lunes, 28 de marzo de 2016

Un discurso con muchos números y algunas palabras...

... un resumen gráfico del comportamiento de cada subconjunto, sus datos y su evolución... 


El comportamiento de la oferta y de toda la demanda examinada,
 desagregada según procedencia. Datos analíticos y su evolución. Gráfica.


El comportamiento de la demanda examinada con baremo académico de aprobado, 
desagregada según procedencia. Gráfica y datos analíticos.


El comportamiento de la demanda examinada con baremo académico de notable, 
desagregada según procedencia. Datos analíticos y su evolución. Gráfica.


El comportamiento de la demanda examinada con baremo académico de sobresaliente, 
desagregada según procedencia. Datos analíticos y su evolución. Gráfica.


Una aproximación a los datos analíticos de la demanda efectiva del " grupo testigo",
 los recién egresados en universidades españolas grupo. El resto de las demandas,
 hasta llegar a la demanda efectiva, y la ratio por plaza de cada demanda. 
Una proyección de recién egresados hasta el año 2021 inclusive
que viene de esta tabla:



Una aproximación del numerus clusus y sus consecuencias


La correlación entre baremo académico y examen en el último MIR. No es una
correlación total, no compensaría preparar el MIR, pero sí se ve una correlación de fondo.


Por ejemplo, aquí tienen la de la convocatoria anterior.

Un discurso podado y repetido.- 

1.- La oferta plazas y su evolución desde la convocatoria 2001/2002...

2.- La demanda española desagregada y su evolución... 

El caso especial del "grupo testigo" (demanda efectiva de recién egresados en universidades españolas presentados al examen)...

3.- La prueba necesita una demanda:oferta de 2:1 para cubrir todas las plazas de la oferta...

La prueba es de libre concurrencia, es selectiva, y su demanda es selectiva (no todo el mundo elige cualquier especialidad en cualquier lugar). La solución a esa cuestión no parece ser el producir el doble de médicos que los necesarios. ¿Qué podemos hacer?

En su día no hubo problema porque había generaciones de médicos sin especializar y siendo la oferta de plazas menor que la actual entendieron que la prueba debía de ser de libre concurrencia para darles opción y no solo para recién egresados. Siendo durante años la demanda de 20 a 10 veces superior a la oferta no hacía falta la nota de corte para elegir plaza, era de su natural. Ante tal presión apenas había demanda selectiva (el nº de orden de referencia para una especialidad determinada era el último con el que se eligió plaza el año anterior y la mayoría de los que se presentaban al examen estaba dispuesta a elegir cualquier especialidad en cualquier lugar). 

4.- A partir de 1995 además de la convocatoria general, que también ofrecía plazas de Familia, se convoca una prueba específica solo con plazas de Familia. Su causa deviene de la transposición de una directiva europea que hacía obligatoria la necesidad de ser especialista para poder trabajar en el SNS. 

Recordemos que desde 1980 se había establecido un numerus clausus de ingreso en las facultades de Medicina de España como consecuencia del exceso de producción de médicos anterior. Ese hecho había contribuido ya a la disminución de su producción. Esa convocatoria específica duró seis años, hasta la convocatoria 2000 inclusive. Sirvió para doblar la oferta de plazas y para disminuir el número de médicos sin especializar, junto con las ECOEs correspondientes, la última celebrada en 2014.

5.- A pesar de esos acontecimientos el numerus clausus de ingreso a las facultades de Medicina no se modificó en el período que duró la prueba específica (1995-2000). Tampoco se modificó en el decenio posterior hasta el curso 2006/2007 a pesar de que la demanda española total (recién egresados, repetidores, recirculantes, especialistas, y otros) disminuía sin cesar tal y como puede verse en la quinta tabla. Hasta tal punto fue así que en algunas convocatorias quedaron plazas sin cubrir. Incluso se pudo elegir plaza sin contestar una sola pregunta del examen y obteniendo nota negativa en el examen. 

Todo ello se vio magnificado por el aumento de la oferta de plazas de formación, pareja al aumento de la población y de la renta disponible, provocadas ambas por el boom económico. La demanda extranjera no se hizo esperar y puede verse en esa misma tabla como aumentó de forma exponencial.

6.- Con una demanda corta del "grupo testigo", recién egresados en universidades españolas (cuesta seis años producir un médico sin especializar) y también del "resto" de médicos españoles con mayor y mejor acceso al mercado de trabajo por el boom económico, se buscaron dos soluciones a la desesperada por los gestores de la prueba. El MECD gestionó la liberación parcial del numerus clausus y el MSSSI liberó de la afección del cupo a los visa de estudios (SIT 4) durante tres convocatorias, sin soporte normativo. A pesar de eso quedaban plazas sin cubrir, y no solo de régimen de Escuela sino también de Familia.

Los gestores constreñidos por las obligaciones que imponían la LOPS y la Ley de Extranjería tuvieron que buscar otra solución. Aprovechando que estaban pendientes de publicar el RD 183/2008 llamado de Formación, redactaron antes de su publicación la DTQ del mismo incluyendo una batería de regulaciones que posibilitaban el poder modular en cada convocatoria la demanda antes y después del examen con un mínimo de nota de corte y un máximo de % en el cupo, además de otras posibilidades de modulación.

Todas esas modulaciones trataban de adelantarse a las consecuencias venideras, no solo del posible pinchazo de la burbuja económica sino de la liberación parcial del numerus clausus realizada en el curso 2006/2007. Se trataba de modular el resto de demanda para facilitar la consecuencia de la obligación de especializarse el "grupo testigo" para poder ejercer en el SNS. Es decir, facilitar el continuo grado-postgrado no normativizado, dentro de una prueba pública de libre concurrencia obligada a seguir los principios constitucionales de mérito y capacidad, es decir, ser selectiva.

Esa disposición fue facilitada por el estudio de los resultados del examen desagregados por subconjuntos de demandantes. Sus resultados facilitaron la toma de decisiones. Establecer la posibilidad de una nota de corte y poder modular el % del cupo. De esa forma se podría modular la cola y la cabeza de la distribución después del examen. La demanda extranjera afectada por el cupo se controlaría en la cabeza con la modulación del % del cupo y la demanda extranjera no afectada por el cupo se controlaría por la cola con la modulación del % de la nota de corte en cada convocatoria según sean las circunstancias. La demanda de el "resto" (repetidores, recirculantes, especialistas, y otros) se modularían con esas mismas modulaciones y con otras, como tener que renunciar a la plaza para repetir, no poder elegir la misma especialidad, y por fin penalizando por no terminar la especialidad.

7.- El coste de las modulaciones para facilitar el continuo grado-postgrado no normativizado al "grupo testigo", los recién egresados de universidades españolas, es la tensión selectiva de la prueba. Estando afectados como el resto por el % de la nota de corte. Sabemos que ese coste es mucho menor que en el resto pero es un coste y se ha convertido en arma arrojadiza para decir que el continuo grado-postgrado no se cumple. En realidad es la demanda selectiva del "grupo testigo" la que hace necesaria la participación del resto de las demandas para cubrir toda la oferta, pero ese coste justifica que esa medida se haya convertido en "arma arrojadiza".

Por primera vez el año pasado el MSSSI publicó los datos de ese coste en la página web de la convocatoria, y desde este blog se le han dedicado varias entradas. Siendo una de ellas la que trata en especial la afección de los "recién egresados" o grupo testigo.

8.- Por último hay un capítulo que falta en las tablas, los médicos que no pudiendo estudiar la carrera en las universidades españolas por quedarse en puertas del numerus clausus por la nota de corte, tuvieron que salir a otros países a hacerla. 

Una parte de ellos intentan volver por todos los medios a través de los cupos que tienen las universidades públicas y privadas en España. Quienes no lo consiguen terminarán en su mayoría volviendo para presentarse al MIR, así que el intento de no dejarlos estudiar Medicina por aquello del imposible demanda:oferta 1:1 no habrá servido para nada salvo para gastar dinero y cabrear a unos cuantos. En este subconjunto no piensa nadie y desconozco si figura en alguna estadística. 

¿Cuántos son y cuántos de ellos se presentan al MIR después de homologar su título?

Toda olla sometida a presión termina por generar válvulas de escape eludiendo el control de aquellos que su máxima aspiración es controlarlo todo para terminar no controlando nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada