Páginas

domingo, 20 de abril de 2014

¿Superarán este año los españoles las 5.000 plazas?...


¿Superarán este año los españoles las 5.000 plazas asignadas?
La disminución de los demandantes españoles, y la demanda selectiva de los mismos, 
ha hecho que la última convocatoria que superaran esa cifra fuera la del MIR 2003/2004 


Durante los Actos de Asignación de Plazas de este año y hasta 
el miércoles, han sido llamados a elegir hasta el nº de orden 1.750
De ellos 1.585 eran españoles y 165 extranjeros. 

De los españoles han elegido 1.575 y 10 no han comparecido a elegir. 
De los 165 extranjeros han elegido 159 y 6 no han comparecido a elegir.
De los 159 extranjeros que han elegido, 58 no estaban afectados por el cupo, de
los que 42 eran comunitarios, y 16 extracomunitarios (9 SIT 1; 3 SIT 2; 4 SIT 3). 

Los extracomunitarios afectados  por el cupo eran 165, de los cuales han
elegido plaza 101 y 6 no comparecieron a elegir, (2 SIT 4 y 4 SIT 5). 
Del total de 107 llamados afectados por el cupo, 68 eran SIT 4 y 39 SIT 5.

La justificación cuantitativa de la nota de corte...

Editada el día 07/04/2014 a las 11:32 horas AM.-


Adenda.- La gráfica expresa exclusivamente el resultado del examen, en respuestas válidas (color marrón), y en respuestas netas (color verde), referenciadas ambas en el eje Y, y en el eje X la combinación de ambas expresada con el percentil de respuestas netas. 

La gráfica canta como una perdigana, y refleja que la nota de corte elimina a aquellos que sus respuestas erróneas superan a sus respuestas válidas, algo que cuantitativamente parece de sentido común, independientemente de su valoración cualitativa.

Curiosamente hay dos datos cuantitativos a resaltar, que por cierto tienen que ver con lo cualitativo, el primero, el cruce de las funciones que representan ambos parámetros, respuestas válidas y respuestas erróneas, si lo proyectamos sobre el eje X coincide aproximadamente con el P27 o punto que el propio Ministerio identificó en el estudio analítico de resultados del año pasado como punto débil, asunto que no es casual porque está fundamentado en estudios académicos de la disciplina que se ocupa del caso. Este año la nota de corte ha sido del 35% de la media aritmética de los diez mejores exámenes, y no la han superado el 27,47% de los examinados, lo que representa aproximadamente ese P27 denominado por el Ministerio como punto débil.

El segundo, es el valor de R cuadrado de ambas funciones, curiosamente la que representa las respuestas erróneas está influida significativamente por la enorme dispersión de su parámetro al final de la distribución de los resultados expresados en respuestas netas, ¿qué significa esto?

Significa que el ejercicio de la prueba, un test de 225+10 preguntas de respuestas múltiples, requiere no solo estudio, sino también entrenamiento, porque las respuestas erróneas penalizan y eso precisamente es un sesgo latente de juicio sobre el resultado del ejercicio, es decir, aquellos que contestan muchas preguntas y erróneas (sin preparación y entrenamiento suficiente), son penalizados (cada respuesta errónea resta 1 punto) y aquellos que contestan muchas y válidas son premiados (cada respuesta válida suma 3 puntos), por lo tanto no solo se juzga lo que sabes, en ese momento de incertidumbre al contestar, sino también lo que fallas. 

No vale solo con contestar, hay que contestar mucho y bien para sumar, porque si contestas mucho y mal restas, y si contestas poco y bien no llegas para tener buena nota. 

Si observamos la dispersión de resultados de las respuestas erróneas vemos que la progresión es brutal a partir de la mitad de la distribución, lo que indica que el ejercicio es un ejercicio de potencia, incertidumbre y velocidad, que no solo discrimina por los conocimientos que se tengan en esa momento sobre lo que se pregunta, sino por la capacidad de responder con incertidumbre y en un tiempo determinado, un ejercicio de riesgo y de velocidad, sin duda.

Ese sesgo latente se refleja en la nota final y hace que la primera mitad de la distribución no se parezca en nada a la segunda, de ahí la necesidad de la preparación y del entrenamiento previos.

Los que se preparan más y mejor, responden más rápido por entrenamiento del factor tiempo, haciendo test, exámenes pasados y simulacros, y responden dudando, pero dudando menos porque les suena más, por mayor estudio de los conceptos más repetidos y progresivamente del resto de conceptos a los que puedan llegar, y también por entrenamiento al sintetizar lo estudiado en resúmenes, al responder a las preguntas de cada tema, al repasar las preguntas que fallas, al darle vueltas a las materias y a los fallos, todo eso pasa a tu cabeza sin darte cuenta a lo largo de una preparación intensiva, sumando un conocimiento intuitivo de lógica difusa, que cuando lees y comprendes lo que te preguntan se va a la respuesta que más te suena y generalmente aciertas más que fallas, y a por otra que no hay tiempo de pensar, a sumar con la siguiente y casi siempre dudando.

Ese es el sesgo latente que te juzgan, 225 diagnósticos rápidos de la plantilla definitiva, acertados o fallados entre el conjunto de 225 preguntas + 10 preguntas de reserva, tu ojo clínico.

Sí sí, ya sé que el MIR es una putada, pero lo tienes que pasar, y como al fin y al cabo estudias sobre tu materia, sobre las materias de tu profesión, procura pasarlo lo mejor que puedas mientras te preparas y te entrenas, porque pensando en la putada solo perderás tiempo y puntos. Solo piensa en sumar para que la R cuadrado que te afecte sea la de la función de color marrón y no la de la función de color verde.

El MIR son números, el primero tu baremo académico que condensa en tu mochila seis años de esfuerzo hasta obtener el título, y después has de recargar la mochila con otros números, son las respuestas válidas que suman 3 puntos y las erróneas que restan 1, las dos te dan las respuestas netas, las puñeteras netas, y por fin, el baremo y las netas, multiplicados el uno y las otras por sus factores de corrección, te darán los puntos totales, que ordenados previamente de mayor a menor de todos los presentados te darán el nº de orden para poder elegir tu plaza, a partir de ahí te olvidarás del puñetero MIR y solo valdrá ser médico, tu y tus pacientes, ni más ni menos.

Y para terminar, la pregunta del millón:

 ¿Hay margen para subir la nota de corte, a la vista de la gráfica?

Teóricamente lo habría en un intervalo que iría entre el P27 y el percentil de la distribución de resultados del examen que marca la proyección, al eje de las X, del punto de cruce de las funciones que determinan las respuestas válidas y las respuestas erróneas, que este año sería aproximadamente el P30 de la distribución de resultados del examen, por lo que la desviación ha sido de tres percentiles, o lo que es lo mismo, un valor relativo del 3% de los examinados.

Conviene decir sin embargo que la nota de corte no viene definida por un percentil determinado de la distribución de resultados del examen, sino que la norma de referencia elegida ha sido un % determinado de la media aritmética de los diez mejores exámenes, por lo que será variable de un año a otro pero no muy variable, y dependerá de la dificultad sentida del examen por los diez primeros y por el resto respecto de los mismos. 

De cualquiera de las maneras, una nota de corte del 35% estará muy cercana en cualquier caso al P27 considerado por el Ministerio como límite que determina el punto débil de la distribución de resultados del examen, por lo que parece probable que se mantenga ese parámetro. Esa cercanía o lejanía de +/- del 3% de la distribución dependerá básicamente, como se ha dicho, de la dificultad sentida del examen por los diez mejores examinados, y por el resto, respecto de sí mismos, y respecto de los diez mejores. 

Con este paso el Ministerio consolida como referencia de partida, al igual que para los factores de corrección de examen y baremo, la máxima referencia probable determinada por la media de los diez mejores exámenes, y por tanto variable, y no la máxima referencia teórica posible, e igual todos los años, que sería un valor fijo que coincidiría con la máxima nota teórica, un examen con todas la preguntas contestadas, y contestadas bien. ¿Tiene sentido esa decisión?

Contestación a la pregunta formulada y otras reflexiones al hilo de la misma:

Sí, porque una vez producida la bajada de ponderación del baremo del 25% del resultado final de la prueba al 10% la diferencia de los multiplicadores de un año a otro es mínima. Esa decisión en su día, fue una medida de gestión que mató varios pájaros de un solo tiro, y que es muy probable que haga innecesario el cambio de sistema de baremar de una base cuatro a una base diez, por cuanto ese sistema tiene la virtud de compensar las posibles diferencias de calificar del conjunto de las facultades igualando a todos los aprobados, notables y sobresalientes, en cada uno de sus intervalos de notas numéricas.

Desde mi punto de vista solo faltaría eliminar en la baremación MIR la matrícula de honor por no ser obtenida a través de un examen público y voluntario entre sobresalientes y ser graciable. Esa eliminación en la baremación MIR no tendría consecuencias ni para las facultades, ni para los interesados como acceso a matrícula gratuita por los mismos créditos, ni para las normas del Ministerio de Educación, cuestiones todas ellas fuera del ámbito normativo del MIR y que subsistirían. 

Como autocrítica a la propuesta cualitativa de eliminar de la baremación del MIR la matrícula de honor o incluso el doctorado, haré una autocrítica cuantitativa tratando de invalidarla, para que quede claro una vez más que cualquier cuestión cualitativa ha de ser sometida, previamente a su implementación, a una revisión cuantitativa.

La autocrítica es la siguiente, cuanto más alta sea la media aritmética de los diez mejores baremos, menos contará el baremo académico en la nota final MIR para la totalidad de los examinados, porque el factor baremo como multiplicador del baremo académico de cada examinado es un cociente en el que el numerador es siempre el mismo (10) derivado de su ponderación del 10% en la prueba y sin embargo el denominador es variable, la media de los diez mejores baremos académicos, y por tanto cuanto mayor sea ese denominador variable MENOR será el cociente que no es otra cosa que el factor baremo que MULTIPLICA todos los baremos de los partícipes para transformarlos en puntos finales sumables a los puntos finales del examen, obtenidos por el mismo procedimiento, y cuyo resultado son los puntos totales de cada partícipe que ordenados de mayor a menor dan lugar a lista de nº de orden que es el resultado final.

Por lo tanto, aquello que pudiera parecer bien cualitativamente terminaría yendo en contra de lo deseado con la implementación de la medida cualitativa, que no sería otra cosa que el baremo académico reflejara mejor la realidad de la nota de los examinados.

Resumen, desde mi punto de vista con la bajada de la ponderación del baremo se han conseguido matar muchos pájaros de un tiro, sus consecuencias no rozan la suma perfección teórica, pero sí entiendo que son suficientemente eficientes, como medida de gestión, para conseguir equilibrar las cosas. Mi propuesta sería no tacar nada de cómo está ahora, ni doctorado ni matrícula de honor aunque todas mis dudas estén centradas en esos parámetros de baremación presisamente, pero ni eso tocaría a pesar de que su obtención, en el caso de la matrícula de honor, no se haga mediante un examen voluntario y público entre los que hayan obtenido sobresaliente en la asignatura, ¿por qué no tocaría nada?

Por que cuanto mayores sean los diez mejores baremos, en los que en todos o casi todos influye la baremación del doctorado y de las matrículas de honor, menor sería el cociente al ser constante el numerador (10) y por tanto como el cociente es el factor de corrección del baremo, que es el multiplicador de todos los baremos, menor sería la participación del mismo en el resultado final de todos los aspirantes. 

En cuanto a baremar en base de diez y no en base cuatro, más autocrítica, ya que el sistema actual de premiar los saltos de aprobado a notable, de notable a sobresaliente y de sobresaliente a matrícula de honor, tiene dos virtudes, la primera, se atreve a cuantificar en el MIR el premio de saltar de un intervalo de nota a otro, aquello que siempre ha distinguido el imaginario popular como premio de salto de intervalo pero solo en letra (aprobado-notable-sobresaliente-matrícula de honor), y la segunda, sirve para equilibrar, no de forma perfecta pero sí funcional, los posibles desequilibrios que se puedan producir entre las evaluaciones de unas facultades y otras, en el interior de esos intervalos, reduciendo el riesgo del posible desequilibrio a las notas fronterizas entre saltos. Sea dicho según mi leal saber y entender y siempre a riesgo de mejor criterio.

Adenda editada el día 20/04/2014 a las 21:21 horas PM.-

Entradas complementarias:

El MIR de este año en una sola gráfica...

El tajo de la nota de corte...

Estadísticos de los que no superaron la nota de corte...

Estadísticos de los que no superaron la nota de corte...


El tajo de la nota de corte...


sábado, 19 de abril de 2014

El MIR de este año en una sola gráfica...


Adenda.- Cada punto representa a un examinado real, con su baremo y sus netas. La gráfica expresa el baremo académico, en el eje de las X, y las respuestas netas de cada examinado, en el eje de las Y. Está coloreada por intervalos de baremo académico. No solo puede servir de referencia para los que se han examinado, sino para los que están en capilla.

PD.- Esta gráfica está elaborada para ti, es mi participación en tu MIR, tu nube y mi "nube".

Nota.- Si quieres ver la gráfica con claridad haz clik en la imagen, y una vez en la pantalla haz clik con el botón derecho del ratón y elige la opción Abrir imagen en una pestaña nueva, una vez en la pestaña, haz clik en la lupa (+) con el botón izquierdo del ratón, podrás ver con claridad cada punto de la gráfica, los valores correspondientes en los ejes X e Y, y los datos del zócalo de la gráfica, incluso puedes, una vez hecho el recorrido, bajarla e imprimirla con cierta resolución como recuerdo de tu MIR.

Adenda a la adenda.- De los 221 puntos de la gráfica que representan a los baremos académicos sobresalientes, en azul, 147 (el 66,52 %)están entre los 1.750 primeros, que son los que han elegido hasta el turno del miércoles de esta semana. De los 2.929 puntos de la gráfica que representan a los baremos académicos notables, en marrón y rojo, 1.118 (el 38,71 %) están entre los 1.750 primeros. De los 7.091 puntos de la gráfica que representan a los baremos aprobados, en verde y lila, 485 (el 6,84 %) están entre los 1.750 primeros, de estos últimos 438 son españoles y 47 extranjeros. De los españoles desconocemos cuantos son recién egresados y cuantos no. 

En el curso correspondiente a esta convocatoria los recién egresados españoles fueron 4.938 médicos, desconociendo cuantos de ellos se han presentado al MIR. Los recién egresados españoles son, en su mayoría, la demanda cautiva del MIR. Al examen de esta convocatoria se han presentado 7.027 médicos españoles. Suponiendo que todos los recién egresados españoles se hubieran presentado, solo 2.089 (el 29,73 %) de los médicos españoles presentados lo serían de otras promociones, bien porque nunca se hubieran presentado antes, bien porque repitieran el examen por no haber elegido plaza el año o años que se presentaron, bien porque recirculan desde una plaza en formación habiendo renunciado obligatoriamente a la misma, bien porque lo intentan después de haber terminado una o más especialidades, para reespecializarse, o simplemente para encadenar el MIR como un trabajo más. 

Ese % era mucho mayor en los 80 y 90, pero comenzó a disminuir desde el 95 hasta finales de los 90 y especialmente durante todo el último decenio, y ha seguido disminuyendo hasta hace dos años que han comenzado a salir las nuevas promociones que harán que se llegue en 2018 a 6.839 recién egresados para comenzar a bajar ligeramente a partir de ese año.

Respecto de los que se presentan al examen hay casos curiosos, como aquellos que se presentan al MIR para probarse, para llevarse el cuadernillo de preguntas, para no contestar ni una sola pregunta (este año han sido dos los que no han contestado ninguna pregunta, uno con un baremo de casi cuatro, que se puede ver perfectamente en la gráfica), etc. Si bien estos casos se comenzaron a controlar con medidas como la desaparición de la inscripción condicionada, la obligación de renunciar a la plaza de formación para el caso de repetir sin haber terminado la residencia, etc. Aunque todavía quedan casos propiciados por las bajas tasas de examen ya son los menos. Aparte de las anécdotas anteriores, la naturaleza del examen y la nota de corte han eliminado este año al 28,13 % del total de examinados. Siempre me he preguntado qué sería de la distribución si todo el mundo fuera +/- igual de preparado, me refiero obviamente a la distribución de notas y no de nº de orden, ya que esta última, sean las que sean las notas, siempre será normalizadora, u ordenadora como se la llama de ordinario.

El MIR de este año en dos gráficas...


Los baremos académicos


Las respuestas netas del examen

viernes, 18 de abril de 2014

Estadísticos de los 1.750 primeros...


Adenda.- El 27,71 % de todos los 1.750 primeros en el MIR lo han sido con baremo académico de aprobado, el 63,89 % lo han sido con baremo de notable, y el 8,40 % lo han sido con baremo de sobresaliente. ¿Cuál es la relación de unos y otros en la población de examinados?

En la población de examinados el 69,24 % lo fueron con baremo de aprobado, el 28,60 % lo fueron con baremo de notable, y el 2,16 % lo fueron con baremo de sobresaliente.

¿Sabes cuantos superaron este MIR las 140,00 netas?

Respuesta.- Justo 1.759 examinados, nueve más de los que están trabajados en esta tabla.

Estadísticos de los que superaron la nota de corte...


Adenda.-

-En el curso 2012/2013, curso de la convocatoria MIR 2013/2014, egresaron de las facultades de Medicina españolas 4.938 médicos. Las plazas ofertadas han sido 6.145. El total de presentados a la prueba ha sido de 10.241 de los que eran españoles 7.027 (68,62 %) y extranjeros 3.214 (31,38 %), de estos 392 comunitarios (3,83 %), 1.230 extracomunitarios no afectados por el cupo (12,01 %) y 1.592 afectados por el cupo (15,55 %).

Desconocemos cuantos de los 7.027 españoles son recién egresados, cuantos repetidores sin especialidad previa, y cuantos con especialidad previa, por lo que no podemos desagregar cuantos de cada uno de los subconjuntos ha superado o no la nota de corte.

El 68,89 % de los 7.027 españoles que se presentaron al MIR tenían un baremo académico de aprobado, el 28,65 % notable y el 2,46 % sobresaliente. De los aprobados superaron la nota de corte el 75,38 %, de los notables el 90,26 %, y de los sobresalientes el 97,11 %.

-El 70,01 % de los 3.214 extranjeros que se presentaron al MIR tenían un baremo académico de aprobado, el 28,50 % notable y el 1,49 % sobresaliente. De los aprobados superaron la nota de corte el 50,36 %, de los notables el 60,92 %, y de los sobresalientes el 72,92 %.

-La nota de corte fue de 66,00 respuestas netas de 225 teóricas y supuso el 35 % de la media aritmética de los diez mejores exámenes tomados como referencia (189,33 respuestas netas).

A estas cifras les faltaría desagregar los resultados de los españoles recién egresados para saber si existen o no diferencias en los resultados teniendo en cuenta los años pasados desde su egreso. Existen evidencias de que hay diferencias pero no han sido medidas más allá de algún trabajo esporádico y poco conocido. Este dato es importante para saber cómo afectó el año pasado la nota de corte al colectivo de recién egresados y cómo lo ha hecho este año.

Estadísticos de todos los examinados...

Los baremos académicos de los que superaron la nota de corte...

comparados con los de todos los presentados al examen, desagregados por españoles y extranjeros, estos últimos en comunitarios, y extracomunitarios no afectados y afectados por el cupo...  y todos a su en aprobados, notables y sobresalientes... 


Adenda.- 

-En el curso 2012/2013, curso de la convocatoria MIR 2013/2014, egresaron de las facultades de Medicina españolas 4.938 médicos. Las plazas ofertadas han sido 6.145. El total de presentados a la prueba ha sido de 10.241 de los que eran españoles 7.027 (68,62 %) y extranjeros 3.214 (31,38 %), de estos 392 comunitarios (3,83 %), 1.230 extracomunitarios no afectados por el cupo (12,01 %) y 1.592 afectados por el cupo (15,55 %).

-De los 7.027 españoles presentados desconocemos cuantos eran recién egresados, cuanto eran repetidores sin especialidad previa, y cuantos lo eran desde otra especialidad. Así mismo desconocemos cuantos de ellos, ni eran recién egresados ni repetidores.

-Entre los 173 sobresalientes españoles, el 2,46% de los 7.027 presentados, 168 superaron la nota de corte, el 97,11 % de todos los sobresalientes españoles presentados.  

-Entre los 2.013 notables españoles, el 28,65 % de los 7.027 presentados, 1.817 superaron la nota de corte, el 90,26 % de todos los notables españoles presentados.  

-Entre los 4.841 aprobados españoles, el 68,89 % de los 7.027 presentados, 3.649 superaron la nota de corte, el 75,38 % de todos los aprobados españoles presentados.  

-Los españoles que superaron la nota de corte fueron 5.634, el 80,18 % de 7.027 españoles presentados. De ellos el 64,77 % (3.649) partían de un baremo académico de aprobado, el 32,25 % (1.817) partían de un baremo académico de notable, y el 2,98 % (168) partían de un baremo académico de sobresaliente.

Estadísticos de los resultados del MIR 2013/2014...

de todos los examinados...



La primera de una serie de tablas que tratarán de 
radiografíar la distribución de los resultados del MIR 2013/2014



Datos y estadísticos de los que superaron la nota de corte

jueves, 17 de abril de 2014

Estadísticos de nº de orden de las especialidades agotadas...

ordenadas por el P50 de nº de orden y comparados con los de los tres años anteriores...




Adenda.- Si quieres tener una referencia de lo compactos que han estado los nº de orden en el intervalo de los mismos, fíjate en la desviación típica, es un buen indicador de lo concentrada que ha estado la demanda sobre la especialidad, cuanto menor sea más concentrada.

Si vas a preparar el MIR, o estás en capilla de hacerlo, y te interesa una de estas especialidades, fíjate objetivos alcanzables de nº de orden, y de netas equivalentes con tu baremo académico, paso a paso durante la preparación, con un modelo de referencia de posicionamiento adecuado. Primero el P25 de nº de orden, y una vez lo superes, pasa al P50 y así sucesivamente, hasta superar tu objetivo en al menos un 10 % para tratar de salvaguardar la aleatoriedad del resultado.

No olvides que el MIR es un examen tipo test de respuestas múltiples, que premia las válidas (+3) y penaliza las erróneas (-1), pero si no contestas suficientes preguntas no llegas a la nota, por lo que habrás de contestar, casi siempre, dudando, más o menos pero dudando. La preparación no es otra cosa que refrescar e incorporar información comprendida y esquematizada (conocimiento), que te permita leer y comprender lo que te preguntan y, elegir y contestar dudando, en un tiempo mínimo (+/- 1 minuto por pregunta), 225 preguntas + 10 reservas en cinco horas. 

El examen MIR es un ejercicio de potencia y de velocidad, que juzga tu ojo clínico ejercido con rapidez, premiando y penalizando el riesgo al contestar, si no contestas no sumas, si no sumas no ganas. Pero para arriesgar, cada vez más conforme avanza la preparación, debes de refrescar y acumular información-conocimiento a lo largo de la misma para que te "suene" en el momento de leer, comprender, dudar y contestar en +/- 1 minuto por pregunta. La preparación intensiva suma del orden de 60-70 netas al resultado de un examen de partida, ese es el objetivo durante la misma, sumar progresivamente, contestando más y fallando menos.

La actitud y la estabilidad emocional son fundamentales durante la preparación y durante el examen, debes de tener y entrenar esos dos aspectos. La variabilidad de los resultados durante los simulacros forma parte de la normalidad, independientemente de la progresión positiva acumulada. La variabilidad del resultado del examen, respecto de la preparación, está a favor de las subidas como norma, pero existe un % importante de "pinchazos", esa es una de las servidumbres y "miserias" del MIR en la que influyen circunstancias personales que tienen que ver con la actitud, con la estabilidad emocional, y con la suerte. Para los "pinchazos" conviene darse un tiempo, reflexionar y sopesar, pasar el duelo y coger fuerzas, a partir de ahí decidir si repetir o no. Si repites no mires atrás ni a los lados, aprende de lo pasado y ve a por todas, solo es un año pero aprovéchalo, prepárate intensivamente y relajadamente.

Malos tiempos para el buen clínico...

LA GESTIÓN INCIERTA
Malos tiempos para el buen clínico

"Hoy en día, se incita a los médicos a meterlo todo en un ordenador, con fines epidemiológicos, estadísticos, contables. Pero nadie parece querer grabar en su memoria el nombre ni la cara de la gente, recordar el primer encuentro, las primeras emociones, las sorpresas, los detalles cómicos, las historias trágicas, las incomprensiones, los silencios", escribió Martin Winckler en Las confesiones del Doctor Sachs.

Hubo un tiempo en que la meta de cualquier medico era convertirse en un buen clínico, alguien capaz de afrontar cualquier problema por vago o intrincado que fuera y encontrarle el diagnóstico adecuado. Hoy las cosas han cambiado. Ahora la preocupación dominante es publicar en revistas de impacto o participar en proyectos de investigación, a ser posible europeos. Algo imprescindible para progresar en la carrera profesional.

Tuve la inmensa suerte de formarme con alguien que era, esencialmente, un clínico excepcional. Alguien no excesivamente conocido profesionalmente, que no ocupó cargos de gestión relevante, ni dirigió la política sanitaria de ningún partido, ni fue líder de opinión de nada. Si uno busca su nombre en Pubmed encuentra 10 referencias en treinta años, todas ellas en revista españolas. Pero en aquel tiempo en que muchos de sus compañeros hacían curriculum publicando las cosas más diversas ( a menudo superfluas), él se dedicaba simplemente a ver pacientes. Si en aquel hospital alguien tenía un caso especialmente peliagudo, buscaba el asesoramiento del Dr. Aréchaga. Si alguien tenía un familiar enfermo, recurría a Santi Aréchaga.

La poca medicina que sé, la aprendí de él. La importancia de escuchar al paciente (y no a sus acompañantes) con toda la atención puesta en ello. Mirando a los ojos, dejándole hablar. Lo minuciosa que puede llegar a ser una buena exploración física, no tanto por lo enrevesado de las maniobras, sino por lo atento y cuidadoso que se debe ser al tocar, a la búsqueda de información, en un cuerpo enfermo, alterado, dolorido. La diferencia existente entre un verdadero diagnóstico diferencial y una mera lista de diagnósticos posibles, para lo que se precisa de un conocimiento exhaustivo e inmediato. La importancia de ese momento único en que el paciente aguarda el juicio diagnostico como el que espera un veredicto. Y lo difícil que resulta siempre encontrar el equilibrio entre no mentir y no angustiar.

En aquella época, cada vez más lejana, los residentes andábamos entretenidos en la carrera armamentística intervencionista: a ver quien realizaba antes un procedimiento más complejo, en cuya cima estaba colocar vías centrales en sitios inauditos. El buen diagnóstico se dejaba a gente como el doctor Aréchaga, porque requería un dosis de lectura, análisis, reflexión y memorización a la que no todos estábamos dispuestos.

A raíz de un problema familiar vuelvo a contemplar la diferencia entre los buenos clínicos y los clínicos rutinarios. Y tengo la suerte de encontrar médicos de esos anónimos, a los que solo recuerdan sus pacientes, los que no salen en ruedas de prensa con consejeras y ministras tras realizar un trasplante prodigioso, ni aparecen en la radio o el telediario de las 9 dando consejos y pautas de correcto comportamiento para pacientes obedientes.

Gente anónima capaz de hacer una historia clínica completa aunque fuera de la consulta los pacientes refunfuñen por el retraso que lleva, y sus indicadores de espera no sean los adecuados. Médicos de los que siguen tomando notas en papel mientras escuchan al paciente y miran a los ojos (y no a la esclavizante pantalla del ordenador). Gente que sigue sabiendo hacer una exploración neurológica completa, solo con las manos, un martillo y una linterna. Capaces de demostrar todo lo que saben, que solo solicitan las pruebas estrictamente imprescindibles, que demuestran que se han estudiado el caso entre visita y visita, que relativizan el resultado de las pruebas en función de la evolución, que no recurren al sagrado TAC o a la divina Resonancia Magnética hasta que no resulta estrictamente imprescindible. Personas que se apoyan en la ayuda del tiempo (esperan y ven) para desenmascarar al trastorno culpable.

Mientras tanto enseñamos a los residentes, a los futuros médicos, otro tipo de comportamientos: el de la atención rutinaria, estandarizada y sistemática, estudiando a los pacientes como si fuesen piezas defectuosas de una fábrica de tornillos. En donde se trata principalmente de aplicar el protocolo establecido (glucemia, presión arterial electrocardiograma), y si todo es normal "acicalar y largar" (como decía el Gordo de la Casa de Dios). Cubriéndonos las espaldas con etiquetas como " e descarta patología urgente, o "trastorno funcional", simplemente porque el tornillo humano no cuadra con lo que hay escrito en nuestro protocolo.

El médico que progresa adecuadamente, el que es acreditado por las agencias del ramo, el que recibe reconocimientos y premios, es el que es capaz de documentar que tiene publicaciones en revistas de impacto del primer cuartil, aunque la haya hecho con un primo coreano y vaya de vigésimo autor sobre un modelo de determinación enzimática en ratas asiáticas. El buen clínico, el que atiende a pacientes en consultas atestadas y sigue aplicando rigurosamente su saber, carece de la valoración, el apoyo y la consideración de políticos, gestores e instituciones, salvo cuando alguien cercano se pone enfermo. Solo tienen el reconocimiento silencioso de todos aquellos que aprecian su trabajo y conocimiento. Cuando se vuelve a leer algún capítulo del Harrison (además de comprobar una vez más lo excepcional del texto) se comprueba lo difícil que resulta y el esfuerzo que precisa adquirir ese saber. Y lo poco que, por desgracia, lo apreciamos.

miércoles, 16 de abril de 2014

Dos tablas del año pasado para comparar con las de éste...

las tablas están completas, la primera es un resumen general de las asignaciones, la segunda el resumen de la primera semana, y la tercera el resumen de la segunda semana. El objeto es que se puedan comparar con las tablas homónimas de este año, y ver los % de consumos e incomparecencias, además de la distribución desagregada de resultados, las especialidades agotadas en su día y nº de orden en rojo, todo ello conforme al calendario oficial de días y turnos del año pasado.


Resumen general de consumos e incomparecencias


Consumos y saldos en la primera semana



Consumos y saldos en la segunda semana


Adenda de consumo de plazas e incomparecencias a elegir plaza.- 

Hasta el final del turno de mañana de hoy, día 16/04/2014, se han llamado a los primeros 1.750 médicos por nº de orden de la prueba MIR 2013 (examinados el día 1 de febrero de 2014).

De los 1.750 han elegido plaza 1.734 y han incomparecido a hacerlo 16, de ellos 6 lo son de los 246 primeros afectados por el cupo de extracomunitarios. Todos los que han incomparecido a elegir plaza pueden incorporarse a hacerlo en turnos de días sucesivos, pero han de dar por perdidas las oportunidades que tuvieron.

El ritmo de incomparecencias en total hasta los 1.750 primeros llamados ha sido de 16 frente a 12 el año pasado. El año pasado 1 de ellas era de un afectado por el cupo y 11 del resto de partícipes. Este hecho me lleva a mostrar prudencia sobre las 6 incomparecencias de este año de afectados por el cupo, por eso hay que ser prudentes y pacientes sobre el dato dada su extrema probabilidad, especialmente aquellos que se encuentran en el intervalo de posible agotamiento del cupo, tal y como se contempla en la primera tabla de la entrada: Resumen del día 3º, turno de mañana y último día...

El próximo día de asignación de plazas será el martes día 22/04/2014 en el turno de tarde que comenzará a las 15:00 horas. Están llamados 350 médicos con nº de orden 1.751 a 2.100, entre ellos hay 32 afectados por el cupo. Los 6 llamados que no han comparecido antes pueden hacerlo todavía, antes de que se agote el límite de 246 plazas genéricas que pueden elegir los afectados por el cupo como máximo, este año, en el primer llamamiento. También pueden presentarse a elegir los otros 10 incomparecientes no afectados por el cupo. En total 16 incomparecencias.

Entiendo que en el caso de los 6 incomparecientes afectados por el cupo puede haber fundamentalmente dos motivos personales que lo hayan producido, uno sería esperar a alguien para elegir juntos, otro podría ser que las expectativas de elección fueran muy concretas y específicas y que de no haberse podido cumplir haya renunciado a hacerlo en las plazas disponibles. Pero es muy improbable, como hecho estadístico, el que se hayan dado 6 incomparecencias entre los afectados por el cupo (107) que estaban entre el total de 1.750 llamados hasta hoy.

Mira y compara con el año pasado...


Compara el consumo total hasta el día y turno inclusive
el último nº de orden de asignación y diferencia, ordenada 
por diferencia absoluta de consumo a favor de este año



Compara el consumo total hasta el día y turno inclusive
con el total del año pasado, ordenada por el % de 
consumo por especialidades de este año




El final del año pasado, en el llamamiento 1º, con 9.182 nº de orden, 
comparado con el año anterior hasta el nº de orden 8.900 de 11.868 en total
..........................................................

Adenda 1.- El mayor consumo absoluto respecto del año pasado, este año, está a favor de Psiquiatría +17, Cirugía Ortopédica y Traumatología +16, Radiodiagnóstico +16, Cirugía Gral y del Aparato Digestivo +10, Endocrinología y Nutrición +10, Aparato Digestivo +9, Medicina Familiar y Comunitaria +6, Cardiología +3

El menor consumo está protagonizado por Pediatría -18, Neurocirugía -16, Oncología Médica -11, Oftalmología -7, Nefrología -7, Anestesiología y Reanimación -7, Neurología -4, Microbiología y Parasitología -4, Medicina Intensiva -4, y -3 Urología, Reumatología, Obstetricia y Ginecología,  Neurofisiología Clínica, y Medicina Interna.

Se han agotado:

Dermatología, el último nº de orden en centro público ha sido el nº 793 en el Hospital Universitario de Canarias (La Laguna).
Plásticael último nº de orden en centro público ha sido el nº 886 en el Área Especializada de Albacete.
Cirugía Pediátrica,  el último nº de orden en centro público ha sido el nº 1.622 en el Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca (Murcia).

Resumen del día 3º, turno de mañana y último del día...


Intervalo crítico de agotamiento del cupo


Resumen global turno por turno, específicamente el consumo desagregado 
entre afectados por el cupo y resto, e incomparecencias entre afectados 
por el cupo y resto, huecos e incomparecencias totales 


Consumo de plazas por especialidad, último nº de orden, y saldo.
Incomparecencias a elegir en el turno y consumo de plazas del cupo



Consumo de plazas en centros privados que ejercen el derecho
 de conformidad previa, nº de orden de las plazas elegidas



Consumo y saldo por cupos de centros públicos y privados



Día y nº de orden en centro público en el que se agotó cada especialidad



Las vacantes al final del turno, por CCAA y centros privados

martes, 15 de abril de 2014

Mira y compara con el año pasado...


Compara días y turnos de este año con el anterior, compara consumo del último
turno, absoluto y relativo, último nº de orden de asignación y diferencia,
ordenada por diferencia absoluta de consumo a favor de este año


Compara el consumo parcial de este año con el total del año pasado,
consumo absoluto y relativo, compara últimos nº de orden y diferencias,
ordenada por % de consumo del conjunto de especialidades de este año


Adenda 1.- He cambiado la tabla primera anterior por una más práctica y practicable ordenada por las diferencias absolutas de consumo por especialidades a favor de este año.

El mayor consumo absoluto este año está a favor de Psiquiatría +17, Radiodiagnóstico +15, Cirugía Gral y del Aparato Digestivo +11, Endocrinología y Nutrición +10, Aparato Digestivo +8, Medicina Interna +4, Cardiología +4

El menor consumo está protagonizado por Neurocirugía -14, Pediatría -14, Obstetricia y Ginecología -13, Oncología Médica -8, Medicina Intensiva -6, Nefrología -5, Otorrinolaringología -4.

Medicina Familiar y Comunitaria, el mismo número de plazas elegidas que el año anterior (20)

Adenda 2.- En el turno de mañana, del día 2º de asignación de plazas, se han agotado dos especialidades, Dermatología con el nº 793 en el Hospital Universitario de Canarias (La Laguna), y Plástica con el nº 921 en la CUN (Pamplona), centro privado que ejerce el derecho previo de conformidad, el último nº de orden en centro público ha sido el nº 886 en el Área Especializada de Albacete

Cardiología ha consumido 137 plazas de 151, el 90,73%, quedan 14. Cirugía Pediátrica 14 de 16, el 87,50%, le quedan 2. Neurología 78 de 121, el 64,66%, quedan 43. Neurocirugía 15 de 24, el 62,50%, quedan 9. Digestivo 72 de 138, el 52,17%, quedan 66. En el resto no llegan al 50,00% de asignación. Hay once especialidades en las que no se ha elegido ninguna plaza.

En la tabla se pueden ver los detalles en valores absolutos y relativos, ordenado por % de consumo  de plazas por especialidad, y el saldo de las plazas que quedan por adjudicar y su %. Así mismo en el último campo de diferencias se pueden ver las diferencias del último nº de orden de las especialidades conforme se van agotando las mismas.

..................................................................................................


El final del año pasado, en el llamamiento 1º, con 9.182 nº de orden, 
comparado con el año anterior hasta el nº de orden 8.900 de 11.868 en total

Resumen del día 2º, turno de mañana y tarde...


Intervalo crítico de agotamiento del cupo


Resumen global turno por turno


Consumo de plazas por especialidad, último nº de orden, y saldo.
Incomparecencias a elegir en el turno y consumo de plazas del cupo



Consumo de plazas en centros privados que ejercen el derecho
 de conformidad previa, nº de orden de las plazas elegidas


Consumo y saldo por cupos de centros públicos y privados


Las vacantes al final del turno, por CCAA y centros privados



Día y nº de orden en centro público en el que se agotó cada especialidad

Mira y compara con el año pasado...


Compara días y turnos de este año con el anterior, compara consumo del 
último turno, absoluto y relativo, y al final del día el último nº de orden


Compara el consumo parcial de este año con el total del año pasado,
consumo absoluto y relativo, compara últimos nº de orden y diferencias,
ordenada por % de consumo del conjunto de especialidades de este año


Adenda.- En el turno de mañana, del día 2º de asignación de plazas, se han agotado dos especialidades, Dermatología con el nº 793 en el Hospital Universitario de Canarias (La Laguna), y Plástica con el nº 921 en la CUN (Pamplona), centro privado que ejerce el derecho previo de conformidad, el último nº de orden en centro público ha sido el nº 886 en el Área Especializada de Albacete.

Las especialidades que han consumido más del 50% de sus plazas son Cardiología con el 82,72% de sus plazas, Cirugía Pediátrica con el 62,50%, Neurocirugía con el 58,33%, y Neurología con el 50,41%. Sin llegar al 50% siguen, por orden de % de consumo, Digestivo, Endocrino, Pediatría, Oftamología, y otras, hasta llegar a las once especialidades en las que no se ha elegido ninguna plaza, que se pueden ver el final de la tabla.

Resumen del turno de mañana del 2º día...


Intervalo crítico de agotamiento del cupo


Resumen global turno por turno


Consumo de plazas por especialidad, último nº de orden, y saldo.
Incomparecencias a elegir en el turno y consumo de plazas del cupo


Consumo de plazas en centros privados que ejercen el derecho
 de conformidad previa, nº de orden de las plazas elegidas


Consumo y saldo por cupos de centros públicos y privados


Las vacantes al final del turno, por CCAA y centros privados 


Día y nº de orden en centro público en el que se agotó cada especialidad

lunes, 14 de abril de 2014

Mira y compara un año con otro...


Mira y compara el consumo de plazas de especialidades, por días y turnos
 este año con el pasado, incomparecencias a elegir plaza y consumo del cupo.


Estado de la cuestión el primer día de asignaciones de plazas.-

1.- Llamados los 700 primeros nº de orden, de los que 30 estaban afectados por el cupo, han elegido en total 693 de los que 28 estaban afectados por el cupo, por lo que dos de ellos no han comparecido a elegir. Existe la posibilidad de que se incorporen en otro turno antes de que se agote el cupo. Agotamiento previsto para el día 24 en el turno de mañana.

2.- La tabla calcula las diferencias de consumo por especialidades en el día y la del último nº de orden con el que se han elegido cada especialidad en el día de hoy.

3.- Sin lugar a dudas la noticia del día es el comportamiento de Psiquiatría con un aumento espectacular de plazas elegidas, 18 plazas (+10; +125,00%) este año frente a 8 el pasado, Aparato Digestivo con 39 plazas (+13; +50,00%) frente a 26 el año pasado, también se ha elegido más Dermatología con 74  (+16; +27,59%) plazas frente a 58 el año pasado

Cabe destacar por el contrario las bajadas de Obstetricía y Ginecología, de 62 el año pasado a 41 (-21; -33,87%) este año, cuya causa parece que apunta al bajón de natalidad actual y de futuro esperado como consecuencia de la crisis económica. De paso la causa de esta bajada arrastra a Pediatría que pasa de 86 al año pasado a 76 (-15; -17,44%) este año.

Resumen del día 1º, turno de mañana y tarde...


Intervalo crítico de agotamiento del cupo


Resumen global turno por turno


Consumo de plazas por especialidad, último nº de orden, y saldo.
Incomparecencias a elegir en el turno y consumo de plazas del cupo


Consumo de plazas en centros privados que ejercen el derecho
 de conformidad previa, nº de orden de las plazas elegidas


Consumo y saldo por cupos de centros públicos y privados


Las vacantes al final del turno, por CCAA y centros privados