martes, 5 de noviembre de 2013

LA TASA DE ÉXITO POR % DE ELECCIÓN DE PLAZA


Nota.- La tabla está ordenada por el % de los presentados que eligieron plaza según facultad que expidió el título de licenciatura. No cabe la menor duda que salen perjudicadas aquellas facultades por las que se presentan más exalumnos de los que egresaron, ello quiere decir que los años que transcurren entre el egreso y la presentación al examen suponen un predictor de menor resultado que se puede estimar del orden de una media de 4 netas menos por año, aunque esto tampoco es igual por facultad. De todas formas en la asignación de plaza existe un sesgo con el fenómeno de la demanda selectiva por diferentes causas, entre otras disponer de más o menos plazas en tu ámbito territorial además de otras causas, y por tanto la tasa de éxito es igualmente una aproximación sin más.

Otro dato curioso, que no he comentado en la entrada anterior, es el siguiente: se presentaron al examen solo 141 con título comunitario cuando realmente figuran en las estadísticas 426 comunitarios el año pasado, lo que quiere decir que la diferencia (285) son de facultades de países no comunitarios que se presentaron como comunitarios, es decir tenían doble nacionalidad y realmente eran extracomunitarios y obviaron el cupo por esa circunstancia, una mayoría de ellos figuraban como italianos. Aún faltarían los extracomunitarios que se presentaron como españoles por doble nacionalidad, otra forma más de las variadas formas legales de obviar el cupo, aparte de las SIT 1-2-3, y que en el caso de extracomunitarios, con nacionalidad de origen y además española, no nos costa su número. 

De los 141 provenientes de universidades del ámbito europeo solo eligieron plaza 75 es decir el 53,19%, y de los 4.775 presentados de las universidades de ámbito extracomunitario eligieron plaza 1.511 es decir el 31,64%, ahí estarían los afectados por el cupo, 511 en el llamamiento 1º más 311 en el llamamiento 2º que hacen un total de 822, más 689 entre los SIT 1-2-3 que obviaron el cupo legalmente por una u otra de las vías legales previstas, más los que figuran como europeos, españoles e italianos fundamentalmente, que se presentan con títulos no comunitarios. 

En resumen, de las 6.439 plazas elegidas y asignadas, 4.763 plazas fueron elegidas por titulados en facultades españolas, 75 plazas fueron elegidas por titulados en facultades europeas, y 1.511 plazas fueron elegidas por titulados en facultades extracomunitarias.

Nota 1.- Conviene decir que el denominado cupo de extranjeros no funciona por titulación de origen sino por nacionalidad,  y que la homologación del título para los que lo obtuvieron fuera de España, tengan la nacionalidad que tengan, por ejemplo españoles que estudiaron la carrera de Medicina fuera, corresponde al ministerio de Educación y no de Sanidad.

No me quiero olvidar de un caso minoritario pero causa de discordia, que son aquellos extracomunitarios que estudian la licenciatura o grado en España con visa de estudios, y que siendo titulados en España, no necesitan homologar el título, pero están afectados por el cupo por ser extracomunitarios con visa de estudios.

Nota 2.- El examen MIR no es un examen de acreditación de conocimientos que homologue el título para trabajar en España a los titulados en el extranjero, sino únicamente para seleccionar ordenadamente para elegir plaza de formación sanitaria, que requiere previamente haber homologado el título obtenido en otros países por parte de los titulados, sean o no españoles. 

Esa homologación, que se hace por el ministerio de Educación y no por el de Sanidad, es simplemente un procedimiento administrativo, es decir, presentando la documentación requerida a voluntad del interesado. Este asunto explicaría algunas de las peculiaridades del MIR en España que no se entienden por comparación respecto de lo que ocurre en otros países, y que ha sido causa del fenómeno que comenzó a mediados del decenio anterior, respecto del desequilibrio de la oferta y demanda de plazas de formación sanitaria para médicos, produciendo un efecto llamada que hubo de reconducirse con las llamadas modulaciones, dentro del MIR y por Sanidad, por no poderse, o no convenir, controlarlo mediante transformación del procedimiento establecido de homologación de títulos por Educación mediante un examen de acreditación, ya que el mismo es administrativo y adlibitum.

Esa y no otra ha sido la causa de tener que establecer las llamadas modulaciones, tan mal entendidas por propios y extraños, y que el Ministerio de Sanidad asumió en solitario con la incomprensión más que con el reconocimiento, por parte de unos y otros, y aún dura el tema. De ahí que un servidor haya llamado parches a las modulaciones, parches pero que funcionan para el fin que han sido previstas, aunque no vayan a la raíz del problema. 

Por que ir a la raíz del problema hubiera sido peor, por la tardanza necesaria para tratar de poner a unos y otros de acuerdo para cambiar normas de rango superior en este país de discutidores, siempre a la cesca y a la greña de si son galgos o podencos. Además, estoy seguro, no se hubiera conseguido, y a las pruebas me remito, con el tema del numerus clausus. En mi caso, un triste mortal, aún estoy esperando contestaciones a mis preguntas y propuestas de índices por plaza, después de que me invitaran a exponerlas por parte de quienes lo hicieron y/o asistieron al debate. Después de aquello todavía me hago las mismas preguntas, ¿hay algún órgano encargado de ese asunto en el ministerio de Educación o en la CRUE?, ¿qué metodología utiliza para tratar de conseguir el ansiado equilibrio numerus clausus:oferta de plazas MIR, que no puede ser precisamente 1:1?, ¿cúanto tiene que ser?.

2 comentarios:

  1. tienes mucha razon jose maria en muchas cosas y yo tengo una pregunta. no sera ya hora de cerrar la homologaciones de titulo extranjero? o al menos como en otros paises que para homologar se pase por alguna prueba? o es que es muy costoso hacer esa prueba extra para homologar?
    y para terminar hasta cuando crees que la homologacion de titulos sera solo un procedimiento administrativo tomando en cuenta que al parecer en los siguientes anhos no se necesitara para nada a medicos extracomunitarios, no estaran cometiendo el mismo error que con el numerus clausus?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dudo mucho que se cambie la normativa sobre homologaciones que afecta a todos los títulos, no solo a Medicina, simplemente la gente disminuirá o dejará de homologar si disminuye la oferta de plazas MIR y la oferta de trabajo.

      Igual que actuó la ley de King (ley de las desproporciones) con el efecto llamada, al aumentar la oferta en pocos años, igual pasará ahora pero al revés, porque al igual que el coste de homologar es mínimo no lo es ponerte en marcha para preparar el MIR porque no es una cuestión de probar suerte, ahora ya no funciona así porque hay modulaciones para controlar parte de determinadas variables.

      Habrá un equilibrio que determinará quien quiera arriesgarse, un equilibrio entre deseo-necesidad-coste-eficacia en función de la oferta y de las normas que la regulen (las modulaciones), así pues no creo que cambie el procedimiento de homologación, ¿para qué? si ya se han encontrado otros mecanismos, además la homologación tuvo la ventaja de una respuesta rápida en el caso inverso.

      Como respuesta de fondo, de raíz, evidentemente debiera de hacerse, pero hay quien piensa que es mejor que el gato cace ratones y no perder el tiempo discutiendo si son galgos o podencos, entre otras cosas, porque no nos pondríamos de acuerdo. Si las modulaciones funcionan, cazan ratones, ¿para qué nos vamos a poner a discutir si cambio la legislación de homologar?, se regulará sola, si no hay trabajo y hay pocas plazas, será el examen quien controle la situación.

      Eliminar