domingo, 5 de junio de 2011

XLVII.- ANÁLISIS POSTERIOR AL MIR 2010


Tabla I.- Simulación de los que ganan y pierden ordenando por el resultado del examen+baremo comparado como si ordenásemos solo por el baremo

Nota.- La simulación ha consistido en ordenar por resultados de examen+ baremo y ordenar solo por baremo y comparar ambos listados, para la primera tabla se han percentilizado las diferencias y el resultado se expresa en la misma, para la segunda tabla se han agrupado por intervalos de baremo académico y el resultado se expresa en la misma, para la tercera tabla se han desagregado los baremos académicos en intervalos menos distantes, se expresan en la misma los estadísticos de netas y de nº de orden que se obtuvieron en cada intervalo de baremo académico para que se pueda ver la variabilidad de los mismos.

Se han tratado los datos de toda la población presentada, aún a sabiendas de la conveniencia de desagregar, como comentaba en la entrada anterior, para estudiar específicamente al subconjunto de españoles recién licenciados, ello no ha sido posible por carecer de los datos que lo permitan, por lo tanto los datos que se ofrecen pertenencen a toda la población, españoles y extranjeros, sin tener en cuenta el año de licenciatura.

Cada una de las tablas ofrece su perspectiva sobre el problema estudiado, la correlación existente entre los resultados definitivos de la prueba y el baremo académico de partida, todo ello para intentar contestar a la preguntas: ¿se hace necesaria la prueba MIR para ordenar la elección de plazas de formación especializada? ¿acaso no sería suficiente ordenar por el baremo académico y nos ahorramos un año en una carrera ya de por sí larga? Veamos lo que dicen las tres tablas.


Tabla II.- Simulación de los que ganan y pierden ordenando por el resultado del examen+baremo comparado como si ordenásemos solo por el baremo

Nota.- Esta simulación mide en definitiva el resultado del examen frente al baremo académico sin especificar las causas de la distribución de los resultados, causas que por la variabilidad de los mismos han de ser multifactoriales de lo contrario no tendrían explicación posible, y que se adhieren a la causa primigenia, una buena preparación que sea capaz de vencer las adherencias que impiden un buen resultado (pónganse aquí todas las circunstancias habidas y por haber que juegan en contra del preparando)

Siendo cierto que todo indica que existe correlación, estudiada globalmente, entre el resultado del examen y el baremo académico, no es menos cierto que si desagregamos los resultados por intervalos de baremo, cuanto más desagregamos mejor se ve, las variaciones de los resultados para un intervalo pequeño de décimas de baremo, o incluso para un mismo baremo, son de tal naturaleza que producen asombro.

Esas diferencias en los resultados para intervalos de baremo cercanos, o para un mismo baremo, refuerzan la idea de que la preparación para el examen es un asunto personal, que el baremo académico de partida no lo es todo y tampoco una preparación cualquiera.

Cierto que el método y los entrenadores tienen su importancia, pero vencer las adherencias, todo tipo de adherencias, requiere actitud, método, referencias y esfuerzo personal, mucho esfuerzo personal, de lo contrario no hay tu tía, es mejor no engañarse, esto es un asunto competitivo contigo mismo, tu eres tu amigo y tu enemigo a batir con todas tus escusas que has de vencer.

En la tabla siguiente se han desagregado más los intervalos de baremo académico para ver con mayor claridad las variaciones de los resultados en cada uno de ellos.


Tabla III.- La variabilidad de los resultados por intervalo de baremo académico

Nota.- La tabla expresa una serie de estadísticos de respuestas netas y de nº de orden, por intervalo de baremo académico, que permite visualizar y analizar la variabilidad de los mismos y medir su rango extremo, y si existe correlación y grado de la misma. 

Conclusión.- Poderse ordenar por baremo académico se podría, incluso las posibles deficiencias del método actual de baremar se podrían corregir en parte, primero baremando en base diez y segundo ponderando la nota media del alumno con la diferencia entre la nota media nacional y la nota media de la facultad. Incluso el sistema de baremación de los extranjeros tendría solución realizando una prueba de evaluación para la homologación de su título, tal y como proponen los decanos, y su baremo académico sería el obtenido en la misma.

Aún así y todo los resultados de la prueba actual de ordenación no se parecerían a los obtenidos mediante la ordenación por baremo académico. Existe variabilidad extrema entre los resultados del examen por intervalo de baremo académico, más cuanto más desagregamos los baremos académicos, independientemente de que existe una correlación, de forma global, entre el baremo académico y el resultado, parece que tanto mayor cuanto más desagregamos por subconjuntos de partícipes, españoles y extranjeros, recién licenciados y no, etc.

Como la variabilidad existe en todos los intervalos y además es muy extrema, todo apunta a que la causa de la misma es multifactorial siendo necesarios múltiples trabajos para su determinación, aunque todo apunta que es la falta de preparación intensiva la que propicia que una parte de los resultados sean muy bajos en todos los intervalos de baremo académico, lo que hace necesario establecer un mayor resultado mínimo que el actual para obtener nº de orden y poder asignarse plaza de formación especializada. No nos engañemos, sin una buena preparación ni siquiera un buen baremo te salva.

Nos quedamos sin poder realizar el estudio de correlación entre los recién licenciados españoles y por tanto sin medir si la variabilidad es la misma que en el conjunto de los examinados. Los recién licenciados españoles serán aproximadamente 4.000 y en breve comenzarán su preparación recién terminada la carrera, todos ellos podrían salir con la prueba ECOE realizada en la facultad formando parte de la licenciatura, por lo que habrían sido evaluados en sus habilidades clínicas y de comunicación, y el examen MIR podría volver a sus 250+10 preguntas adaptadas para recién licenciados. Cuantas menos preguntas tenga el examen más aleatorio será el resultado, y ese no es el camino para la objetividad, por el momento ha bajado a 225+10 y ya veremos en que termina, porque el año pasado se hizo muy largo en el intento de evaluar las habilidades clínicas y de comunicación para cumplir el imperativo de la ley.

2 comentarios:

  1. Anónimo6/6/11 16:18

    Hola Don Jose Maria, le escribo porque tengo una inquietud sobre una información ( rumor ) que he escuchado en el Hospital donde estoy como residente, el rumor es que supuestamente sanidad publica va a prohibir que los que ya tienen una especialidad hagan una segunda. Que sabe usted acerca de eso???

    ResponderEliminar
  2. Anónimo dijo...
    Hola Don Jose Maria, le escribo porque tengo una inquietud sobre una información ( rumor ) que he escuchado en el Hospital donde estoy como residente, el rumor es que supuestamente sanidad publica va a prohibir que los que ya tienen una especialidad hagan una segunda. Que sabe usted acerca de eso???

    06/06/11 16:18

    No se nada de eso y me suena muy raro, hoy no está permitido repetir la misma especialidad pero no hacer una nueva.

    ResponderEliminar