martes, 10 de febrero de 2015

Eco sobre un artículo de opinión sobre el MIR...

...





Hace tiempo que deseaba escribir una crítica razonada del sistema MIR (Médico Interno Residente) y si no lo he hecho antes ha sido por no desilusionar a MartaSabinaCarlosMaríaAnanda o Nerea ni a los miles de graduados en Medicina enclaustrados durante el último año que, cual manso rebaño bovino, acudieron puntualmente al examen el pasado sábado 31 de enero. En absoluto escribo para desmerecer su esfuerzo. Todo lo contrario. El examen MIR ha sobrevivido inmutable durante casi 40 años porque asegura la igualdad de oportunidades y evita mangoneos y enchufes que, en realidad, fueron los motores más potentes para su creación. Pero de un sistema de formación de especialistas organizado de forma reactiva no podía esperarse un resultado homologable a los mejores de nuestro entorno. El sistema MIR nació con malformaciones congénitas a pesar de que se inspiró en el sistema norteamericano, al que trató de imitar. Sus padres descartaron sin miramiento alguno las cuatro premisas básicas sobre las que se construyó el modélico Residency Matching Program estadounidense; a saber: dependencia de la universidad, doble elección, etapa troncal y examen final.

Al no estar tutelado por la universidad, el sistema MIR no favorece la dinámica de estudio ni la crítica científica. La mayor parte de programas se centran en la formación asistencial que proporciona mano de obra barata; tan solo en unos pocos centros liderados por especialistas capaces y académicos alcanzan un nivel intelectual decente. Peor aún, la independencia de la universidad fue sustituida por la dependencia de un único hospital con lo cual los MIR pierden oportunidades docentes si su centro cojea (como cojean muchos hospitales). Al no haber doble elección, los hospitales están obligados a quedarse con el MIR que escoge plaza independientemente de los intereses del servicio y del currículo, capacidades y aptitudes del propio interesado.

Haber descartado la troncalidad pertenece, como tan a menudo sucede en España, a la cultura del café para todos. Los licenciados interesados por la cirugía entran directamente en las especialidades (neurocirugía, cardíaca, vascular) sin haber cursado los obligados -en los esquemas docentes extranjeros- dos o tres años de cirugía general, para luego realizar una superespecialización. Ello ha ido en detrimento de la formación, ha generado problemas graves en la atención urgente y ha reducido el espectro de conocimientos y habilidades de los especialistas. Y no solo en cirugía sino también en medicina interna, donde el problema es, si cabe, aún más preocupante. El parche que se ha pactado recientemente, después de una década de «aportaciones de todos los estamentos implicados», ha acabado, efectivamente, en un parche que a nadie convence y que es un pálido reflejo de lo que debiera ser la troncalidad. Finalmente, la formación obtenida vía MIR no se evalúa al acabar la residencia y es la única excepción que conozco de un programa docente que no finaliza con una certificación. Nada que se parezca a los Boards americanos o a los Fellowships de los Royal Colleges en Reino Unido, que son imprescindibles para el ejercicio de la profesión.

Aparte de estos cuatro errores congénitos del sistema MIR, los años lo han ido desmejorando al irse añadiendo errores adquiridos. De entre ellos quiero destacar la depreciación del valor de las notas de la carrera, la presión del examen sobre la docencia en quinto y sexto cursos y el bloqueo de los entusiasmos y las vocaciones. En la última edición, la nota del examen representa el 90% de la calificación a lo que se suma el 10% del expediente académico. Es decir, uno podría plantarse en un buen programa de residencia con uno o dos años de intensa dedicación al estudio de biblioteca con el soporte interesado de las academias ad hoc. El examen MIR se va asemejando a unas oposiciones a juez o a registrador de la propiedad. ¿Para qué seis años de estudio y un gasto público que llega fácilmente a los 80.000 euros por estudiante graduado?

La presión del examen MIR se hace sentir cada vez más sobre los últimos años de la carrera: predominio de las preguntas de respuesta múltiple sobre las de ensayo y de los conocimientos teóricos sobre las actitudes y habilidades, retiro hacia las bibliotecas, martilleo en las academias oportunistas los sábados y deshumanización de unos estudios acríticos y colegiales. Para acabar, los estudiantes hoy no se plantean dar vía libre a su interés o entusiasmo por alguna de las materias que van conociendo. Se autocensuran las simpatías porque, a fin de cuentas, su destino va a decidirse en un examen a cara o cruz en el que una o dos respuestas correctas más o menos les puede hundir su ilusión.

34 comentarios:

  1. El sistema MIR, lejos de ser perfecto, es a mi juicio, el mejor sistema para la obtención de una plaza para la formación especializada.

    En un mundo tan endogámico y chominista con es el médico, no quiero ni pensar qué hijo que venga de familia no médica podría optar a determinadas especialidades! Bueno, al menos eso comentan los cada vez más médicos que vienen de otros países aquí huyendo del "mamoneo" que ocurre en sus países de origen.

    La troncalidad (aun tiemblo si hubiera salido adelante), es una tontería (por no ofender), y claro, me explico. Si el problema es que se precisa una formación básica, hay dos soluciones: 1. Mejora la universidad y 2. Mejora (y unifica) los planes docentes de cada especialidad. Si ya de por sí, ser residente es un trabajo cercano a la exclavitud (no librar guardias, no salir nunca a tu hora, no poder aplicar en ocasiones ni la medicina basada en la evidencia sino el "a mi me funciona" de tu adjunto, guardias de r1 sin adjunto presencial, o encargarse de buscas de adjuntos por las noches para que ni se les moleste ni se les pueda molestar... Por un sueldo ridículo) no quiero ni imaginarme lo que sería trabajar, ademas teniendo que luchar por una plaza, pues hasta completar el tronco común, no optarías (por entrevista y méritos nada menos) a tu plaza definitiva! Vamos, que trabajar de médico en España sería un verdadero caramelo! Ah! Y luego para irte al paro y no poder ni presentarte otra vez para hacer otra especialidad porque tienes que estar 5 años trabajando de una especialidad en la que no hay trabajo!

    ResponderEliminar
  2. No creo que la prueba como instrumento sea mala, pero la forma poco pedagogica de construir las preguntas "poner una MUY falsa junto con una falsa sabiendo que algunos marcaran la falsa y no lograran anular la pregunta" me molesta, osea, deberian anularse las preguntas construidas de esa manera. Pero si fuera asi el examen seria muy facil. Es un poco ridiculo que hayan 10 preguntas "de reserva", eso fomenta la construccion maliciosa usando controversias medicas como distractores.Las preguntas no deberian tener duda, pero por algo la prueba es de "Miricina" y no "Medicina"

    ResponderEliminar
  3. Creo que el debate del expediente es un problema claramente conceptual y un tema de gran controversia. En primer lugar cabe distinguir el Examen MIR del Sistema MIR. El sistema MIR es un sistema de ESPECIALIZACIÓN principalmente dentro del sistema público, es decir su objetivo es formar especialista y para ello se creó. Y el examen MIR es una prueba que evalua a los candidatos a dicho sistema para establecer un orden de elección.
    Obviamente aquellas especialidades, como, Cirugía general, la del Dr Sitges, o Medicina Interna son “especialidades a la antigua” –no quiero ofender a nadie- es decir representan el antiguo modelo de Médico: un médico general que sabe un poco de todo, y prácticamente nada de todo, por que manejan campos de conocimiento excesivamente amplios. Es obvio que la base de la Medicina general es en gran medida la Medicina Interna, y que la base de todas las cirugías es la cirugía general. Pero hay una voluntad de todos estos médicos de 60-70 años en defender que el único camino correcto es el camino andado por uno mismo: de grande a pequeño. Esta “idea” de enseñar las bases y luego ir al detalle debería aplicarse con más insistencia, no en la propia especialidad, si no en la propia carrera. Porque los rectores, los decanos … defienden que el problema básico se encuentra en el sistema MIR, sin embargo los especialista que salen de dicho sistema son considerados muy buenos profesionales. ¿No creen ustedes que es posible que el problema se encuentre en las facultades? Un sistema formativo que lleva años orientado a la formación teórica, impartida por especialistas, en las que el Retinologo te da una clase de retina, explicándote y obligándote a aprender técnicas quirúrgicas de la retina. Técnicas que la mayoría no llegaremos a ver nunca.
    (sigue)

    ResponderEliminar
  4. (sigue)
    El problema MIR o la paradoja del MIR se encuentra en la formación universitaria: Francia, UK, … múltiples países fomentan una formación práctica más allá de convertir al estudiante de medicina en parte del mobiliario del hospital. Y encontraron una forma inteligente de hacerlo: obligando a realizar estancias médicas más prologadas y REMUNERANDO dichas prácticas, cargando de responsabilidad a ese estudiante de 5º o 6º. EL año de 6º de Medicina está absolutamente infravalorado, muchas universidades cuenta con un rotatorio cuya definición y proyecto se basa única y exclusivamente en “hacer publicidad de todas las especialidades” sin diseñar un listado de técnicas a adquirir (no hablo de una apendicitis, pero una punción lumbar, un tacto rectal, …).
    Claro que el examen MIR tiene sus deficiencias, no evalúa aptitudes ni actitudes, porque un porcentaje no despreciable de personas considera que eso dañaría la objetividad de la prueba. Pero consideran lógico que cuente un 10% un expediente emitido por una facultad que puede tener criterios de aprobado diferentes a otra (véase las diferencias de netas, según el origen de la universidad, o la incapacidad de predecir el numero según el expediente).
    Claro que la critica científica no se enseña adecuadamente en las facultades, perdemos el tiempo aprendiendo listas, tablas, esquemas de tratamientos enrevesados… se premia más el determinar con una certeza meridiana si se usa tal o cual fármaco entre 5 opciones, que en defender porque tal o cual fármaco es útil en dicha enfermedad. Pero este es el fallo innato de la educación española: es más importante memorizar que razonar. De ahí el recelo que despiertan preguntas de desarrollo largas, argumentativas, explicativas, razonadas. Porque su corrección queda abierta a la interpretación por parte del docente. A este problema se han enfrentado otros países haciendo plantillas de corrección con palabras clave que equivalen a puntos.
    Claro queda que el sistema MIR puede mejorarse de mil y una formas, pero la troncalidad es un intento por poner un parche a una formación práctica deficiente de las universidades y a la duración excesivamente corta de la propia especialidad.
    Es posible que sea necesaria una evaluación final de la especialidad basado criterios objetivos. Pero eso ya existe, hace años que Europa expedita títulos de certificación europeo de la Especialidad. ¿Por qué el ministerio de Sanidad no obliga a su realización, como si hacen otros países?
    Esta paradoja del MIR pide a gritos que haya más participación de la universidad, en eliminar las academias de en medio, por eso me pregunto yo: ¿Por qué las universidades no organizan sus propios cursos de preparación al examen o masters? ¿Por qué no se limita el acceso a los estudiantes de las facultades españolas, haciendo que la inscripción del examen sea llevada por estas? ¿Acaso el estado no invierte ya suficiente dinero en la formación de estos?
    Y me permito acabar con una pequeña reflexión, todo sistema de evaluación es por definición subjetivo, uno o varios sujetos deciden que es aquello importante y como debe preguntarse. Ninguna evaluación es objetiva, pero cuando es compartida es posiblemente menos subjetiva. Por eso el MIR es como es y no es un examen de la universidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo11/2/15 0:09

      Totalmente de acuerdo. Gran respuesta!!

      Eliminar
  5. Yo en parte estoy de acuerdo con lo que dice el articulo, en lo que se refiere a lo poco que cuenta el expediente tras 6 años de carrera, con respecto a un examen cuyas preguntas muchas veces no reflejan los conocimientos del examinado, y en el que, si tienes un mal día, echas por la borda un año de estudio intensivo.... Lo de las academias también es verdad, se aprovechan de todo esto, pero sin ellas, muy probablemente pocos sacarían un MIR decente. El tema de la troncalidad no lo tengo muy claro, pero me alegra que no haya entrado aun en vigor y con lo que no estoy de acuerdo es con el examen post-residencia.... Seria el colmo, después de 6 años de carrera con millones de exámenes, un MIR con 235 preguntas y de 4 o 5 años hinchándote de ver pacientes, de hacer guardias, hacer sesiones, y de paso estudiar también para estar al día, sólo faltaba que tuviéramos que hacer otra prueba para demostrar que estamos preparados para ejercer nuestra profesión..... A ver cuantos profesionales tienen que someterse a tantas pruebas como los médicos y después de tantos años de estudio y trabajo asistencial....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo11/2/15 2:46

      Pues Estados Unidos lo hace. Certifica a sus medicos cada ciertos aňos para actualizarles. Esto es asi...la.medicina de hace 15 aňos no sera la misma dentro de 10...

      Eliminar
    2. Es más debería de hacerse. No sobre toda la medicina, pero si sobre la especialidad que haces. ¿Si no dominas esa especialidad cual es el objetivo de pasar 4 o 5 años dedicado a formarte en eso? y digo al final de la especialidad, no en medio.
      Por otro lado, el examen es el que es, igual de facil o dificil para todos. Claro que hay preguntas dificiles, rebuscadas, complicadas, mal planteadas, o que reflejan tener un determinado conocimiento tremendamente especifico. Algo hasta cierto punto lógico: el examen no esta hecho para sacar un 10 sino para discriminar cuanta medicina cientifica saben 10.000 candidatos para ordenarlos del 1 al 6102 en un momento dado (el dia del examen). El numero que saques no te dice que sepas mas medicina que nadie, ni que seas peor medico que cual, significa que el dia 31 de enero dominabas más o menos medicina. Además si eres buen estudiante, la dificultad del mir es su imprevisibilidad y su extensión, pero salvando eso, no es un examen necesariamente mas dificil que otros tests que hayas hecho (siempre me viene a la cabeza el mismo examen con preguntas test de multiples respuestas correctas en que las negativas restan).

      Eliminar
  6. Buenas noches. Estoy plenamente de acuerdo con lo que dices. Desafortunadamente también este sistema viciado ejerce un perverso efecto sobre muchos de los opositores, a los que la vocación inicial se les transforma en otro tipo de motivaciones. Y conseguirá la plaza el que mejor haya preparado el examen, independientemente de las cualidades personales o de los conocimientos adquiridos en la carrera. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Punto por punto:
    - El expediente. Es un tema complicado. Claro que es desproporcionado que un examen de 5 horas, 225 preguntas, para el que te preparas de forma exclusiva (generalmente) 7 meses, cuente el 90%, mientras que 6 años de carrera llenos de exámenes y prácticas cuenten solo un 10%.
    Pero es lógico que cuente tanto la prueba que es objetiva e igual para todos, el MIR, ya que la variabilidad entre universidades es enorme, y de contar el expediente un 50%, tal vez sería más rentable ir a una universidad "fácil" o "menos prestigiosa", donde sea más fácil conseguir expediente o mejores notas.
    Por poner un ejemplo, compañeros míos se fueron a Italia de Erasmus en 5º, y volvieron con todo sobresalientes sin haber estudiado apenas. ¿Injusto? Bueno, solo cuenta un 10%, y seguro que les costó más estudiarse esas asignaturas para el MIR. Pero de contar el expediente un 50%, quizás yo habría intentado ir a la universidad más fácil de España y pasarme de erasmus en Italia de 3º a 6º...

    ResponderEliminar
  8. Punto 2:
    - La troncalidad. Este tema me parece el más complejo de todos, y no estoy en contra. Hay muchísimos médicos que tras haber hecho el MIR no tienen claro la especialidad más allá de "quirúrgicas" o "médicas", por lo que empezar en un tronco común y especializarse luego podría ser una buena idea además de mejorar la formación general.
    Pero claro, eso también llevaría al mamoneo: Cristina Yang se liga al especialista de cirugía cardiaca, y ya lo tiene hecho; Pedro es más alto, más guapo y le cae mejor que Luis al especialista de cirugía plástica, y Luis puede darse por jodido.

    Por tanto el sistema actual, dentro de lo que cabe, es justo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ole!!!! totalmente deacuerdo con el mamoneo. En las pescialidades elitistas son tan discriminadores que no penseis que solo por ser español y blanquito te van a aceptar; NO!!!!!! alli hay desde racismo y xenofobia hasta machismo, gordofobia y hasta por no ser del equipo de futbol que les guste a ellos te pueden coger ideas.

      Eliminar
  9. Anónimo11/2/15 0:02

    Y por último, comentar los tres últimos puntos:
    - La dependencia de la universidad para mejorar la formación del residente: sin experiencia alguna, estoy bastante de acuerdo con este punto. La etapa de residente es una etapa de formación y supongo que en muchos hospitales será así y en muchos otros mera mano de obra barata y poco más.
    - La doble elección: no es comparable con USA, donde todo es privado y al fin y al cabo un negocio. Aquí el R0 elige su plaza por méritos propios y el hospital lo acepta y lo forma como debe ser. Ya elegirá al adjunto según las necesidades, currículum, etc.
    - Examen al acabar la residencia: también muchas dudas, no estaría mal, aunque tras 4-5 años de formación yo creo que casi todo el mundo sale bien formado como especialista, y el examen sería otra fuente de estrés, una traba más en la dura formación del médico, llena de exámenes y pruebas pero bueno tal vez no estaría mal hacerlo

    Por lo demás buen artículo para debatir y reflexionar, un saludo a todos y especialmente al gran Gangas

    ResponderEliminar
  10. Anónimo11/2/15 0:10

    El sistema Mir esta MAL PLANTEADO desde un primer momento y dejense de memeces que aquí somos marionetas De los altos estados y somos mano de obra barata, por supuesto formandonos, pero no todos por iguales; porque todos conocemos a excelentes médicos con un numero de orden normal y también conocemos a eminencias en su materia que le falta como poco aprender a ser médico.
    El mir ni valora ni cuantifica lo que sabes ni lo que has trabajado... No se otra forma mejor de hacer esto porque al final y al cabo es una oposición, pero seguro que la hay, simplemente las mentes pensantes que estan en el poder son las que la tienen que buscar, pero que pasa? Que no compensa buscarla: mires cada vez mas rebuscado, notas de corte y plazas sin cubrir y ahora para colmo troncalidad... Y si claro es por nuestra mejor formación.... No por tener 8 años en vez de 4 a médicos trabajando como residentes y cobrando menos que un adjunto.... Por favor el fin al final es LA ECONOMÍA Y SIEMPRE LO MANEJARAN LOS DE ARRIBA.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo11/2/15 2:05

    Totalmente en desacuerdo con que los 6 años de carrera cuenten más!! Actualmente en valencia (por poner el ejemplo que me toca mas de cerca) han aparecido dos nuevas universidades de medicina (privadas) cuyos varemos se disparan estrepitosamente...tengo buenos amigos de toda la vida del colegio que actualmente me sacan mas de un punto en el baremo (compañeros cuya capacidad de estudio/trabajo ha sido muy inferior a la mía durante estos 6 años)Mucha menos dificultad en los exámenes y materia totalmente orientada a lo que imparten las academias para el MIR. Citando a uno de ustedes..se trata de facultades de MIRICINA.
    Solo estaría de acuerdo si todas las facultades de medicina se vieran sometidas a un exhaustivo control de la materia que imparten y la dificultad de los exámenes que hacen.

    Por otra parte opino como aquel de ustedes que se queja de aquellas preguntas MIR en las que se debe seleccionar la respuesta MÁS falsa...aun cuando en el propio enunciado de la pregunta te están pidiendo LA FALSA (NO la mas falsa)...es ridículo que el alumno se vea sometido a continuos dilemas a la hora de elegir la pregunta correcta en estos casos aún teniendo un completo conocimiento de la materia. Supongo que para eso están las impugnaciones...el problema es que solo hay 10 preguntas de reserva. Entonces...que pasa si hay 11 preguntas mal formuladas?NADA esa onceava pregunta se da por buena Independientemente de ser mala cuando debería ser anulada. No entiendo que cuesta evaluar un examen en lugar de sobre 225 preguntas sobre 220 si hay 15 mal formuladas y solo 10 de reserva.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo11/2/15 9:01

    Estudié en una universidad de"prestigio" en España y he podido ver el "compañerismo" y la predisposición de determinados profesores con algunos alumnos, por eso estoy muy de acuerdo en que el expediente tenga ese porcentaje.
    El MIR es muy mejorable pero nos equipara a todos y aquí poco vale si eres hijo de tal o de cual, por lo que todos los opositores partimos con la misma ventaja.

    ResponderEliminar
  13. Comparto mi opinión con el último anónimo. En una profesión que se hereda por tradición a los hijos, hay que minimizar los riesgos de amiguismos, enchufes y subjetividades.
    Por un lado el expediente se puede hinchar hasta extremos insospechados a hijos de médicos. Yo lo viví en dos facultades donde estudié mi carrera y es una pràctica muy extendida.
    Por otro lado, esas personas con buen expediente demostraràn en el examen sus conocimientos adquiridos durante la carrera y si estudiaban de memorieta sin razonar se comprobarà en un examen en el que el grueso de las preguntas son casos clínicos.
    Personalmente tengo una gran experiencia en el examrn MiR ya que me he presentado cinco veces. En la primera opté a mi especialidad y las restantes lo hago como entrenamiento para medir mi nivel.
    Considero que es un examen bien planteado y a pesar de tener defectos( como todo en la vida) es el màs justo y objetivo.
    En cuanto a lo de jugàrtela a una carta es màs un bulo que una realidad. Si has estudiado te saldrà bien y aunque creas que los nervios te jugaràn una mala pasada es màs una sensación subjetiva que lo que al final ocurre. Es muy curioso que las veces que me he presentado sin estudiar he sacado pràcticamente lo mismo, lo que me demuestra que es un examen bastante homogéneo y mide bastente bien tus conocimientos generales de medicina.

    ResponderEliminar
  14. En Italia no hay MIR (bueno, hasta el año pasado no había, este año se intentó y con razones como la de este artículo lo hicieron fracasar): el jefe de servicio/profesor/tutor corrigen tu prueba, hecha basándose en un caso clinico, a redactar en 25 líneas. También se tiene bastante en cuenta el curriculum (y no sólo las notas, también trabajos hechos durante la carrera).

    ¿Cuál es el resultado? El 'mamoneo' puro y duro. Si eres hijo-de/amante-de/primo-de se te darán notas más altas en los exámenes y se te corrigirá con una nota positiva. Si eres hijo-de también se pondrá tu nombre en trabajos de investigación que se hagan mientras estás todavía en la carrera.

    A efectos prácticos el "hijo-de-nadie" por mucho que sepa de medicina, está condenado a no poder coger NUNCA la especialidad que quiera.

    ¿De verdad queréis cambiar el MIR?

    Que el hijo-de se ponga a estudiar, como hemos hecho los demás, y no obligue su padre a hacer política con tal de eliminar el MIR.

    ¿Cuál es

    ResponderEliminar
  15. A mi ñonque más me incomoda es el baremo.
    Por que soy egresado de la mejor universidad de mi país, cuyos egresados son mejor formados que más de la mitad de las universidas a nivel mundial. Donde un médico recién graduado deja en pañales en la práctica a caulquier egresado español a nivel clínico y quirúrgico. Y donde estudiamos bajo un regimen casi militar en donde nos pasamos el ultimo año durmiendo 3-4 hrs de lunes a lunes con sólo un día libre al mes, y donde se nos califica con notas bajas por lo estrictos que son. Según ellos para mantener el nivel, o por que simplemente nadie merece una nota perfecta.
    Y llega el ministerio A darnos A casi todos un baremo de 1.6. Mientras A otras personas mesdiocres o de universidades mediocres o vendidas a los altos costos de matrícula les den un baremo de 3.5, y que luego siendo así sea casi lo mismo por ej: sacar 135 netas con un baremo de 1.6; A sacar 128 netas con un baremo de 3.5 aproximadamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con tanto curricululm igual te quedabas en tu País. ¿Alguien te obligó a venir aquí? Ya sabías lo del baremo.

      Eliminar
    2. ¿Y eso de que está usted mejor preparado que la mayoría de la gente de las universidades mundiales se basa en qué clase de estudio? En uno hecho en su país?. Será usted muy bueno pero la humildad reina por su ausencia. De todas formas no se preocupe, porque un número 1 de orden con 1.6 es casi imposible pero estoy convencido de que entre los 100 primeros se puede colar perfectamente, su expediente no se lo impide y sus conocimientos lo avalan.

      Por otro lado no veo que un 10% sea ten discriminativo, ese ejemplo que ha puesto no me vale, pocos expedientes hay de españoles con un 3.5, y dudo que haya alguno que tenga "solo" 135 netas. A ello súmele que la media de los presentados ronda el 1.7 de baremo

      Con respecto a lo que dice de las notas compradas sepa usted que la mayoría de los presentados venimos de universidades públicas en las que no se compran las notas.

      Como dice el compañero, quizás con unas palabras algo desacertadas, usted sabe las reglas que aquí imperan para acceder al sistema de salud pública... quizás no sea el examen más justo a la hora de evaluar los conocimientos, pero al menos es IGUAL PARA TODOS.

      Un saludo

      Eliminar
    3. Anónimo12/2/15 0:57

      Y cual es esa escuela militar de medicina? Con ese nivel tan alto de formacion yo creo que llorar por decimas de baremo te viene igual no? O estoy muy seguro que asi como es tu universidad, igual de excelente debe ser la formacion en los hospitales, para que venir a españa entonces?

      Eliminar
    4. Anónimo12/2/15 2:07

      Por que mi país ofrece menos plazas; y es más difícil pasar allí, que aprobar el mir. Adicionalmente, si es que uno logra pasar, el ritmo de estudio es más estricto que en el pregrado que tenemos. Y finalmente pienso que no es rentable tener que pagar para que me exploten y me den caña todo el día, durante 4-5 años más. La vida es demasiado corta para pasarse 10-11 años bajo ese régimen.
      Adicionalmente la formación es muy buena, un especialista de allí, deja en pañales a cualquiera de acá.

      Eliminar
    5. Mi recomendación es que te bajes de los aires de grandeza en que te tienes subido... Vas a un país que no conoces, una medicina que no conoces, y posiblemente irás a un hospital que no conoces. Siendo el médico menos experimentado, con menor formación y menor rango de esa unidad. y si no lo haces te llevaras palos.
      Para el futuro cercano, te recomiendo algo más de autocritica y de humildad. Por que creo que falta y mucho, solo es cuestion de pasarse por los foros de impugnacion, donde mucha gente saca punta a preguntas relativamente claras, que es harto improbable que impugnen. Todos hemos fallado preguntas, por que hay conocimiento que nos falla, que no tenemos. Las preguntas dudosas o impugnables son apenas 8 o 10 como mucho, luego hay preguntas de dificultad extrema, de conocimiento puro y duro.
      En vez de buscar le peros al examen, haz autocritica y piensa por que has fallado, igual sacas mas provecho que desahogando tu propia rabia sobre un sistema que tu has escogido pasar (había mas países más cerca del tuyo seguro y optaste TU por este). Yo tengo un expediente similar (0,04 más) al tuyo y he sacado 37, 33 netas más que tu. Soy mejor medico? no lo creo. Mejor estudiante? posiblemente tampoco. Lo que puedo estar seguro es que me preparé a conciencia, por que tenía un objetivo en mente que posiblemente alcanzaré. Pero si no lo hubiera alcanzado, en vez de mirar al examen con odio, me miraría a mi mismo, por que cuando hay 10.000 y unos cuantos lo hacen mejor y otros tantos peor, lo más probable es que el que falla sea uno mismo.

      Eliminar
    6. Pues si no te gusta, carretera y manta es muy sencillo. Yo cuando voy a otro país acato normas y condiciones que me ponen y nunca, NUNCA trato con desprecio y con soberbia al resto de las personas y mucho menos las infravaloro.
      No vayas tan de listo porque siempre hay gente que va a saber más que tú vayas donde vayas.
      Y si finalmente decides quedarte aquí y puedes, trabaja con humildad y deja tus aires de grandeza a otro lado, porque de lo contrario no serás bienvenido en ningún servicio y empezaremos con la cantinela de siempre.
      Muchas suerte y un saludo.

      Eliminar
    7. Anónimo13/2/15 8:02

      Una pastilla de humildad te recetaria yo, humilde y mal formado médico en una universidad española.
      No puedes iniciar tu andadura en este pais y en este largo camino despreciando a los que serán tus compañeros y profesores.
      No se donde has estudiado y no dudo de que tendrás buena formación, eso debiera garantizarte un excelente número en el MIR por lo que el baremo debiera ser una anécdota.
      Una compañera de clase con un expediente como el que tu citas va a estar probablemente en la cabeza del MIR de este año. El baremo se puede superar.

      Eliminar
  16. Ostras, que malos somos los médicos españoles. En que maravillosa universidad has estudiado tu?
    A ver, lo del expediente si que tiene su intríngulis. Hay diferencias de calificación de unas universidad a otras ( en España digo). Ya lloramos suficientemente con las s calificaciones infladas de algunos centros que facilitaban la entrada de sus alumnos en Médicina cuando la nota del bachillerato contaba un 40% y el examen de selectividad un 60 %. Entiendo que la gente q se ha partido los cuernos en la carrera quiera que se tenga en cuenta, pero que valga un 25% como valía antes es excesivo. La situación actual sirve para discriminar positivamente a los buenos estudiantes sin penaliZar en exceso a expedientes más discretos.
    Si todas las universidades evaluasen por igual no estaríamos discutiendo esto, pero por desgracia todos conocemos lo que ocurre con algunas e incluso los favorcitos que se hacen entre médicos en las evaluaciones de sus amados vástagos. Que podíamos escribir un libro sobre esas historias. todos!

    ResponderEliminar
  17. Para mi el expediente es una aberración. Es una oposición, a efectos prácticos, como para ser Juez o fiscal. Contar el expediente, para acceder a un sistema de formación que ya exige una prueba con el objetivo de evitar el compadreo, es un ejercicio más de promover el compadreo.
    Es más debería haber dos turnos, un primer turno para las personas formadas en la UE(Esto es asi en Reino Unido por ejemplo) y luego otro para los formados en las universidades de fuera de la UE. Y NO, no digo extracomunitarios, por que la gente olvida que hay extracomunitarios que se forman en las universidades españolas.
    Al que hace las valoraciones sobre la formación médica de los estudiantes de Medicina Españoles, le recomendaría que viera las diferencias de media/netas de una entrada de este mismo blog de ambos grupos, o la distribución según el origen. El proceso de entrada en la facultad no es precisamente moco de pavo en este país. Y no entraré en valorar sobre la dificultad propia de facultades que no conozco, pero las de este país al menos las que si conozco, se caracterizan por ser muy dificil entrar y muy dificil salir.
    No existe ninguna universidad española que regale 3,5 de expediente y mira que hay diferencias entre nuestras facultades en cuanto a expediente (muchos nos quejamos de esto). Vamos es más, no conozco a nadie que tenga ese expediente y haya salido de una universidad española; y creeme que conozco a mucha gente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu razonamiento me parece muy inteligente. Y lógico sería dividir UE y extra-UE según la universidad y no el País de origen.

      Pero lo que pasa en España tiene pocos parecidos, por lo menos en Europa: más de 6.000 extracomunitarios (en su mayoría latinos de habla hispana) o, si lo quieres ver de la otra forma, (quizás) más de 7.000 formados en Universidades fuera de la UE a quienes se les homologan los títulos cada año.

      El freno en mi opinión debería ponerlo el ministerio de Educación que es el que *homologa* los títulos universitarios (no es así para los TÍTULOS europeos que vienen *reconocidos por el ministerio de SANIDAD).

      Habría que buscar criterios más sólidos de credibilidad y confianza hacia las universidades de algunos Países, porque yo no me creo -si me permitís- los títulos de Venezuela (sólo por poner un ejemplo). Un País con una corrupción tremenda, donde a los pilotos de aviones no se les permite -desde hace unos años- volar en los cielos europeos por falta de credibilidad en sus licenciaturas y sin embargo seguimos trayendo médicos.

      Podría nombrar otros Países con situaciones análogas de corrupción y desconfianza de la comunidad internacional hacia ellos, pero con el ejemplo de Venezuela me basta, que si no ciertos ánimos de ultramar se encienden sin razón.

      Eliminar
  18. Comparto con el autor que sería necesario una evaluación al final de la residencia. También sería necesaria una evaluación de TODOS LOS HOSPITALES Y SERVICIOS DOCENTES. He trabajado en Suecia como médico y allí la formación como estudiante (con importantes responsabilidades en el año y medio de internado tras la carrera) y MIR es EXCELENTE.

    No obstante, y hablo por experiencia de compañeros de carrera aquí en España, por mucho que seas el hijo del jefe de servicio y presidente de la Sociedad Española de... si en la carrera ello te ha podido (o no) influir en el expediente académico, POR SUERTE, no es así en el examen MIR, siendo necesario incluso repetirlo ("como cualquier hijo de vecino").

    Critico, eso sí, el alto precio de las academias para la preparación del MIR, aunque también reconozco que el nivel de calidad docente es con creces SUPERIOR a la de los profesores de la universidad.

    ResponderEliminar
  19. Me parece perfecto el artículo redactado. Pienso que el MIR sería un examen objetivo si realmente el que más sabe es el que responde bien la pregunta. Pero esto es un cara o cruz, en el que el ministerio no sabe si ese opositor sabe la respuesta o ha sido solo por azar. Cuantas veces hemos comentado durante la preparación " si hubiera sabido menos hubiera marcado la cruz en la opción correcta". Pienso que debería ser la frase al revés. Hay un montón de preguntas mal formuladas, muchas en las que hay más de una opción correcta. Por lo tanto para obtener el número de puestos de esas preguntas además de saber cuales son las respuestas verdades tienes que "atinar" a la que quiere el ministerio. Los opositores mir nos dejamos la piel para este examen. Dedicamos más de medio año a estudiar únicamente para ello. Lo hacemos con ilusión, en espera a una recompensa que se corresponda con el esfuerzo de cada uno. El ministerio se debería tomar este examen con más seriedad. Si el examen estuviera bien hecho no se daría pie a los foros de impugnaciones en la que las personas tratan de impugnar sus netas falladas tengan razón o no, haciendo campañas de personas que recojan a un gran número de personas que apoyen su mismo fallo. Así que ya veis, es un examen muy objetivo, no? Es penoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie dice que el MIR sea el patrón oro de los exámenes (quizás el UMSLE sí lo sea). Lo que pasa es que es igual para todo y cierta aleatoriedad existe en algunas preguntas, no en todas. No se puede NO saber que el Klinefelter es HIPERgonadotropo, da igual lo que pongan en el resto de opciones, no se puede NO saber que la prevalencia de la IC NO está reduciéndose, da igual lo que pongan el resto.... Y así varias que se quieren impugnar.

      Entiendo que el n. 1 del mir podría conseguir hoy el 1 mañana el 900 y pasado el 400, pero igualmente podría elegir la especialidad que quiere, si está en los 1.000 primeros.

      ¿Que hace falta poner preguntas mejor redactadas/estudiadas? Por supuesto. ¿Que cada año ponen 10-15 preguntas que son basura? Cierto. Pero el examen es así de igual para todos, esas 10-15 darán un poco de aleatoriedad pero el que más sabe, el que más ha estudiado, saldrá ganando. Sea el n.1 o el n. 120.

      Eliminar
    2. Algunas de las cosas que dices son ciertas, es verdad, no se puede no saber que el klinefelter es hipergonadotropo, pero tampoco se puede no saber que el klinefelter no es la primera causa de esterilidad en varones. Y ante este tipo de preguntas que haces? Te la tienes que jugar a cara o cruz... y a veces toca fallarla aunque sepas que ambas son falsas, por eso no deberian de poner este tipo de preguntas.

      Eliminar
  20. Pienso que todos debemos saber que la IC está aumentando, pero si pone señale la opción falsa entre cinco opciones, es porque sólo debe haber una falsa, no dos. La mortalidad en términos generales con los grandes avances en su tratamiento hoy en día no es de un 70% a los cinco años. Por lo tanto dos opciones falsas entre cinco opciones. Antes de publicar un examen al que se presentan 12000 personas, estas cosas deberían revisarse, si hay que escoger la falsa pon sólo una falsa. Es un simple ejemplo de muchas preguntas que también hay este problema.

    ResponderEliminar