viernes, 14 de noviembre de 2014

El comportamiento en el MIR...

cada punto un examinado danzando en los últimos siete años...


Adenda.-

- ¿Sigue el MIR un patrón de comportamiento?

- Sí, independientemente de que cambie el número de presentados, de que cambie el grado de dificultad, el MIR sigue un patrón de comportamiento como grupo dentro de unos márgenes más o menos acotados. Esto no es ninguna novedad, se han publicado diversos trabajos en el blog que así lo demuestran. A pesar del ruido de fondo se puede observar un comportamiento, sin entrar por el momento en las causas del mismo.

- Pero ¿el comportamiento individual sigue un patrón?

- Contestar a esta pregunta exige medir previamente el comportamiento de cada uno de los preparandos, independientemente de sus circunstancias, y estudiar las variaciones de sus resultados entre simulacros y entre los últimos simulacros y el MIR.

Todos los que se preparan el MIR saben que varían sus resultados entre un simulacro y otro, y saben, y esta es la cuestión, que no siempre varían positivamente y que no siempre la variación es lineal.

- ¿Es eso un comportamiento normal y general?

- Sí, lo normal es variar de un simulacro a otro, solo entre un 1-2 % obtiene el mismo resultado entre simulacros, el resto varía para arriba y para abajo.

- ¿Cuales pueden ser las magnitudes de esa variación?

Parece lógico pensar que conforme avance la preparación el % mayor de variaciones sean hacia arriba y así es, pero también hay variaciones hacia abajo y pueden ser importantes entre simulacros. Lo que nos indica lo necesario que es la preparación, el entrenamiento en el formato tipo test de respuesta múltiple con penalización, y el control emocional durante la realización de los simulacros y el examen. Control para leer y entender rápido lo que nos preguntan, y entrenamiento para descartar lo falso de lo verdadero dudando e intuyendo la solución, que no deja de ser un sesgo latente del quehacer médico, manejarse en la incertidumbre. 

Conforme avanza la preparación entre el 20-30-40 % su último simulacro es el mejor, entre el 1-2 % lo hacen igual, y el resto varía respecto de su mejor simulacro, pero se acercan en mayor o menor medida, más en mayor que en menor. Las mayores variaciones, del orden del 50 % se encuentran entre el +/- 10 % y el resto de valores +/- van disminuyendo conforme su magnitud va aumentando. De forma general las subidas suponen alrededor del + 10 % más que las bajadas. El mayor rango de variación, del orden del 50 %, está comprendido entre +/- 1 y 10 netas, algo perfectamente asumible dentro de la normalidad. Entre simulacros seguidos, suelen subir entre el 50-60 % y bajar entre el 50-40 % aproximadamente. Lo importante es la magnitud de las subidas y bajadas que reitero son del orden aproximado de +/- el 50 % de 1 a 10 netas y el otro 50 % se reparte entre +/- un conjunto desde 10 a 50 netas también aproximadamente.

1.- Resumen

Primero conoce, y luego adáptate. 

¿Cómo?

Entrenando, esa es la finalidad de la preparación y del entrenamiento.

Entrenamiento de tiempo de realización (mejor cuatro horas que cinco para prevenir el día del examen) y del riesgo de contestar dudando (hay un nivel de riesgo para cada resultado de netas)

2.- Corolario final 

A estas alturas de la partida o has terminado la materia de estudio o estás a punto de hacerlo, has construido tus miniapuntes, tu síntesis de lo estudiado y repasado. Es tiempo de mantener la calma y aumentar el entrenamiento, es tiempo de pegar el empujón pero con control, con precisión para no llegar desfondado. 

Es hora de haber dominado los conceptos más preguntados que supondrán la mitad de tu examen, has de detectarlos en la lectura de las preguntas, has de cazarlos al vuelo a base de haberlos repasado, comprendido, y repetido, en esos tu disparo ha de ser rápido, intuitivo, son piezas seguras. Con eso superas la nota de corte de sobra, pero según lo que quieras no es suficiente. Si quieres piezas que cuestan mejores nº de orden has de ampliar el ámbito de la caza y has de afinar la puntería con la escopeta.

Con 90-100 netas, según sea el año, puedes estar alrededor del 5.000 y si quieres subir para arriba has de incorporar más allá del conocimiento repetido y entrenado, has de incorporar más netas. Entre las 100-130 netas hay mogollón de gente pero también hay mogollón de especialidades todavía. De 130 para arriba son palabras mayores, ahí hay menos gente y más especialidades.

Para vencer la variabilidad de los resultados, calma y entrenamiento, asegura los conceptos repetidos, y a partir de ahí apunta un 10 % más arriba de tu objetivo para tener un fondo de reserva que ayude a vencer la aleatoriedad y te de tranquilidad.

3.- Afirmación sin contemplaciones para los que propugnan que el examen debería de ser recién terminado el último curso de la carrera

La variabilidad de los resultados es todavía mayor y, al contrario que en la nube del MIR, el ruido de fondo es infinitamente mayor, tanto que no hay manera de ver correlación alguna.

Cualquiera puede comprobar la aseveración pronunciada, bastaría recopilar los resultados del primer simulacro realizado en cualquier academia con los recién egresados españoles, bien sea durante el precalentamiento de sexto bien sea al inicio del curso intensivo de preparación, y relacionarlos con el baremo académico.

La única forma de conocer es medir. Lo sorprendente es emitir juicios previos sin medir. Se puede medir mejor o peor según sea el diseño del experimento y la precisión del instrumento de medida. Pero siempre lo primero medir, y después el análisis, la discusión, el debate.

4.- Aseveración

Si el examen MIR se realizara nada más terminar la carrera, entonces sí que sería sistémico para las facultades de Medicina. No me quiero imaginar la presión que sentirían las mismas por ello y los examinandos sin poderse preparar y con la nube caótica de los resultados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada