sábado, 14 de enero de 2017

Para hacerse una idea...



Adenda.-

La tabla de la izquierda reproduce tal cual lo que pasó el año pasado, ni más ni menos. La tabla de la derecha es una incógnita, solo uno de sus datos se aproxima a la realidad pero ni siquiera va a misa. Se trata del nº de plazas ofertas. ¿Cómo dice?... ¿ni siquiera el nº de plazas ofertadas es seguro?

Así es, tal como suena. El nº de plazas ofertadas será fijado definitivamente cuando el director general firme la Resolución de los resultados definitivos.

En esa Resolución se fija la oferta definitiva de plazas, los resultados definitivos, los nº de orden correspondientes, y el calendario de llamamientos. Se llama a todos los que obtuvieron nº de orden. Incluso a los afectados por el cupo porque no se sabe en el nº de orden en el que se agotará, porque no todo el mundo que puede elegir elige. Puede no hacerlo libremente por la causa que sea y si dar explicaciones. En eso consiste la demanda selectiva. La prueba es selectiva porque ordena para elegir pero la demanda también lo es, elige si puede y quiere.

Lo único que se sabe con certeza ahora mismo es que el cupo son 253 plazas, y que se van a presentar suficiente nº de afectados como para pensar que se cubrirá íntegramente. El resto son cábalas más o menos acertadas, más o menos probables.
........................................................................

A ver, esto va por los señores del 2:1 que ayer volvían a la carga... esos que acostumbran a predicar lo que hay que hacer pero no explican como...

¿Cómo casarían ustedes la oferta y la demanda en libre concurrencia por mandato legal, en una prueba selectiva con demanda selectiva?

Más aún... supongamos que la prueba no fuera de libre concurrencia, que solo fuera para los reciñen egresados por aquello del continuo grado-postrado, incluso supongamos que éste no fuera teórico sino normativo... 

¿Cómo casarían la oferta y la demanda previamente ordenada en una prueba selectiva, supongo, y que además la demanda fuera selectiva, es decir, que pudiendo elegir no eligiera porque no le interesara lo que quedara?... 

¿Acaso les obligarían a elegir aquello que no quisieran para hacer efectivo el 1:1?

Sus antecesores a los que les tocó resolver el problema ya se dieron cuenta de eso en el año catapún. Se pararon a pensar, le dieron vueltas a la perola, y lo hicieron como lo hicieron por algo, y se supone que ustedes pasaron por el procedimiento y no les fue mal. Se sujetaron a las leyes que les obligaban y le dieron a la cabeza para diseñar el procedimiento y que cumpliera el fin encomendado.

Conforme pasaba el tiempo y cambiaban las cosas se fueron adaptando unas veces con mayor acierto y otras con menos. Se adaptaron a la demanda de promociones anteriores sin especializar hasta que fue metabolizada. Se adaptaron a la obligación impuesta por la UE y crearon durante seis años dos pruebas y múltiples ECOEs, la última en 2014. Templaron gaitas cuando la demanda selectiva interior no fue suficiente y hubo que tirar de la demanda exterior para cubrir las plazas. Algunos de ellos creían y aún creen que era porque les echaban la garra por encima a la demanda interior. 

No fue por eso no, fue porque los que tenían que templar gaitas en 1995 se olvidaron de regular el grifo del numerus clausus, se olvidaron también en el 2000, y la cosa se hizo tarde, con diez años de retraso. La única escusa que pueden esgrimir, unos y otros, es que nadie había previsto el boom económico pero aún sin él, tal y como se ve ahora, la demanda no hubiera sido suficiente. A esa escusa se pueden agarrar y a que poner en marcha el ajuste cuesta un decalaje de seis años.

Así pues solo se pueden agarrar a esos dos clavos ardiendo para salvar la compostura y de paso responsabilizar a los demás. 

Los años pasados han dejado clara una cosa, que debería de verse por evidente. Las necesidades dependen de la población a atender, de la edad de esa población, y de la renta de que disponga esa población, por sí misma o a través de que quien disponga la gestión de esos medios.

¿Qué es lo que pasó?... aumentó la población del orden del 10 % y aumentó la renta disponible, fuera prestada o no, y se juntó el hambre con las ganas de comer. Los números cantan como perdiganas. La pendiente de crecimiento de la oferta coincide, casi literal, con la de crecimiento de la población y la de crecimiento de la renta. Así mismo la de decrecimiento de la oferta coincide del revés. ¿Es o no es eso evidente?

¿Cómo solucionan eso ustedes, tirando de la demanda exterior para que pueda ir a la España interior?

¿Quiero yo que aumenten las facultades?... ¿he dicho yo eso alguna vez?... y lo mejor... ¿de qué podría valer mi opinión?... cero patatero. Pero les recuerdo que eso en el régimen anterior no era libre y ahora la Constitución lo garantiza siempre y cuando se sujete a la legislación que lo regula.

¿Qué hubiera pasado si en las facultades existentes con anterioridad se hubiera adaptado el numerus clausus en su momento... hubieran proliferado las de nueva creación?

Saben que no tengo a nadie detrás de mí y que solo cuento con los dedos de las manos. Saben mejor que nadie lo que me ha costado recoger y compilar los datos. Me he dejado los pelos por las gateras. Saben quien ha sido el que ha rellenado tablas de miles y miles y miles de datos, más que centenares de miles de datos donde antes no se veía nada, cero patatero, un erial. Saben que los resultados del conteo, ordenados, los he puesto y los pongo en tablas para todos, incluidos ustedes y su hijuelas. Hasta se pasa por aquí algún pájaro por alpiste y luego pone el huevo en otro nido como si fuera suyo el alpiste. Ese pájaro es su palmero. Lo saben todo pero se han hecho el longuis desde hace mucho tiempo.

¿Agradecimiento se llama eso... pastores?... ni lo espero, algunos de ustedes y un servidor sabemos la historia... y que no se os ocurra porque entonces me haré oír... ustedes a lo suyo y yo a lo mío que hemos tenido mucho tiempo para el encuentro. No se ha producido porque ustedes no han querido y eso lo saben muy bien. Ahora el que no quiere es un servidor. Cada pastor a su vereda. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada