lunes, 9 de junio de 2014

Cuatro años de aleatoriedad...

en el orden de las respuestas de las preguntas del examen MIR...



Una prueba de la búsqueda de la objetividad hasta en los detalles
 más nimios: las "máquinas" ya tienen arte y parte en el examen MIR.

Después de elegir las preguntas del examen las respuestas de las 
mismas se aleatorizan desde hace cuatro años. Esa podría ser una de las
razones por las que existe algún cambio en el orden de la respuesta correcta
 en algunas de las preguntas por parte de la Comisión Calificadora.

Lo que querría decir que después de elegido el examen "nadie" 
tiene por qué saber el orden de la respuesta correcta de cada pregunta, 
solo una "máquina" habría podido guardar la plantilla 0 de respuestas 
correctas después de aleatorizarlas, y mantenerla bajo "llave".



Si atendemos a la historia de 41 exámenes MIR, solo 
antes, en otros cuatro exámenes, un "humano" lo consiguió,
lo que vendría a demostrar, si nos fijamos en el sentido del sesgo,
 que solo uno de ellos pone el examen por las diferentes épocas del mismo sesgo, 
unas más largas que otras, es decir, elige las preguntas que se han de repetir, ayudado
 o no de una máquina, y las reelabora dándoles su impronta, su "sesgo", a partir de eso 
elabora el resto que también tienen el mismo sesgo. Lo que se desprende de la
gráfica son las diferentes "épocas" del examen MIR por el sesgo del
"humano" que se encargaba de ello en cada una de ellas. 

Desde hace cuatro años eso ya no es así, 
un "algoritmo" decide ese orden de forma aleatoria
para que no se le vea el plumero, el "sesgo", al humano en cuestión.

Nota.- He revisado las fuentes de posible bibliografía sobre el tema y no he encontrado nada, salvo una propuesta del autor de la entrada para su aleatorización, publicada al final de un análisis del MIR de aquel año en la revista eRAS, al que fui invitado por su director Manuel Oñorbe de Torre. Agradecería que si alguien encuentra algún estudio sobre este tipo de sesgo ponga la referencia en un comentario a la entrada. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario