jueves, 1 de mayo de 2014

Los efectos de las modulaciones...

la persistencia de los efectos de las modulaciones explicada en imágenes...

de como el estudio de la distribución de los resultados ha llevado a la toma de un conjunto de decisiones, desde 2008 (posibilidad de modular la nota de corte, el % del cupo, la ponderación del baremo, el segundo llamamiento, la renuncia obligatoria para poder repetir el MIR sin haber terminado la especialidad, la prohibición de volver a elegir la misma especialidad, el turno de discapacitados, etc.), para tratar tener herramientas que permitieran adaptarse, cada año, a las circunstancias del momento. La presión de la demanda había bajado de tal manera que se habían llegado a adjudicar plazas a médicos no solo con nota negativa, sino que se presentaban y no rellenaban el examen, obteniendo nº de orden que les daba acceso a la plaza.

¿Cómo se había llegado a esta situación?

El MIR nació en una época de sobreproducción de médicos, y había hambre de especialización, su nacimiento no fue otra cosa que procurar que el acceso a la formación fuera para todos igual y exclusivo, todos deberían de hacer el MIR para poder especializarse, no habría gateras por donde se burlara el sistema, la prueba sería de libre concurrencia, no solo para recién egresados, anual y única. Pero pasaron los años, y una vez metabolizados los de años anteriores y el exceso de producción de médicos de los 70 se llegó a 1995 donde pasó a ser obligatoria, incluso para el ejercicio de la medicina general en el SNS, lo que llevó a la creación de dos pruebas anuales de 1995 a 2000 inclusive, la general y la específica de Familia o pre95.

A partir de ahí, y metabilizado el colchón de la demanda no satisfecha, llegó el decenio de los 2000 y se descubrió el efecto que produce la demanda selectiva en la adjudicación de plazas, cuando la presión de la demanda es inferior a dos veces la oferta. Ese efecto fueron las plazas desiertas a mitad del decenio y durante años seguidos, eso abonó la puesta en marcha de las modulaciones previstas en la DTQ del RD 183/2008 y en la Orden SAS/2158/2010 para evitar la situación del MIR 2009/2010, de la que a mi entender fueron responsables los que mantuvieron el cerrojo para entrar y no hicieron nada desde 1995-2000 ante la que se venía encima, eso sí, para luego protestar contra el maestro armero, y aquí estamos con los parches que no solucionan la paradoja del cerrojo para entrar en Medicina y la libre concurrencia para entrar en el MIR pero lo amortiguan. Es como ese regador que no ha nivelado el campo y se pega sudando todo el día para llevar el agua a lo alto del mismo, y resulta que el agua se va al hondo, el agua siempre va al hondo de su natural. ¿La solución?

La solución es nivelar el campo para que se riegue solo, pero amigo, para eso en vez de sudar regando tengo que sudar discutiendo, y eso a veces te lleva a sudar sangre en lugar de agua... así que a pensar como se soluciona esa paradoja, la paradoja del MIR... doctores tiene la profesión...

Aunque quien sabe, a veces los parches funcionan, y mejor no meneallo... ¿o sí?, que se prguntaría nuestro Presidente como buen gallego...

A la vista de las gráficas ha funcionado simplemente para ordenar la demanda, pero no soluciona el meollo de verdad, para satisfacer la oferta se requiere al menos el doble de demanda, y eso nos lleva a dos cuestiones no deseables, o producimos el doble de médicos que de plazas, y eso nos llevaría a la emigración de miles de médicos, o de lo contrario para cubrir la oferta se multiplicará la demanda exterior, y el efecto será el inverso... elijan los doctores...


El efecto óptico y real de las modulaciones, la regulación de la demanda exterior, 
no solo con la posibilidad de reducción del % cupo por la cabeza de la distribución, 
sino fundamentalmente con la nota de corte por la cola de la misma,
 que por cierto también regula la demanda española.


La simulación de la tarta final del MIR 2013/2014
en el supuesto de adjudicación de las 307 plazas en el 2º llamamiento

Los que han elegido este año hasta el nº de orden 7.360 
en el primer llamamiento, y la simulación, en verde, de lo
que supuestamente ocurrirá en el segundo.

Modulaciones: nota de corte del 35 %, 4 % de cupo, y 2º llamamiento.
Obtuvieron nº de orden 7.360 de 10.211 examinados, el 72,08 %


MIR 2012/2013

Los que eligieron el año pasado hasta el nº de orden 9.182 en 
el primer llamamiento y en el segundo. En el segundo, aún quedaron
 39 plazas desiertas, de las 350 que habían quedado en el primero.

Modulaciones: nota de corte del 30 %, 8 % de cupo, y 2º llamamiento.
Obtuvieron nº de orden 9.182 de 11.771 examinados, el 78,01 %


Ahora veamos lo que ocurrió los tres años anteriores:


MIR 2011/2012

Modulaciones: nota de corte meramente positiva, 10 % de cupo, y 2º llamamiento.
Obtuvieron nº de orden 11.868 de 11.906 examinados, el 99,68 %


MIR 2010/2011

Modulaciones: nota de corte meramente positiva, 10 % de cupo, y 2º llamamiento.
Obtuvieron nº de orden 11.554 de 11.623 examinados, el 99,41 %


MIR 2009/2010


Modulaciones: nota de corte meramente positiva, 10 % de cupo.
No se había creado la posibilidad de un segundo llamamiento.
Obtuvieron nº de orden 11.406 de 11.438 examinados, 99,72 %


Nota.- Ver la tabla de plazas desiertas de la entrada anterior, ahí están muchas de las explicaciones del porqué de las modulaciones...

Se pasó, del decenio de los ochenta y noventa, en la que la demanda era muy superior a la oferta, y no precisamente de recién egresados sino también de los acumulados que aspiraban a especializarse y no habían tenido oportunidad de hacerlo, por no existir el MIR. Una vez metabolizado, poco a poco, ese deseo desde 1995, con la creación de una prueba específica junto con la general hasta el 2000, además de un conjunto de ECOEs, la última este año, se llegó al decenio pasado con una relación demanda/oferta mucho menor, de tal manera que ese fenómeno ocurrió a la vez que el despegue económico del decenio y se mantuvo hasta la crisis económica.

La nota de corte afecta a todos, pero las consecuencias en % de los que no la superan en los diferentes subconjuntos de la distribución no es igual, ese dato puede verse en la tabla de esta entrada, aquí.

Solo falta desagregar, del subconjunto de españoles, los recién egresados de los que no lo son. Ese es el dato que no conocemos. No todos los españoles que se presentan al MIR son recién egresados, y no todos que podrían elegir terminan eligiendo plaza, antes de establecer la nota de corte y después, eso se puede ver, con datos y con gráfica, aquí.

6 comentarios:

  1. Anónimo1/5/14 11:46

    Muy bueno tu análisis. He de añadir que en los próximos años se va a sumar un grave problema. Se han abierto demasiadas facultad de medicina por lo que la bolsa de médicos que aspiran a una plaza de especialista va a aumentar muchísimo. Esto, sumado a la inevitable troncalidad va a cambiar todo el mundo MIR por completo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, pero me permitirás tres preguntas.

      1.- ¿Me lo dices o me lo cuentas?

      No es por nada pero me gustaría saber de donde han salido esos datos.

      2.- ¿Tal vez han salido de aquí?

      Porque si no estoy ciego no he visto citar la fuente de todos los que andan diciendo eso.

      3.- ¿O acaso sonde aquí y no citan la fuente y los utilizan con un juicio previo determinado?

      He dedicado ocho años de mi vida, que se dice pronto, a medir todo eso, tanto la demanda y oferta para entrar en Medicina como las notas de corte de todo el proceso, de ahí salen los datos de recién egresados puestos en tablas y gráficas.

      No tengo nada personal, no te conozco y no dudo de tu buena fe, pero no conozco ninguna otra fuente donde se publiquen estos datos para poder contrastarlos por cierto.

      Si tienes alguna duda al respecto pregunta al anterior presidente de los decanos, el decano de Murcia, el te podrá confirmar lo que digo si no tiene inconveniente.

      El cambio de verdad en el mundo MIR fue en el decenio pasado, y fue el cambio de la demanda interna española, fue un cambio tan brutal la disminución de la demanda española que junto con el aumento de la oferta de plazas MIR produjo un efecto llamada descomunal que se manifestó en una homologación de más 55000 títulos extranjeros, más que los recién egresados en una década, ¿a quién responsabilizamos de eso?, ¿no tienen nada que ver los que no soltaron a tiempo desde 1995-2000 el numerus clausus para haberlo cerrado justo cuando se abrió en vísperas de la crisis?

      Han sido diez años de desfase según dice la gráfica, y no precisamente el fijarse en la alarma de que se cruzarán las líneas, nunca se habrían cruzado si se hubiera aflojado diez años antes y se hubiera vuelto a cerrar cuando se veía la crisis venir.

      Por cierto, no están saliendo 7000 médicos como se dice, en le 2018 serán 6.839 y al siguiente ya bajan, y las plazas MIR que se ofertarán en la convocatoria 2018 no se saben. Nadie protestó cuando se ofertaban más y más y la demanda española no era suficiente.

      A pesar de eso no he visto la más mínima autocrítica de los que siempre consideran culpables a otros.

      Me gustaría insistir que no tengo nada personal, esto es simplemente un pliego de descargos, pero este tema me escuece, me escuece mucho, y los tiros no van precisamente por donde deberían de ir, pero he de decir que en estos años al menos se ha tomado conciencia de la situación.

      Lo importante es darse cuenta de la paradoja que supone cerrar un grifo de entrada y abrir una libre concurrencia, una vez se ha metabolizado el exceso de producción, y darse cuenta que con el formato actual hace falta una demanda del doble de la oferta para cubrir las plazas por el fenómeno de la demanda selectiva.

      A partir de centrar el problema, hay que afrontar la solución, que no solo es cualitativa de discurso, sino que desde mi punto de vista es cuantitativa, los cualitativistas dicen lo que hay que conseguir pero no como se ha de conseguir.

      Ya ves que me escuece el tema... pero curiosamente no soy ni arte ni parte del mismo...

      Eliminar
  2. Anónimo1/5/14 13:33

    jose maria muchas gracias por todos los analisis que haces, nos pones las cosas claras.
    una pregunta
    ¿valdria la pena repetir en mir estoy afectado por el cupo puesto 6000 para el segundo llamado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La preparación del MIR es una cuestión de dos cosas, la primera de saber las circunstancias por la que obtuviste ese nº de orden, y si tu sientes que puedes dar más de lo que diste y mejor, hace falta la segunda cosa, actitud, porque hace falta planificación, entrenamiento y estabilidad emocional.

      Se dan casos de mejoras sustanciales, y casos de no mejorar gran cosa o incluso retroceder.

      Lo que decides que no te lleve a mirar a los lados ni atrás.

      Para estar dentro del cupo hay que pensar en las 140 netas, pero eso no quiere decir que hay que llegar, este año es un ejemplo y cuanta menos gente afectada por el cupo será más fácil porque es una cuestión de densidad en la distribución, cuantos más se presenten más concentrados por intervalo de resultados, y al revés.

      Eliminar
  3. Anónimo1/5/14 14:07

    muchisimas gracias...¿hay algun indicio de la reduccion de plazas al 2%?
    su respuesta anterior clara y concreta !! desde ya gracias ..
    saludos un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ninguno, ninguno por el momento.

      Eliminar