sábado, 27 de junio de 2015

Legitimidad formal y legitimidad moral...

...

o ética, a gusto del lector...

Después de la sorpresa del contenido de la Nota de Prensa al inicio del solsticio de verano, y entendiendo que existe un principio jurídico que está muy por encima de otros, como es que las acciones de la administración pública han de contribuir al mantenimiento de la paz social entre los administrados...

A los gestores de la prueba, MSSSI y MECD, con el debido respeto... digo:

1.- Teniendo en cuenta que, debido a los cambios habidos estos años atrás en la demanda que participaba en la prueba, era legítimo y necesario implementar determinadas acciones de modulación de la misma antes y después de su libre concurrencia, que llevaban aparejado el concretar en cada convocatoria los % de las mismas para poder acomodarse a las circunstancias de esos cambios sin tener que promover cambios legislativos previos.

2.- Teniendo en cuenta que, la convocatoria se publica formalmente a finales del mes de septiembre, después de haber dado el visto bueno a la misma el Pleno de la Comisión de Recursos Humanos del SNS durante la primera quincena antes de la firma de la Orden por el Ministro.

3.- Teniendo en cuenta que, por obligación administrativa de planificación de la misma, casi todos los preparativos que dan lugar a las Bases y Anejos de la convocatoria se deben de dejar zanjados antes de las vacaciones de verano, y que por lo tanto se conocen previamente, quedando solamente su redacción final para primeros de septiembre.

4.- Teniendo en cuenta que, el formato del examen es un ejercicio tipo test de respuestas múltiples con penalización, y esas respuestas se concretaban hasta ahora en cinco, la válida y cuatro respuestas distractoras, lo que hacía que la probabilidad de acertar por suerte, aleatoriedad, fuera del 25 %

5.- Teniendo en cuenta que, el valor de las respuestas válidas era de 3 puntos y el de las respuestas erróneas era de -1 punto, y que ello determinaba una penalización del 33,33 %

6.- Teniendo en cuenta que, existía una relación de equilibrio entre el 25 % de aleatoriedad y el 33,33 % de penalización en el examen desde su creación, que hace que no compense contestar en todos los casos según sea el número de respuestas que se dudan, por lo que esa cuestión influye en la capacidad de discriminación del examen.

7.- Teniendo en cuenta que, uno de los cambios comunicados en la Nota de Prensa afecta al número de respuestas de esas preguntas, que pasa de cinco a cuatro.

8.- Teniendo en cuenta que, las reglas del juego cambian respecto del % de la aleatoriedad porque eliminando una respuesta distractora la aumenta un 20 %, pasando del 20 % actual con cinco respuestas posibles, al 25 % en la próxima convocatoria con cuatro respuestas posibles.

9.- Teniendo en cuenta que, en la Nota de Prensa no se dice nada del valor en puntos de la respuesta válida y errónea, y por tanto no se sabe previamente con certeza el % de penalización. 

10.- Teniendo en cuenta que, las reglas del juego cambiarían respecto del equilibrio anterior entre el % de aleatoriedad y el % de penalización de mantener el valor de la respuesta válida y de la errónea, y que si se mantienen cambiaría la capacidad de discriminación del examen.

11.- Teniendo en cuenta que, el ejercicio de test de respuestas múltiples con penalización es un ejercicio de potencia y velocidad, a una media de pregunta por minuto, que también influye en su capacidad de discriminación.

12.- Teniendo en cuenta que, el número y calidad de las respuestas distractoras, además de la válida, determina que en la mayoría de los casos se haya de contestar dudando, y por tanto con un riesgo determinado de penalización por tener que discernir esas dudas en un minuto de media. 

13.- Teniendo en cuenta que, ese discernimiento constituye la clave del ejercicio y por tanto se ha de entrenar previamente a la realización del examen con simulacros del mismo, a la vez que se realiza la preparación de las materias del mismo.

14.- Teniendo en cuenta que, para poder realizar ese entrenamiento es clave conocer de antemano el % de penalización, que es lo mismo que decir el valor de cada respuesta válida y errónea. 

15.- Teniendo en cuenta que, el tiempo de preparación para la mayoría de los interesados acaba de comenzar justo en el momento de comunicar los cambios en la Nota de Prensa.

16.- Teniendo en cuenta que la Nota de Prensa, al final de la misma en el apartado Calendario remite a todo lo no comunicado en la misma, a la convocatoria que se ha de publicar a finales de septiembre

17.- Teniendo en cuenta que, en la próxima convocatoria y a la vez que el cambio comunicado del número de respuestas distractoras, entra en vigor el Real Decreto 639/2014 que regula la prueba, y en el mismo se dice que el valor de las respuestas válidas y erróneas se especificará en cada convocatoria.

18.- Teniendo en cuenta que, teniendo que entrenar el riesgo de contestar dudando conviene conocer de antemano esos valores, incluso aunque se pudiera alegar la formalidad de tener que esperar a conocerlos a la publicación oficial de la convocatoria.  

19.- Teniendo en cuenta que, otros años se han venido comunicando los cambios previstos oficiosamente de forma anticipada mediante declaraciones a la órganos consultivos como el CEEM u otros, o aprovechando encuentros o jornadas de trabajo a los que habían acudido medios de prensa interesados o que incluso se trasladaban previamente a estos.

20.- Teniendo en cuenta que, una Nota de Prensa del MSSSI es más que una comunicación oficiosa al uso, y que en la misma no se han comunicado los valores de las respuestas válidas y erróneas. 

21.- Teniendo en cuenta que, se ha comunicado indirectamente el % de la aleatoridad al cambiar de cinco a cuatro respuestas, y que el % de penalización debería de guardar la misma relación que guardaba con el % anterior de aleatoriedad, lo que implicaría cambiar los valores de las respuestas válidas y erróneas, porque de lo contrario disminuiría la capacidad de discriminación.

22.- Teniendo en cuenta que, los interesados tienen derecho a conocer anticipadamente las normas de valoración del formato del ejercicio, en concreto los valores de la puntuación de las respuestas válidas y de las respuestas erróneas, bien cambien respecto de los anteriores o se queden como han venido estando, para poder entrenar el riesgo de contestar dudando.

Por todo ello, y salvo que la consecuencia del desbalance que se produciría entre aleatoriedad y penalización de no cambiar el valor de la respuesta válida y errónea, fuera algo querido, razonado y justificado, por los gestores y los examinandos a través del órgano correspondiente.

Solicita al MSSSI y al MECD como gestores de la prueba, 

Que anuncien anticipadamente a los interesados, por el medio que estimen adecuado, el valor de las respuestas válidas y el valor de las respuestas erróneas del ejercicio de respuestas múltiples de la próxima convocatoria. Bien vayan a cambiar, bien vayan a permanecer los mismos, para que todos los interesados sepan con anticipo cuales serán las reglas del juego en la próxima convocatoria, y las puedan preparar y entrenar durante los siete meses de tiempo completos que quedan aproximadamente para el examen.

Firmado en Zaragoza el día 27 de junio de 2015 por José María Romeo Ladrero, editor del blog MIRentrelazados.

Adenda obligada de cálculos a justificar.-

Si el % anterior de la aleatoriedad era el 25 % y la penalización era del 33 %, y el cambio anunciado deja la aleatoriedad en el 20 %, en correspondencia la penalización debería de subir hasta el 41,67 %.

Los valores menores más cercanos a los anteriores que lo cumplen serían 2,40 y -1 lo que llevaría implícito aceptar que el VPE dejara de ser entero y pasara a ser con cuatro decimales truncados. O bien reducir un pelín el % de penalización y dejarlo en el 40 % justo que permitiría utilizar valores enteros de 5 y -2 o por el contrario subirla un pelín al 42,86 % que permitiría utilizar valores enteros de 7 y -3 respectivamente.

Mi opinión es que deberían de ser valores enteros para que el VPE lo sea y de esa forma sea más explícito el corte de la nota de corte que se redondea con ese propósito, según entiendo. Si los VPE fueran decimales no tendría sentido redondear el VPE de la nota de corte.

Por lo tanto caben tres posibilidades, primera dejar los valores de válidas y erróneas como están con lo que cambiaría la relación existente entre aleatoriedad y penalización, segunda aproximar un valor entero cuya consecuencia sería un 40,00 % de penalización, tres aplicar con exactitud los valores correspondientes para conseguir una penalización exactamente igual al 41,6666 %. En las dos últimas deberían de cambiar y comunicar los nuevos valores de válidas y erróneas, y en la primera también por cuanto ya no está en vigor la norma que declaraba su fijeza. 

En resumidas cuentas, si bajas de cinco respuestas (aleatoriedad del 20 %) a cuatro respuestas (aleatoriedad del 25 %) estás aumentando la aleatoriedad un 20 %. Si dejas la penalización en el 33,33 % (20 % ; 33 %) estarías disminuyendo su relación en un 25 % respecto de la situación anterior (25 % ; 33 %), cuando curiosamente la penalización por contestar de forma errónea es el castigo impuesto para que no compense contestar aleatorimante. 

Si aumentas la aleatoriedad y mantienes la penalización, disminuyes la discriminación en una prueba que busca justo lo contrario. Si aumentas la aleatoriedad estás aumentado el acertar por suerte si mantienes la misma penalización, y por tanto disminuyendo la discriminación. La discriminación es la recompensa de saber y arriesgarse a contestar lo que crees que sabes en proporción a ese conocimiento. Si estabas en lo cierto te premian y si no te castigan. 

Si bajas la penalización, en realidad la estarías anulando de dejar los actuales valores, y como consecuencia de ello te arriesgas más, aunque sepas menos, los aciertos se ponen de tu parte porque te compensa ese riesgo. Por lo tanto si se mantuvieran los valores de válidas y de erróneas, habiendo descendido de cinco respuestas posibles a cuatro, se estaría beneficiando en mayor proporción a los que saben menos que a los que saben más, que es justo lo contrario de discriminar. 

No obstante, doctores tienen ambos ministerios para saber más y mejor, haber hecho o hacer las simulaciones pertinentes, y haber decidido o decidir después sobre lo más conveniente del tema en cuestión. 

Adenda a la solicitud, una pregunta, dos respuestas, y varias reflexiones motivadas.-

¿Por qué es necesario saberlo ahora anticipadamente?

1º.- Porque a la vez que se anuncia la disminución de las respuestas de cada pregunta, de cinco a cuatro, y cambia por tanto el % de aleatoriedad, se olvidan que ese cambio afecta además al mantenimiento del % de penalización porque entiendo que se debe de mantener el equilibrio anterior entre ambos, pero no sabemos como quedarán definitivamente los valores de las respuestas válidas y de las respuestas erróneas, porque... ¡que puñetera casualidad!... este año se pone en marcha, respecto de la regulación del formato del ejercicio de examen, el Real Decreto 639/2014 que deroga la norma anterior que los fijaba y dice que esas magnitudes se fijarán en la convocatoria.

Son dos cambios a la vez y solo anuncian uno, el no previsto, pero no anuncian el cambio de los que dependen de esa circunstancia, creando una incertidumbre innecesaria... o lo que sería peor, unas consecuencias no previstas.

2º.- Por que eso afecta a la línea de flotación de la preparación del ejercicio que no es solo estudiar sino también entrenar el formato del ejercicio, es decir, entrenar el riesgo de responder dudando y a una velocidad media de pregunta por minuto, y para eso es imprescindible saber la penalización de las respuestas erróneas.

3º.- A mayor abundamiento:

a) Anunciar el valor de esos parámetros corresponde exclusivamente al gestor de la prueba, es decir a los Ministerios de Sanidad y de Educación en mancomún, y entiendo que no vale remitirse a que el Pleno de la Comisión de Recursos Humanos del SNS de el visto bueno en la primera quincena de septiembre tal y como se dice al final de la Nota de Prensa, porque igualmente se podría haber hecho para los cambios anunciados. Ahí si han entendido que lo moral o lo ético estaba por delante de lo legal.

b) La prueba es de conocimientos médicos generales para ordenar de forma prevalente a los aspirantes para elegir una plaza de especialización, que consta de un ejercicio de formato test de respuestas múltiples con penalización, es decir, se premia las que se responden bien y se castiga las que se responden mal, por lo tanto hay que buscar un equilibrio entre lo que se sabe y lo que se arriesga saber, de lo contrario se contestarían todas las preguntas sin mayores consecuencias y a esperar el resultado. 

c) Hasta ahora se sabían los valores del premio y del castigo porque eran fijos, y el número de respuestas, que no estaba fijado, se había hecho costumbre que fueran cinco. Cambian lo que era costumbre, de cinco respuestas a cuatro y lo comunican, pero se olvidan de comunicar los valores del premio y castigo ya que a partir de este año no quedan fijados previamente

d) No sabemos si serán los mismos o cambiarán para mantener la misma relación anterior entre el % de aleatoriedad y el % de penalización.

e) Si no se adecuaran los valores del premio y castigo cambiarían las reglas del juego sin previo aviso, reglas que no se habrían podido entrenar previamente.

f) Se supone que al anunciar el cambio de cinco respuestas a cuatro han debido de pensar en las consecuencias previamente. 

g) Si fuera así los interesados tenían derecho a saberlo también previamente, exactamente igual que han considerado que debían de saber el cambio de cinco respuestas a cuatro por pregunta. 

h) Entiendo que los gestores deberían de rectificar y anunciar esos valores, porque el ejercicio del examen se ha de preparar no solo en su contenido sino que se ha de entrenar en su formato y en las consecuencias del mismo, fundamentalmente en el riesgo de contestar dudando, es decir, en el control de su penalización. 

Tal y como he escrito anteriormente, y reiterando que es mi punto de vista, no vale decir respecto de lo no anunciado, en el último apartado de la Nota de Prensa titulado, Calendario...

"... y demás especificidades de la convocatoria, se hará público a través del BOE una vez que se pronuncie el Pleno dela Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud previsto para laprimera quincena de Septiembre."

i) Por último, y además, ¿costaba mucho anunciar también, aunque fuera en otro formato diferente a la Nota de Prensa, el % de la nota de corte, el % del cupo, y los % de peso del examen y del baremo académico, ya que todos ellos se han de fijar, según el Real Decreto 639/2014, en cada convocatoria?, o ¿acaso no los tienen previstos todavía?...

Las modulaciones tienen esa pega, pero entiendo que en julio se pueden saber, y además conviene avanzar todas ellas de forma oficiosa, ya que septiembre está a la vuelta de la esquina, salvando por supuesto la necesaria formalidad normativa de que sea el Pleno de la Comisión de Recursos Humanos del SNS quien de el visto bueno previo a la firma del Ministro de la Orden de la convocatoria, de ahí lo de hacerlo de forma oficiosa...

Esperemos que el tema de la valoración de las respuestas válidas y erróneas solo haya sido un descuido sin mayores consecuencias y se rectifique... respecto del punto i) y último, también hay tiempo de rectificar... ¡mira que cuesta poco quedar bien!... 

Dicho quede todo en conciencia, salvo error por mi parte, que rectificaría gustoso y algo más, por ser un servidor quien habría alterado la paz social de los interesados...

3 comentarios:

  1. complucito27/6/15 12:40

    Muchas gracias José María por expresar tan bien la incertidumbre en la que estamos todos los premires. Yo es que ya no sé que se esconde detrás de estos cambios que se comunican a medias, tanto tiempo siguiendo todas tus entradas para intentar entender la evolución del MIR y poderme fijar objetivos acordes y ahora, de repente todo cambia, ¿subirán las netas medias y la nota de corte? ¿cómo vamos a compararnos en cada simulacros si ni siquiera sabemos la penalización? Esperemos que se vuelvan a pronunciar antes de irse de vacaciones... Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo Jose Maria.
    Logicamente deberian aumentar el factor de correcccion o penalizacion a por lo menos cada 2 y media respuestas malas eliminarian 1 buena; o lo que es lo mismo que 1 respuesta buena vale 1 punto positivo y cada respeusta mala restaria 0,40 puntos de forma negativa. Decidan lo que decidan el proximo MIR podra tener muchos aspectos poco predecibles a exactitud de como se comporte la población que lo presente e incluso le puede ser poco exacto para las academias descifrar como sera el comportamiento de quienes se presente al MIR.
    Igual habra que esperar que deciden finalmente en el Ministeriocon las normativas y ver que resulta. Creo que este MIR sera mas interesante que los anteriores y las sorpresas estaran a la orden del dia....

    ResponderEliminar
  3. Gracias Jose Maria por seguir al pie del cañón!

    ResponderEliminar