viernes, 29 de agosto de 2014

Las facultades de Medicina y el MIR...

una forma gráfica de presentar los resultados de los graduados de cada facultad por nº de orden en función del baremo académico...


Adenda 1.- Hace unos días leí este artículo de opinión publicado en un periódico regional

La gráfica que se propone en esta entrada es una respuesta al mismo.

Si el Ministerio entra al trapo de la propuesta, tendríamos ocasión de ver, el autor del artículo y el resto de los mortales interesados en el tema, las dos clasificaciones y sus diferencias.

Es decir, las diferencias entre las dos gráficas, la de los resultados publicados por el Ministerio en su web y criticados por el autor del texto, y los resultados publicados a través de la gráfica propuesta como complementaria, que pondera la clasificación a través del nº de orden y del baremo, diseñada para conceder el beneficio de la duda al autor de la crítica, que propone la clasificación por nº de orden en relación al baremo académico. 

El editor del blog no entra ni en el fondo ni en la forma del artículo. Ese sería otro cantar.

Vamos a ver si tenemos el gusto de poder comparar una clasificación y otra, es decir, si los resultados se parecen o no, y ese curiosamente sería el resultado, sin discurso, del otro cantar.

Adenda 2.- La gráfica distribuye a las facultades en cuatro cuadrantes divididos por la mediana de nº de orden (eje divisorio de los valores medianos de Y), y la mediana de los baremos académicos (eje divisorio de los valores medianos de X). 

El resultado de la gráfica permitiría clasificar de forma ponderada a las facultades de Medicina por sus resultados en el MIR, en función de la posición ocupada por la mediana de nº de orden y por la mediana de baremo académico de cada una de ellas en el conjunto de los cuatro cuadrantes y su equidistancia respecto de los ejes que dividen los mismos.

Los dos cuadrantes superiores muestran la mejor clasificación por nº de orden, el izquierdo los mejores resultados con menores baremos y el derecho los mejores resultados con mayores baremos. Los dos cuadrantes inferiores muestran la peor clasificación por nº de orden, el izquierdo los peores resultados con menores baremos, el derecho los peores resultados con mayores baremos.

Adenda 3.- Las dos gráficas serían el complemento a los datos analíticos que se proponen aquí.

Adenda 4.- ¿Habría otras formas gráficas de hacerlo?

Por supuesto que sí. Un ejemplo se puede ver aquí, en lugar de países, facultades.

Otra forma posible sería clasificar las facultades mediante tres diagramas de caja para cada una (baremo, netas, y nº de orden), ordenándolas entre sí por una relación convenida que las clasifique, bien sea netas/baremo o nº de orden/baremo.

Adenda 5.- La ventaja que tiene hacerlo por varios métodos es su comparación, entre otras cosas se vería la correlación del resultado del examen con el baremo académico. Al igual que sería una ventaja hacer el estudio desde la convocatoria de 2001 para que exista una serie histórica que permita ofrecer los datos a las facultades y sacar conclusiones sobre las causas de las diferencias, sean por las causas que sean, falta o no de homogeneidad de programas formativos, u otras.

¿Estamos preparados para aceptar los resultados de esos estudios?, ¿por qué no se han realizado hasta ahora?, ¿por qué se hicieron en la convocatoria de 2012 y se ampliaron con más datos después sin relacionarlos con el baremo académico y se han vuelto a hacer en 2013 sin ampliarlos con los de convocatorias anteriores y sin incluir su relación con el baremo académico, acaso no varían gran cosa con baremo académico o sin él?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada