jueves, 14 de agosto de 2014

La dificultad del próximo examen MIR...

¿Se puede saber como será el próximo examen de difícil?

Respuesta: no

Ni siquiera quien lo prepara sabe como resultará de difícil, eso se sabe después de hecho por los examinados, cuando se miden los resultados.

Pero algo sabrá quien lo pone, digo.

Respuesta: seguro que sí. Una idea de como quiere que sea seguro que tiene.

La dificultad del examen, por convenio, se determina mediante comparación de los resultados medidos después de realizarse. Sabemos que los tres últimos exámenes han estado dentro de lo que se puede calificar como fáciles para lo que es el examen MIR, y los dos anteriores a ellos estarían dentro de lo que se puede calificar como difícil. 

Por lo tanto podemos decir que la dificultad de los exámenes es variable, y que no se puede decir que esa dificultad sea igual para toda la distribución de resultados. También podemos decir que la primera mitad de la distribución cada vez se prepara mejor pero también que es más sensible a las sorpresas, a la dificultad no esperada.

De los resultados medidos podemos saber que la dificultad del examen se mueve en una incertidumbre, pero una incertidumbre +/- acotada hasta 18,00 netas aproximadamente en el P50 de respuestas netas. Ese es su comportamiento.

Para conseguir eso no sería nuevo decir, especialmente para los estudiosos del tema como son algunos de los preparadores, que una parte importante de los conceptos preguntados se repiten, digamos que el 50% para redondear. Eso determina una parte de la facilidad/dificultad del examen. Pero queda el resto, conceptos que no se han preguntado nunca, y ahí está el asunto del próximo MIR, como de cualquier MIR, en las dos partes del examen, los conceptos preguntados en MIRes anteriores y los no preguntados nunca, y entre estos a su vez hay dos partes en cuanto a dificultad se refiere, ahí es donde el examinador trata de conseguir la discriminación de cabeza.

Para atacar el MIR hay que hacerlo por partes, primero la primera mitad, la de los conceptos repetidos, esa que recalcan en las academias que hay que machacar porque es la más rentable o más eficiente, que es lo mismo, porque en la preparación del MIR el coste es el tiempo, el tiempo escaso, y si no amarras esa mitad de nada te va a servir el resto, así que primero lo primero, asegurar el máximo % de las cien netas de esa primera parte, si no vamos mal.

Hay que ser rápido para esos conceptos que se repiten para ir desahogado de tiempo para lo nuevo, lo que nunca se acaba, y así ir sumando a lo anterior, porque si no sumas te quedas casi en la parte alta de la campana, que es mucho, pero no suficiente para salir de las arenas movedizas donde se concentra la gente y una neta te sube y baja como en un tobogán. Ahí solo se hace que sufrir, hay que salir de las arenas movedizas como sea, y solo hay una forma.

Así que sí, que se puede saber algo del examen, al menos la mitad, pero de la otra mitad solo podemos especular. Que si este año toca difícil porque llevamos tres años fáciles seguidos...

En el MIR hay que ser práctico, quien es recién licenciado y tiene un buen expediente académico en la carrera tiene mucho ganado, con una condición, que se lo curre, y lo lógico es que esté arriba, en la primera parte, pero no hay nada asegurado, solo tu puedes vencer a tu media estándar. Los expedientes aprobados y que además son recién licenciados, la mayoría de los mismos, tienen que echar el resto y vencer a su media estándar o probable, y ejemplos "haylos", algunos puestos en el blog como referencia. 

Los que ya hace tiempo que egresaron deben de saber que cada año que ha pasado han perdido comba de memoria, y eso cuesta de media cuatro netas por año, si las quieren superar han de apurar. Digo de media porque hay otras cosas más que influyen, no es lo mismo haber trabajado de internista que de oftalmólogo por ejemplo durante esos años, pero esa media no me la invento.

Asegura cuanto antes, y además cada día, la parte que te toca de la mitad del examen probable, te lo marcan en las academias lo que se ha preguntado ya, pero procura sumar además de lo nuevo, también cada día en tu rutina, y no te preocupes de como será porque en esa segunda mitad del examen, nueva, habrá preguntas de dificultad media y de dificultad extrema, adrede para discriminar, y esos dos subconjuntos de preguntas, la cuantificación de cada uno, determinarán la dificultad del examen.

No hay más de cuatro mil personas que preparen medianamente bien el examen, procura ser uno de ellos, es tu oportunidad, aprovéchala, ponte unos objetivos realistas cada día y también para el examen, y conforme los superes súbelos. Solo compites contigo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada