterior... 

Aquí van cuatro tablas resumen que explican lo que ha ocurrido en una parte de la demografía médica en quince años, del 1999 al 2013... las dos primeras son nuevas novísimas...

Para los que quieran evitar el tiempo de estudio de las tablas les basta con mirar los saldos de la demanda externa de entradas con la demanda interna de salidas (50.276 y/o 54.000, la primera solo médicos y la segunda médicos más médicos especialistas), para después ver la desproporción existente con la producción interna de médicos, medida en unos años por estadísticas del MECD y estimada en otros (64.218)... 

La ley de King o ley de las desproporciones lo explicaría en parte... la otra parte la explicaría el boom económico-demográfico y las necesidades no satisfechas de la demanda exterior para poder especializarse en sus países de origen.

Alguien debió prever en 1995 que esto podría llegar, en ese año se creó la prueba MIR específica además de la general, para dar oportunidad de especializarse a los pre95 al ser obligatorio desde esa fecha el hacerlo para el ejercicio profesional en el SNS...

Pero no, no se previó ni en el 1995 ni en el 2000 que fue el año que terminó la prueba específica,  y ni siquiera en el 2003 cuando se aprobó la LOPS hay nada que prevea esa custión, y eso que la ratio de egresados por plaza estuvo en 0,75 de media y aquí no pasó nada... ese 0,75 ya está en el 0,86 del año pasado con las 6.079 plazas ofertadas y los 5.224 recién egresados presentados...

Eso ha dado lugar a la que he venido en llamar la "paradoja" del MIR...

Que no es otra cosa que, siendo una prueba selectiva y de libre concurrencia, necesitar un mínimo de demanda:oferta (2:1) para cubrir las plazas ofertadas, y eso es así no solo por el propio carácter selectivo de la prueba sino muy especialmente porque la demanda de los aspirantes es selectiva, no están dispuestos a eligir cualquier especialidad en cualquier lugar y/o centro, lo que hace que el % de repetición en la prueba ronde el 40 % para intentar satisfacer su objetivo... 

La metabolización del exceso de producción de médicos del decenio de los 70 entre 1995 y el 2000 y el control férreo del numerus clausus a partir de los 80 hasta la mitad del último decenio se juntó con el boom económico de esa primera mitad y ese conjunto de factores redujeron el número de aspirantes españoles cuando curiosamente empezaron a aumentar las plazas ofertadas, y ahí se juntó el hambre con las ganas de comer... 

Los efectos de la ley de King fueron de libro... el saldo de la demanda exterior se disparó exponencialmente... 

Eso es lo que cuentan las tablas... un aluvión de demanda exterior para hacer el MIR por lo del 2:1 y también un aluvión para aprovechar que la oferta tiraba de la demanda para trabajar por el efecto del boom económico-demográfico... y para ambas cosas aprovechando la ocasión... 

Curiosamente a punto de pinchar la burbuja económica en el curso 2006/2007, con diez años de retraso, se comenzó a aumentar el numerus clausus tarde y mal. Las consecuencias de ese hecho han coincidido, por el decalaje de seis años para terminar la carrera, con la reducción de plazas MIR por el pinchazo económico...

Hubo que tomar medidas deprisa y corriendo por parte del MSSSI, esas medidas fueron las modulaciones que tratan de controlar la demanda después del examen y han cumplido su papel  de reconducirla por la cabeza de la distribución con la reducción del % del cupo y por la cola de la misma con el % de la nota de corte... 

La disminución de la demanda exterior efectiva, la que se adjudica plaza, ha pasado de un máximo que supuso algo más del 34 % de las plazas en la convocatoria 2009 con elección de plaza en el 2010 a no llegar al 13 % en la última de 2014 con elección de plaza en 2015.

Sobre si el MECD ha hecho o no los deberes, en la parte que le toca, para controlar el numerus clausus las opiniones están divididas entre los que quieren que se reduzca más aún y los que han aprendido la lección... ahí anda el juego de intereses del común... porque todos interpretan que lo que defienden son los intereses del común más que sus propios intereses...

Pero ese juego amigo tiene un sensor, un termómetro que vigila sus efectos, que no son otros que los efectos de la ley de King... un juego que es un equilibrio entre pasarse y no llegar... 

Porque curiosamente ese teórico buscado de demanda:oferta 1:1 choca de lleno con el 2:1 de demanda:oferta necesario para cubrir la oferta... es decir con la "paradoja" del MIR... 

Aquí van los efectos producidos por esa "paradoja"... una vez metabolizado el exceso de producción interior y anterior... 


Saldo a favor de entradas respecto de salidas,
referido solo a títulos de médicos


Saldo a favor de entradas respecto de salidas,
referido a títulos de médicos y de médicos especialistas


La producción interior de médicos según el MECD (años tintados en
 color gris) y la estimada por el autor (años tintados en color amarillo
y que agradecería que alguien del MECD proporcionara porque 
no la he encontrado por ningún sitio por más que he buscado)

Adenda 1.- 

No todos los deseos de los demandantes se concretan en salidas y/o entradas efectivas, son partes previas del procedimiento administrativo de control que aparecen en las estadísticas...

Adenda 2.- 

No fui buscando esto, buscaba otras cosas de la distribución de resultados del MIR, pero me lo encontré... me lo encontré de bruces al hacer las cuentas para aquella Jornada de Demografía del final de octubre de 2012 y desde entonces no he parado... no he sido capaz de parar... porque todavía queda tajo para buscar...


Esta tabla justificaría la estimación de egresados desde 2009 incluido hasta 2014 tintados en amarillo en la tabla inmediata superior:


Aproximación al numerus clausus, matrícula efectiva, 
y egresados en las facultades de Medicina en España

PD.- Si alguien interesado detecta un error en los datos que se incluyen puede adjuntar un comentario en el interior de la entrada con la cifra propuesta y su fuente. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada