domingo, 5 de junio de 2016

Cualquier parecido seguro que es pura coincidencia...

,,, se trata del último trabajo que aparece publicado en la Revista de la Fundación Educación Médica, volumen 19 nº 03:
FEM 2016; 19 (3): 155-160
Factores predictores de resultados en la prueba MIR en las universidades públicas. Análisis de la cohorte 2008-2014
M. SentíJ. PérezJ.E. Baños


Esta tabla viene de aquí, que a su vez es una derivación de trabajos anteriores

¿De donde han cogido los datos de la cohorte de recién egresados de cada una de las universidades los autores del artículo? Que yo sepa ese dato no se ha publicado en ningún 
sitio al tiempo de hacer el trabajo. Un servidor la ha tenido que estimar siguiendo primero el numerus clausus, que tuvo que obtener del seguimiento del proecso de notas de corte, segundo las matriculaciones efectivas (estimadas en +2,25 %) y tercero las defecciones a lo largo de la licenciatura y/o grado (estimadas en -5,00 %)


Pliego de descargos.- 

No se si es una casualidad o una causalidad, pero después de publicar los resultados el MSSSI y publicar el trabajo derivado correspondiente en el blog, recibí una invitación de un representante de los alumnos de la universidad de referencia para preguntarme sobre mi disponibilidad a dar una charla en la misma al inicio del siguiente curso debido a lo conocido del blog entre los estudiantes de Medicina y al excelente resultado en la prueba MIR de la primera promoción de sus alumnos publicado en pleno verano.

Tengo que confesar que era escéptico sobre esa invitación. Con motivo de mi estancia en Madrid por dos meses al principio del curso y por motivos de agenda de ellos la cosa se quedó en suspenso y ahí sigue. Curiosamente había pensado para la charla en justificar que el éxito de las primeras promociones se debe a las causas que evidencian las tablas que se publicaron y que resalta el artículo. Lo dicho, seguro que es pura coincidencia. Y aún queda la variable notas de corte. Citan al foro casimedicos como fuente. ¿Cómo no se les ocurrió solicitarlas a las facultades de origen y citan un foro en un artículo científico?. ¿Por qué no las habrán solicitado a la fuente originaria?. ¿Acaso pensaron que no se las iban a proporcionar?. Fueron al grano, cogieron los datos de donde estaban disponibles sin más, y no de los egresados sino de lo que dice el tablón verde que entraron, sin contar la matrícula efectiva ni las defecciones, y a partir de ahí hicieron el trabajo derivado. A mi personalmente, como elaborador del tablón verde, fuente originaria de las notas de corte, no me pidieron permiso, desconozco si lo hicieron al administrador de casimedicos.

Hoy se puede saber que los datos de las cohortes estimadas como egresados por el autor de este blog no coinciden con las cohortes de presentados, es decir, con el "grupo control", del que tenemos datos nada más que de los dos últimos años publicados por el MSSSI. Pregunto, ¿de donde han tomado los datos de las cohortes del trabajo?. ¿Se conoce alguna publicación que contenga los datos de las cohortes de egresados?. Ese dato se publicaba por el MECD con cierto retraso y que sepa hace años que no lo publica. Más abajo explico y digo de donde y cómo lo estimo. En las tablas justo es la primera columna tintada de amarillo. Las verdes las publica el MSSSI en sus análisis sobre las pruebas. No conozco ninguna fuente que publique esos datos. Curiosamente los datos utilizados coinciden con los del tablón verde, y en el caso de las primeras promociones fueron modificados en rojo en las tabla que se publica aquí por la diferencia del numerus clausus con los egresados, superior en estos casos al resto en el % de defecciones. En el caso de su propia universidad incluyen una cohorte de entrada al grado de 60 que es la que figura en el tablón verde y una cohorte de salida de 38 presentados a la prueba con una diferencia de nada menos que de -22 ¿no podían haber contrastado ese dato en su propia casa, o acaso es normal que 22 no se presenten a la prueba de la primera promoción?. Parecido pasa con los datos de la Rey Juan Carlos (-29)

Volvamos a la senda y ya que estamos de faena completemos la serie de tablas:



Esta tabla también viene de aquí, que a su vez es una derivación de trabajos anteriores



Esta tabla viene de aquíque a su vez es una derivación de trabajos anteriores


Y ya está en el horno la de este año que ha terminado y que publicaré desde el refugio olvidado

PD 1.- A pesar de mis comentarios somardas del pliego de descargos y los que siguen, solo puedo tener agradecimiento hacia los autores del artículo. ¿Por qué?

Porque aciertan y prueban la hipótesis de que la edad es predictora de éxito en la prueba. ¿Y eso?

Eso prueba que beneficia al "grupo control" de presentados a la prueba, es decir, al continuo grado-postgrado, tesis de decanos y estudiantes de Medicina. Tiene más importancia, no tanto porque repita la prueba de la evidencia, sino porque viene precisamente de una facultad de Medicina, y eso supongo que lo valorarán los decanos y los representantes de los estudiantes.

Para entendernos denomino "grupo control" a los presentados a la prueba que son recién egresados en universidades españolas y se presentan al MIR en su curso. 

Lógicamente, ese acierto y prueba, se suma a los aciertos y pruebas anteriores sobre esa misma variable predictora. Lo han probado y prueban los análisis publicados por el MSSSI. Lo probó Bonillo, de la UAB, en su día. Lo han probado las escaramuzas del editor del blog para probar esa hipótesis. Así lo muestran las tablas, los enlaces a sus orígenes, y también otros trabajos como éste, por ejemplo, o este otro sobre la nota de corte naturaleste otro, consecuencia del anterior.

Pues bien, tanto es así, que la edad no solo es variable predictora de éxito en la prueba para todos los presentados, sino que también lo es entre el propio "grupo control" y lo es de forma notable.

Por ejemplo, en la última convocatoria 2015/2016 ya sabemos que de 5.541 presentados por el "grupo control", 4.017 tenían menos de 25 años, de ellos 34 fueron eliminados por no superar la nota de corte (el 0,85 %), y 1.524 tenía 25 o más años de los que 193 fueron eliminados por no superar la nota de corte (el 12,66 %). La diferencia como se ve es notable, 15 veces más.

Veamos ahora el año anterior, convocatoria 2014/2015. El "grupo control" fue 5.224 y de ellos 3.660 tenían menos de 25 años, de ellos 62 fueron eliminados por no superar la nota de corte (el 1,69 %), y 1.564 tenía 25 o más años de los que 200 fueron eliminados por la nota de corte (el 12,78 %). Vemos que la diferencia también fue notable, 7,5 veces más.

Si descendemos a estudiar el comportamiento del resto de egresados en universidades españolas presentados a la prueba lo podemos obtener de forma derivada. Sabemos que este año han sido 8.000 el total de los presentados a la prueba egresados en universidades españolas y 5.541 los presentados en su año (el 69,26 % de los 8.000), es decir, el "grupo control". La diferencia, 2.459, sería el resto (el 30,74 % de los 8.000)

Ese resto (2.459) serían el subconjunto de los que no se presentaron en su año, de los repetidores que se presentaron pero no eligieron plaza, de los recirculantes que eligieron y o bien renunciaron a la misma o ni siquiera se presentaron a tomar posesión de la misma, y un grupo de ya especialistas que por las razones que sean se vuelven a presentar. Todos ellos supuestamente de mayor edad que el "grupo control". La afección por la nota de corte de este subconjunto es mayor que la del "grupo control", tanto mayor cuanto mayor sea la edad. 

Todos los datos de afección por edad y procedencia, pueden verse aquí, aquí, y aquí.

La edad como tal no es una variable predictora en sí misma sino por lo que significa. Todo el mundo deducirá que son las circunstancias que conlleva la edad, tanto para el subconjunto "grupo control", como para el resto. Pero obviamente parece legitimado "empaquetar" todas esas circunstancias en el cajón de sastre de la edad. Un cajón de sastre que permite objetivar en una sola las múltiples circunstancias subjetivas que no somos capaces de abarcar en la edad.

Pero no solo la edad es predictora de éxito en la prueba, lo es la procedencia y lo es el baremo académico, tal y como prueban varios trabajos publicados, por ejemplo éste, y este otro.

PD 2.- En el PD 1 agradecía a los autores su trabajo. En éste quiero hacer una petición al MSSSI. 

Que en los análisis que publica distribuya los presentados al examen por universidades españolas en dos subconjuntos, los recién egresados en el año o "grupo control" y el "resto" de años anteriores. De esa forma no sería necesario a este editor hacer "escaramuzas" para separarlos. De paso el resto de interesados no tendrían que hacer hipótesis y probarlas. 

Si además separara el resto en cuatro subconjuntos, los que no se habían presentado anteriormente, los repetidores que no eligieron plaza en su año, los recirculantes que eligieron y no se presentaron a tomar posesión o renunciaron a la plaza para presentarse, y los que ya eran especialistas. Esto ya sería para nota. Entonces sí tendría sentido clasificar a las universidades por el resultado de sus recién egresados y habríamos aislado una buena parte los efectos de la variable edad, quedando acotada a los dos subconjuntos del grupo control, que por otra parte se estudiaría su resultado de forma general.

Entiendo que es muy importante para el análisis de examen separar el "grupo control", su métrica debe convertirse en la métrica estándar del examen. 

No solo es cuestión de medir su N sino las referencias de sus resultados. Todos los demás subconjuntos son tributarios del mandato originario de la libre concurrencia, y sus resultados se "incrustan" en los resultados del "grupo control" si hablamos en términos de métrica. De ahí la necesidad de separarlos. Salvo mejor criterio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada